martes, 27 de abril de 2021

Arreglar el Sur y no arreglar lo del Sur (I)

 

En los habituales "Análisis" que nuestros compañeros de Paradigma Media Andalucía publican mensualmente, en abril vuelven a incidir en la falta de equidad que vienen teniendo de forma histórica los repartos desde el Estado hacia nuestra tierra, Andalucía. Un mal endémico que seguimos consintiendo a pesar de la situación de extrema precariedad que sufrimos siendo un territorio rico en todos los aspectos. Como viene siendo habitual en estos "Análisis", merece la pena su lectura detenida e incluso repetida. 

Fuente: Paradigma Media Andalucía

Juan Manuel Moreno Bonilla, Presidente de la Junta de Andalucía

     Los bienes y servicios que están en el mercado son cosas y tienen precio. Los servicios públicos no han de estar en el mercado, y por tanto no han de tener precio, aunque sí tienen un coste, menor que el de mercado si se gestiona eficientemente, ya que no buscan beneficio empresarial y reparto de dividendos, sino el beneficio social. 

    El mercado iguala de hecho mercancías muy diversas en cuanto a su naturaleza y cantidad, mediante su precio (un café con leche tomado en un bar es igual a un kilo de naranjas, si pagamos lo mismo por ambos). Pero las Administraciones deben igualar la accesibilidad a los servicios públicos de todos y cada uno de los miembros de la sociedad, mediante el criterio de equidad, y no intentando valorar exclusivamente el coste de los mismos e igualarlo, enorme error que continuamente es cometido por los gestores de lo público, y que conlleva la generación de desigualdades, y por ende de discriminación de parte de la sociedad. Sin embargo usan índices basados en costes y no en accesibilidad a los servicios públicos, y lo hacen de forma que incrementan la brecha preexistente entre territorios, ya que anteponen criterios de necesidades político-partidistas a criterios sociales.

   Cuando se constituye el sistema para “valorar” las necesidades de gasto de los servicios públicos esenciales en cada CCAA, se procede a implementar un mecanismo que divide la población en 7 grupos de edad, y a ponderar con diferente valoración las necesidades de gasto de cada uno. La cuestión no es baladí, ya que según se realice la división por edad, y se usen diferentes variables para determinar la citada necesidad de gasto, así como las ponderaciones de las diferentes variables consideradas, obtendremos resultados muy diferentes, cuya validez desde el punto de vista de la equidad puede resultar más que cuestionable. Así, por ejemplo, si no introducimos como variable la cantidad de población en exclusión o riesgo de exclusión social en cada territorio (que de hecho no se incluye), obviamos uno de los principales parámetros que contribuiría a la equidad de las políticas. Así, la valoración sesgada de las necesidades tiene su reflejo en el cálculo de la distribución de recursos por CCAA.    

lunes, 26 de abril de 2021

Es el mercado, amigo




Rafael Juan Ruiz
Colectivo Prometeo

8.300 personas en CaixaBank y 3.800 en BBVA. Estas han sido las noticias con las que esta semana hemos sentido, una vez más, trabajadoras y trabajadores, que el yugo del capitalismo sigue apretando y fuerte. La noticia, no por esperada según las tendencias, ha caído como un martillazo sobre decenas de miles de familias que ven peligrar sus ingresos en una etapa en la que ya hemos vivido la primera fase de una nueva crisis, encadenada a la anterior y que, hasta ahora, había castigado sin piedad a las personas más vulnerables, aquellas que carecían de empleo o cuyos ingresos eran irregulares y fuera de la normativa contractual. Millones de personas que vivían de trabajos sin declarar por culpa de su precariedad vieron el año pasado como la pandemia y el confinamiento les hicieron perderlos. Y sin ayudas reales de las instituciones (el IMV ha sido el fiasco que todo el mundo auguraba -menos el “gobierno más progresista de la historia” y los medios serviles al capital-; las comunidades autónomas han retirado o menguado las rentas de inserción, etc.)

Ahora llega el segundo paso, también anunciado desde la lógica neoliberal: los recortes de plantilla en grandes empresas y en las administraciones públicas. Todo ello amparado por la legislación laboral vigente desde 2012 (y reformas anteriores) que permiten los despidos libres y casi gratuitos.

domingo, 25 de abril de 2021

Pablo y las balas.Pedro y el lobo



Juan Rivera

Colectivo Prometeo


Aunque el título suene a “cuentos de Calleja” para desgracia de este país llamado España1 no lo es.

El pasado viernes 23 de abril en el debate de la SER la representante del Franquismo se hartó del disfraz y nos regaló un desnudo mental integral. Al grito de “ ¡Fuera máscaras!” enseñó su verdadero rostro de intolerancia y odio negándose a condenar un acto terrorista ( envío de 4 balas de CETME a Pablo Iglesias, 2 al ministro del Interior Grande Marlaska y 1 a la directora de la Guardia Civil María Gámez, acompañadas de sus correspondientes amenazas de muerte escritas),mientras previamente pregonaba que no creía a su interlocutor y todo era una invención.

La hija de inmigrante cubano,azote de personas nacidas fuera de nuestras fronteras -como su padre – a los que niega el pan y la sal, siguió al pie de la letra el manual del abusador, acosador o verdugo.

A sabiendas encarnó nítidamente la idea expresada por Ernest Hemingway en su discurso del 4 de junio de 1937 ( “Fascism is a Lie", Carnegie Hall de Nueva York) al II Congreso de Escritores Americanos: “El Fascismo es una mentira contada por matones”2

    Y pudo dar esa vuelta de tuerca consciente de tener un as en la manga llamado “IM-PU-NI-DAD” . La que le han otorgado en estos años los medios de difusión ideológica artífices de una campaña de blanqueo gratis que hubiera hecho las delicias de cualquier empresa de detergentes. El premio de ser disciplinado y estar siempre dispuesto a ladrarle a quien señale la "vox" del amo.

   Esos ABC, La Razón, Herrera,Losantos, La Sexta, Antena 3, Tele 5 (premio ex aequo 3gran encalador” a los informativos de Vallés y al “entretenimiento” de Motos o Quintana)...empeñados en una Cruzada para normalizar los mensajes de la ultraderecha y crear un “ rostro humano” a sus adalides. Aunque para ello tengan que inundar de mensajes basura y seudoperiodistas que la arrojan a todas las tertulias radiofónicas y televisivas habidas y por haber ¿ qué hubieran hecho si las amenazas de muerte las hubieran recibido Ayuso,Abascal o cualquier “ negacionista”?

Conociendo el tratamiento que estos hiperideologizados medios le dieron a lo ocurrido en Vallecas, (obviaron en todo momento que fue el “ Caudillito “ quien rompió el cordón policial que provocó cargas y detenciones en los días posteriores) y lo que les gusta enseñar una piedra,imagina la cantidad de cargadores de bala y caras con diana pintadas que hubiesen mostrado -al grito de “¡Todo es ETA!”- para ilustrar al pueblo español sobre la gravedad de las amenazas recibidas.

Pero si las personas a las que se intenta intimidar están en la orilla Izquierda mejor el silencio.” Estos comunistas – bolivarianos no saben aceptar una broma” piensan.

25 de Abril, Revolución de los claveles:"El pueblo que manda, ordena"

 


jueves, 22 de abril de 2021

Ayuso: lecciones para la izquierda

www.nortes.me 

Manuel Monereo y Francesco Campolongo

  Es una pregunta constante: ¿cómo es posible que una persona como Ayuso pueda ganar ampliamente en las próximas elecciones madrileñas? Las opiniones son muchas y las descalificaciones abundan, pero hay pocas respuestas. Fuera de Madrid aún más. Intento responderlas partiendo de dos tesis: 1) el carácter (contra)revolucionario del proyecto neoliberal es porque pretende (y lo consigue) ser irreversible; es decir, que gobiernos posteriores se vean obligados a tener que moverse en el horizonte neoliberal; 2) la clave que hace posible esto (lo podríamos llamar la paradoja Hayek) es el Estado; mejor dicho, una nueva relación entre el Estado y la sociedad que lleva aparejado un intervencionismo masivo de los aparatos y las instituciones públicas. El capital en general, y el neoliberalismo en particular, necesitan imperiosamente del Estado para perpetuarse; en tiempos de crisis mucho más.
   Para entender, desde estas premisas, lo que pasa en Madrid hay que hablar de un proceso que lleva tiempo, una práctica sistemática, alianzas sociales y un proyecto claro desde el principio. El PP lleva gobernando en Madrid 26 años, “tamayazo” por medio. Ha ido creando una coalición social y económica que sitúa en su centro a las grandes corporaciones y aprovechándose sistemáticamente de ser la capital del Estado. Desde el primer momento, los sucesivos gobiernos han tenido claro que la clave estaba en cambiar la sociedad y que, para esto, el gobierno de la Comunidad iba a ser decisivo. Privatizaciones, externalizaciones y compromiso sistemático de los intereses de la patronal han sido la parte más visible de una estrategia política que pocas veces ha sido puesta en cuestión.

viernes, 16 de abril de 2021

Vallecas: Manifestación


 

¡¡¡ A Desatar!!!

 


Manuel Delgado Milán



Democracia significa que el pueblo manda, que se manda a sí mismo. Significa que el pueblo obedece la ley porque ha sido él quien ha legislado. Significa que nada está fuera de su campo de decisión y, por tanto, que cualquier ley anterior puede ser reformada o simplemente derogada.

Ayer mismo se decidió combatir con más eficacia la violencia contra la infancia. Entre otras modificaciones se propuso por la Ministra Ione Belarra de UP que estos delitos no prescriben según las reglas normales, sino que, como excepción a ellas, los tiempos de prescripción no comienzan hasta que las víctimas no cumplan 35 años. Naturalmente hay muchos motivos para que así sea. Los había durante décadas lo mismo que ayer, para que, no una mayoría de los representantes, sino todos, propusiera y votara esta y otras reformas que recoge este proyecto de ley, que ayer pudo iniciar su camino en el Congreso. Eso sí, con el rechazo de Vox, a quienes la infancia no les importa, y sobre todo si son menores inmigrantes, no acompañados, los considera enemigos de la sociedad.

Este es un ejemplo de decisión democrática sobre lo que no nos gusta, a la mayoría, y en definitiva de normalidad democrática. No corrió lo mismo cuando se reformó la Constitución a las órdenes de Merkel, en el mes de Agosto, por acuerdo de Zapatero y Rajoy, para tranquilizar a los mercados de deuda, garantizando su pago por encima de cualquier gasto en Sanidad, Educación o Dependencia, y abrir un proceso de deterioro de todo los servicios públicos, que, por ejemplo, estos meses se está pagando con muchas muertes evitables.

jueves, 15 de abril de 2021

Ladran, Julio, señal que cabalgamos



 

Jorge Alcázar
Colectivo Prometeo

Desde la izquierda nos hemos equivocado muchas veces. Tanto es así que medio en broma medio en serio podemos trocar aquellas palabras del Che por “Hasta la derrota siempre”.

Nuestros errores, tanto de naturaleza política como estratégica o táctica nos han llevado en muchas ocasiones a la desesperación o la incertidumbre, pues bien como dirigentes o militantes, o ya sea como simples simpatizantes, hemos sentido esa frustración que produce no casar bien el ejercicio programático y discursivo con la labor en las instituciones y a ras de calle.

Son muchos los momentos a lo largo de nuestra experiencia y acervo en los que hemos tenido el vértigo propio del que se asoma al abismo que supone hacer política para transformar, y no entender la política como un mero ejercicio de contemplación de la realidad desde el sillón del privilegiado, sabiéndose en la seguridad que la misma da al que así la vive, y de la cual se sirve.

domingo, 11 de abril de 2021

La batalla electoral en Madrid: ¿creyentes contra ateos e infieles?

Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, en un colegio

Antonio Gómez Movellán. Presidente de Europa Laica


En España los bloques socio religiosos, en materia política, no han estado, en las últimas décadas, excesivamente polarizados ya que la mayoría de la población se declaraba, hasta bien entrados los años 90, católicos en un 80%. Es cierto que durante todo el siglo XIX y principios el siglo XX la religión y la política estaba muy relacionado, pero era más un aspecto relacionado con la aspiración social de la libertad de conciencia, el laicismo y la república como forma de gobierno en un país con un atraso finisecular e intolerante en materia de convicciones, donde la única religión posible era el catolicismo.

En la democracia, tras 40 años de nacionalcatolicismo, los partidos mayoritarios e incluso los minoritarios, se adaptaron a la sociología religiosa y obviaron entrar en conflicto con la Iglesia católica en asuntos tales como el divorcio, el aborto, la escuela católica etc. y mantuvieron, y aún mantienen, a la religión católica como la religión semioficial del Estado (financiando el clero y las escuelas católicas y manteniendo muchos privilegios); incluso el Partido Comunista estuvo décadas sin cuestionar el vergonzoso concordato con la Santa Sede de 1979 y solamente en el año 1994, Izquierda Unida fue el primer partido político que planteó un programa laicista en unas elecciones.

Democracia orgánica

 


 

 

Juan Rivera

Colectivo Prometeo

La primera frase que me vino a la cabeza para titular estas líneas al ver la “enternecedora” imagen en la que en Vallecas un ultraderechista y un policía se abrazan - mientras parecen prometerse “amor eterno” con un “selfie” de testigo–fue la de “¡Quédate con quien te trate como trata un antidisturbios español a un franquista!”. Sal gorda para digerir la indignación.


Luego rondó, parafraseando a Italo Calvino1democracia demediada”. Al final tras volver a visionar las escenas de cargas y los gestos de los “patriotas de banderita, brillantina y naftalina“ que se movían como pez en el agua entre uniformados que enfundaban la porra aún caliente para llevar al “cayetano amigo” entre algodones, se terminó imponiendo “ democracia orgánica”.

Ya sabes, ese peculiar término acuñado por el Franquismo (*) para definir su sistema político.En él  la palabra “democracia” la anulaba el adjetivo “ orgánica” y tras rechazar voluntad popular, sufragio libre, parlamentarismo, partidos políticos…concentraba lo “atado y bien atado”2 en “alcaldes a dedo, sindicatos verticales, iglesia paniaguada,ejército ahormado, jueces falderos y fuerzas de seguridad adoctrinadas en intolerancia”. Pura esencia patria donde la voluntad política siempre terminaba expresando lo que le salía de los órganos al “jefe supremo:Paca la Culona”3.

 Cuarenta y seis años después de su muerte da la impresión de que intentan llevarnos otra vez a la casilla de salida, con el cansancio, asco y hastío que produce la sensación de lo ya visto.

Las repetidas escenas de confraternización ” gente de orden/ fuerzas de orden” que la pandemia nos está regalando han hecho aflorar del pozo de mis recuerdos imágenes de inquietantes parecidos de fines de los 70, principios de los 80 ( agresión de Fuerza Nueva a la manifestación pro autonomía de 2 de diciembre de 19794 en Córdoba con múltiples heridos, protesta universitaria en Las Tendillas tras el asesinato de Yolanda González5) que pensaba desterradas para siempre.


Esta reflexión se centra en el evidente peligro de involución que España corre si se normaliza con el voto el eje PP+ Vox y no  en la disputa surgida en sectores de la Izquierda sobre la forma más adecuada de  frenar al Fascismo.

Si no hacerle el caldo gordo e ignorarlos como ha ocurrido en Vicálvaro (eso sí, con una pancarta impagable: Abascal no hemos podido venir a recibirte porque estamos trabajando. Y tú, ¿“pa” cuando? “) o demostrar la repulsa a pie de obra como los vecinos de Vallecas hicieron aún a riesgo de servir de altavoz a las propuestas racistas, xenofobas, clasistas, misóginas, homófobas...pero totalmente complacientes con el Capitalismo Salvaje que preñan el discurso de la ultraderecha ( aunque coincida con mi querido Pedro Antúnez que lo que más daño le puede hacer al “ caudillito” neofranquista es repetirle el mantraPonte a trabajar”, posibilidad de la que huye como el gato escaldado del agua fría.Ha logrado llegar a los 44 años sin doblar el espinazo, sin curro reconocido fuera de la política y encima dando lecciones.¡Qué arte “pisha”!).

lunes, 5 de abril de 2021

Otras visiones, otras lecturas: Comunicado de Andalucía Laica

 

Andalucía Laica responde a las declaraciones de Teresa Rodríguez sobre la Semana Santa

Ante las recientes declaraciones de la diputada andaluza Teresa Rodríguez (*), Andalucía Laica le recuerda que, de acuerdo con la aconfesionalidad del Estado recogida en la constitución de 1978, el que un Ayuntamiento participe en cultos religiosos no es respetar la fe, sino incumplir con ese principio constitucional y con la neutralidad requerida a los y las representantes institucionales, que lo son de toda la población. Además de que traiciona el acuerdo  pactado por los partidos de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, que dice explícitamente: “no se promoverán desde el Ayuntamiento ritos ni celebraciones religiosas de ningún tipo y no se financiarán directa ni indirectamente actividades confesionales”.

 

Es preocupante el que Teresa Rodríguez, en sus declaraciones, parece renegar de la historia laicista del liberalismo y de la izquierda social de los siglos XIX y XX, y hundirse en la tentación populista de la mayoría de los políticos andaluces de mezclar la religión con la identidad nacional y el poder público, tal y como hizo, por ejemplo, el nacionalcatolicismo, que utilizó la Semana Santa para recatolizar el país y ofrecer una visión fascista imperial.

jueves, 1 de abril de 2021

Necedad humana frente a fanatismo religioso



Pepe Aguza
Colectivo Prometeo.


    Está claro que el ser humano no escarmienta y sigue ignorando la realidad de esta pandemia, que tantos miles de contagiados y muertos está causando no sólo en nuestro país si no a nivel mundial. Somos tan irracionales e inconscientes que hacemos caso omiso a recomendaciones y normas para evitar su contagio, a pesar de que la consecuencia más inmediata sea la Muerte.

Si bien la primera oleada, cogió a todo el mundo de imprevisto ante el desconocimiento de la enfermedad, algunos países como China, Corea del Sur, Nueva Zelanda o Finlandia, reaccionaron rápida y enérgicamente ante la crisis que se avecinaba y consiguieron contener su expansión. Sin embargo la mayoría de Estados no quisieron reconocer los peligros que suponía el virus y su facilidad de transmisión, así como sus diferentes mutaciones y siguieron actuando alegremente, negando los riesgos que entrañaba y produciendo cientos de miles de contagios y muertes.

Nuestro país, dado al jolgorio, fiestas, celebraciones, al turismo, sol y playas como principales fuentes de economía (en lo que le han convertido), tampoco quiso mantener una actitud rígida de acción, aparte de las múltiples contradicciones del Gobierno y la actitud de confrontación de la oposición que tampoco ha favorecido el bloqueo de las sucesivas oleadas, provocadas por falta de unanimidad de actuación en las distintas Comunidades, fronteras abiertas y celebraciones de actos, puentes festivos y Navidades, con el supuesto pretexto de “salvar la Economía, en vez de la Vida”.

Cuando se produce un grave accidente, un atentado o cualquier tragedia, los medios de comunicación dan una importancia enorme y aunque bien es cierto que con la pandemia, están diariamente en candelero, la opinión pública ya no toma en consideración ni les preocupa las miles de muertes que el virus está causando.

A principio de la crisis, todo eran espectáculos teatrales y aplausos desde los balcones a los “abnegados sanitarios que arriesgaban sus vidas”, sin embargo pronto todo se olvidó y la vida seguía como si la enfermedad fuera de otros. La lucha por la Sanidad, la Educación o los Servicios Públicos quedaba sólo para campañas electorales.

La Semana Santa y los regidores municipales

Antonio Gómez Movellán
Europa Laica
Fuente:Laicismo.org
 
Martínez Almeida, el alcalde de Madrid, se distinguió cuando era concejal, durante el desaprovechado y malgastado periodo de la alcaldesa Manuela Carmena, por cultivar un lenguaje mordaz y ser el martillo de herejes de la izquierda “progre” y todo ello con un gracejo castizo muy del gusto de los ultraconservadores de la ciudad. Almeida utilizó, para hacerse valer en ese momento de oposición, una pócima mágica para encantar a sus seguidores: ultra liberalismo económico y tradición castiza; muchas veces esa tradición castiza la mezclaba con el catolicismo, aunque, en este último aspecto, le era difícil competir con la alcaldesa Carmena que también cultivó, durante sus cuatros años malgastados, ese catolicismo castizo madrileño que degrada el laicismo institucional al que deberían los alcaldes estar obligados.

Pero, ahora, el concejal convertido en alcalde, ha ganado popularidad y también peso en el PP. Popularidad porque durante la pandemia ha lanzado una campaña de propaganda sobre su propia figura basada en la campechanía y en la firmeza contra la izquierda que él denomina, despectivamente, “progre”. Hasta Felipe González, en plena pandemia, sucumbió a la propaganda zafia del alcalde madrileño: “Me ha sorprendido gratamente que este hombre esté al pie del cañón y tenga la humildad de contar con otros y compartir experiencia“, declaró González en claro tiro de jabalina al gobierno de coalición contra el que había estado conspirando antes incluso de su constitución. Hasta la cabeza de la inexistente oposición en el ayuntamiento, Rita Maestre, fue arrastrada, en Navidad, por el católico alcalde de Madrid para hacerse una foto familiar delante del gigantesco belén católico que hizo instalar en el hall del ayuntamiento.

En Imágenes: Goval

Colectivo Prometeo