miércoles, 15 de julio de 2020

Autocríticas



Juan Rivera 
Colectivo Prometeo

      Para analizar con alguna solvencia los resultados de las elecciones gallegas y vascas del pasado domingo, intentemos primero desterrar de la tramoya política los elementos de “atrezzo” de los que solemos abusar la Izquierda .
    En primer lugar, enterremos la quijada de burro de Caín, con la que machacamos la cabeza del “camarada y sin embargo enemigo” en cualquier  disensión interna que se cruce en nuestro camino.
    También convendría alejar los espectáculos teatrales de autoflagelo histriónico, ateos remedando a los “picaos” de San Vicente de la Sonsierra haciéndose trizas las espaldas con el látigo por los errores propios y ajenos. Y mientras entonan a coro el “mea culpa”, la asamblea que hasta ayer los aclamaba hoy grita: “Humíllaos más, humíllaos un poco más que atrás no se oye bien”.
    Ni por supuesto permitir a los dirigentes de turno  que pretendan solventar la papeleta con un “bostwano “ en el que el interpelado -lleve coleta o triángulo rojo- , sosteniéndose con muletas al tener las piernas partidas tras el batacazo ( electoral) resuelva la situación con un simple: “Lo siento.Me equivoqué.No lo volveré a hacer más” . Aunque tengamos la tranquilidad de saber que el compungido no tiene decenas de millones en paraísos fiscales ni amiguitas con caprichos pagados a costa del erario público.
     Con estas premisas intentemos sacar alguna conclusión del desolador paisaje que anteayer volvió a ponerse delante de la Izquierda transformadora. Antes de nada una verdad de perogrullo.Si hubiera que calificar el resultado con dos palabras, las elegidas serían “ Desastre total” en Galicia y “ ¡Vaya hostia!” en Euskadi.
     No se puede definir de otra manera pasar del 19'03% de Marea al 3'93% de Galicia en Común o del 14'86 al 8'03 en el País Vasco. Con el agravante en el primer caso de perder de camino toda la representación parlamentaria.
    Es verdad que la situación admite matices pues la curva descendente ya estaba muy marcada en las elecciones generales gallegas de noviembre de 2019 cuando se obtuvieron el 12'66 y 106 mil votos ( un 52% más que ahora). Por cierto también es llamativo- aunque pase desapercibido entre los medios de difusión ideológica- el resultado de Vox. En las generales obtuvo un 7.8 y ahora un 2.03 con lo que tampoco pueden sacar pecho de legionario y desfilar con la cabra. Pero el mal del otro no dejaría de ser un consuelo para tontos que no sirve ni de clavo ardiendo al que agarrarse.
Esa situación no se daba en el País Vasco donde se mantuvo un 15'41 % de los sufragios en las generales pasadas y ahora se ha producido la contundentemente caída .
   Siguiendo con los datos "la cuenta la vieja" que hacían nuestras abuelas  parece que la fuga está localizada. Los votos no se han movido de sector ideológico pero cambiaron la bandera.Tienen toda la pinta de haber engrosado al nacionalismo de izquierdas representado por el BNG y EH Bildu. Los primeros pasan del 8.33 al 21.06 y los segundos del 21.6 al 27.84. Casi un encaje de bolillos.
    Y ahora vuelven las dos preguntas que tantas veces han acompañado nuestra militancia,sufridora  en sus carnes de lo poco que suele durar la alegría en la casa del pobre: “¿ Por qué?” y “¿Qué hacer?”. Otra vez  el título de Lenin ( Что делать?/¿Qué hacer? ) sobrevolando los análisis.
    Los "porqués", como los gustos, son variopintos y es reconocida la soberbia capacidad ( solera pura) que tenemos para elaborar listas de fallos que hacen palidecer  la de los reyes godos.Por aquí dejo – desde la comodidad de la barrera, por eso no le arriendo ganancias a quienes están en el día a día de la gestión- algunos de los míos.
    Me refiero a los "porqués" propios.El tener a los medios y periodistas paniaguados disparando a  la yugular o recibir los ataques furibundos de los lameculos de todos los Amancio Ortega que en España son, vienen en la nómina. Ante ellos debemos estar vacunados.
    Con la pequeña legitimidad que da tener claro que Unidas Podemos "son los nuestros" y que en su creación el Colectivo Prometeo encabezado por nuestro querido Julio volcó todos sus esfuerzos, resaltaría algunas taras a mi entender evidentes:

lunes, 13 de julio de 2020

No todo vale



Remedios Copa
Colectivo Prometeo

Asistimos con estupefacción a todo tipo de patrañas, mentiras, incluso calumnias y descalificaciones de cuanto hace el Gobierno legítimamente elegido y conformado por consenso; observamos como ante situaciones similares a las llevadas a cabo por el Gobierno del PP, se interpretan de forma diametralmente opuesta cuando la actuación la lleva a cabo el actual Gobierno de coalición.

Un ejemplo de cómo se desnaturaliza una actuación es la destitución del coronel Pérez de los Cobos y las acciones por las que le pidió explicaciones el Gobierno. Para empezar, los cargos de confianza, en la legislación actual, son de libre designación; esto quiere decir que la misma autoridad que le nombra lo puede cesar. Ocurre que a veces se mantiene el nombramiento a la misma persona que estaba ocupando el puesto aunque cambie el cargo que le nombró, porque el nuevo decide seguir contando con él, y otras en que lo releva lo mismo que puede relevar a cualquiera que haya nombrado.

Hasta aquí llegó



Fuente:Mis comentarios mundanos blogspot


Manuel Delgado Millán


Seré duro, no siga leyendo quien tenga poco espíritu. No se puede seguir callando más. Sabemos de sobra que lo primero es que la gente coma, que tenga todo lo que exige la dignidad humana. Pero eso no impide, sino que obliga a que cada uno digamos alto y claro lo que debe ser dicho para salvar la Dignidad de España, y de las y los españoles como pueblo. Callar empieza a ser ya complicidad, así que por mí no va a quedar:
Dicen que una si no la principal razón de ser de un Jefe del Estado, del primer dignatario, es, como la palabra indica, ser la imagen de la Dignidad de un país. Las empresas cuando el famoso que las promueve en los anuncios mete la pata, lo cambian. Incluso les piden daños y perjuicios si el escándalo se los causa.

jueves, 2 de julio de 2020

" El Viejo Topo": Dossier Julio Anguita






El número doble de la Revista " El Viejo Topo" correspondiente a los meses de Julio / Agosto de 2020 viene con el especial "Julio Anguita: Ética y Política en tiempos adversos". En su sumario encontramos:
Julio Anguita en los combates de nuestro tiempo
por Víctor Ríos
Las Córdoba de Julio
por Juan  Rivera
Julio Anguita y la pinza
por  Juan Francisco Martín Seco
Forjar contrapoder: Julio Anguita y los movimientos sociales
por Manolo Cañada
El maestro incombustible
por Yayo Herrero
Julio Anguita: antes y después
por Pepe Gutiérrez
El miedo a España. La Europa de Maastricht como alternativa
por Manolo Monereo
El hoy y el mañana: razones para nuestro compromiso
por Julio Anguita

martes, 30 de junio de 2020

Pablo o el odio de clase


No hace demasiado tiempo, comentaba con Julio Anguita una vieja historia que me sorprendió mucho. Me refiero a que varios medios de comunicación del país estuvieron yendo periódicamente al instituto donde trabajaba para comprobar si, efectivamente, iba a dar clase, cómo lo hacía y, sobre todo, si faltaba. Hace poco me referí a esto en un artículo sobre la muerte del que fuera coordinador de IU.

La expresión que surgió era odio de clase. He reflexionado mucho sobre eso. Me parece un rasgo característico de todas las oligarquías y, específicamente, de la española. Cuando las clases dirigentes son cuestionadas profundamente y con éxito, el sentimiento contra los antagonistas es muy fuerte, se convierte en un rechazo visceral, en una hostilidad existencial. Los privilegios se heredan, componen una actitud, un sentido de la vida y organizan imaginarios grupales. ¿Quién son estos para oponerse a nuestro mando?, ¿con qué derecho? Y, sobre todo, ¿para qué? Nuestra burguesía patrimonialista siempre ha tenido una visión jerárquica del mundo y un desprecio militante a la plebe, a los desarrapados, a las clases “peligrosas”. Esto no solo no ha cambiado, sino que se ha acentuado en estos tiempos de crisis y desarraigo.

lunes, 29 de junio de 2020

Martes 30: presentación del libro " Vivo como hablo"


 
Mañana martes, 30 de junio, a partir de las 9 de la noche se presentará el libro póstumo de nuestro queridísimo Julio " Vivo como hablo"
    Será en el patio del Centro Social "Rey Heredia" y en el acto intervendrán nuestra compañera del Colectivo Rosa Blanco, el editor Ricardo González, el profesor universitario Antonio Manuel, autor del prólogo y nuestro compañero del Colectivo Juan Rivera, autor del epílogo.
    Os esperamos

Ladrillo geriátrico y Capitalismo en tiempos de Pandemia


Remedios Copa
Colectivo Prometeo
Vivimos una situación caótica provocada por la pandemia que merma la población de nuestros ancianos porque son el segmento de edad más sensible y en el que se ceba con especial virulencia. 

Si analizamos esa escandalosa incidencia en la población de más edad, encontramos en primer lugar que la mayoría de los fallecidos vivía en residencias de gestión privada en las que sus condiciones de vida ya eran de por sí deficitarias y eso contribuye a que los ancianos tengan pocas defensas. Sin una buena alimentación acompañada de cuidados físicos y emocionales adecuados, sus defensas frente a cualquier agente infeccioso están mermadas, independientemente de las patologías propias de la edad que puedan tener. 

Cuando a lo anterior añadimos que pocas de esas residencias tienen algún tipo de personal sanitario que supervise o controle habitualmente la salud de los residentes y que se trata de instituciones con un número excesivamente grande de plazas, los contagios entre pacientes, e incluso en el personal que trabaja en ellas, campó a sus anchas. 

viernes, 26 de junio de 2020

Del Gobierno de coalición al Gobierno bicéfalo

En el cartel del bar  debía poner:" No disparen al pianista, perdón, al militante"

Fuente: Cuarto Poder
Manolo Monereo

Que la señora Calviño era algo más que la Ministra de Economía, lo sabíamos todos. Pedro Sánchez la escogió cuidadosamente para tener cerca a los poderes europeos, conocer de antemano sus opiniones e intentar influir sobre ellos. La Ministra de Economía es la representación más genuina de una eurócrata, de una funcionaria de alto nivel que conoce todos los entresijos del poder y que mira a los Estados como si fuesen comunidades autónomas. Los eurócratas se sienten por encima de los Estados y los miran con una enorme desconfianza; están imbuidos de la idea de que, de una u otra forma, todo pasa por el Estado alemán y su doctrina oficial, el ordoliberalismo.

Conforme pasa el tiempo, el papel de Nadia Calviño es más importante. Los poderes económicos y sus periodistas favoritos la identifican con la ortodoxia económica, como la representante de la UE en España y como el contrapoder a Pablo Iglesias y a aquellos miembros del Gobierno que pretenden ir más allá de las reglas básicas que la UE ha constitucionalizado en casi todos los países. La “señora de negro”, como se le ha llamado, ha jugado también el papel de posible alternativa a Pedro Sánchez ante el supuesto de una ruptura del Gobierno en el marco de un agravamiento de la crisis.

¡Es el momento del cambio!


El Bosco: Ira (Los siete pecados capitales)


Juan García Ballesteros 
Colectivo Prometeo 


Aunque ya asomaba la patita, la aparente moderación de la derecha extrema ha saltado por los aires en los momentos más duros de la pandemia. La alianza del PP con las propuestas extremistas de VOX han marcado un peligroso camino de provocación con el Gobierno, en plena pandemia, con el único objetivo de derribarlo. Esta derecha reaccionaria es incapaz de aceptar el juego democrático, sólo, como ocurre en algunos países Latinoamericanos, es legítimo el Gobierno, cuando ellos son los ganadores. Su oposición, crispada y mendaz, sólo ha aportado al debate absurdos enfrentamientos que han desviado las discusiones, obviando lo realmente importante, buscar soluciones para frenar el covid-19. Pero su estrategia desestabilizadora no ha tenido éxito, ha fracasado. El PP se ha quedado con sus votos fieles de antes de la crisis. La ciudadanía no ha creído en sus mentiras, sus manipulaciones y su falta de iniciativas ante una situación tan dramática como la que estamos viviendo. 
¿Por qué el Partido Popular no ha hecho ninguna propuesta para solucionar la grave crisis social, económica y humanitaria? No es que no tenga programa, claro que lo tiene. Lo han aplicado con saña en los años que han gobernado desde 2011. Lo que ocurre es que en plena pandemia, la población confinada, con tantas víctimas, con el hundimiento de la economía, con millones de trabajadores en paro, con el cese de actividad de miles de empresas y los servicios sanitarios colapsados, no se ha atrevido a proponer lo que sería su modelo social y económico. Se hubieran encontrado con una fuerte y decisiva reacción social y eso hubiera sido su hundimiento. 

Contra el Neoliberalismo,después de la Unión Europea



La pandemia de Covid-19 ha desatado una tormenta global completa y es un punto de inflexión histórico. Se abrió la caja de Pandora, aparecieron todos los males crónicos del sistema capitalista hipertrofiado financieramente. El espectro de un estancamiento secular se cierne sobre la humanidad. Con el declive de la globalización neoliberal, estamos entrando en un período de grandes turbulencias y desastres sociales que también pueden abrir nuevas oportunidades para el cambio. En este contexto, es posible el riesgo de confrontación entre los partidarios del poder popular y los de un régimen autoritario. Los trastornos modificarán los equilibrios geopolíticos actuales, con el riesgo de un cataclismo devastador entre las grandes potencias.
La Unión Europea, debido a su fragilidad estructural y a sus contradicciones internas, no podrá resistir el próximo terremoto mundial. La pandemia del Covid-19 ha demostrado su incapacidad total para hacer frente a la emergencia y para reformarse. Alemania, el verdadero país dominante de la Unión, nunca ha dejado de actuar para sí misma, defendiendo obstinadamente sus rígidas reglas ordoliberales, a pesar de que demuestran ser insostenibles. Este dogma alemán y europeo se ejerce en detrimento de los países mediterráneos en particular.
Esto es lo que nos dice la reciente sentencia del Tribunal Constitucional alemán. El no a los eurobonos, es decir, sin mutualización de deuda, las herramientas existentes (Banco Europeo de Inversiones, BEI, Plan de apoyo para mitigar los riesgos de desempleo en caso de emergencia SURE, Mecanismo de estabilidad europeo MES) son como la cuerda que sostiene al ahorcado. Porque, de hecho, estos son préstamos, por lo tanto, nuevas deudas para los Estados cuyos títulos ya se consideran indeseables. Peor aún: para acceder a estos préstamos, los países tendrán que aceptar condiciones estrictas, entre ellas la eventualidad de ser vigilados estrechamente, incluso bajo una fórmula de protectorado. Esto los sometería, principalmente a Italia, a fuertes tensiones sociales y políticas, tensiones que podrían llevarlos a querer salir de la prisión del euro.

jueves, 25 de junio de 2020

Presentación del libro de Julio " Vivo como hablo"





Antes del confinamiento nuestro querido Julio Anguita estaba ultimando un libro que recogía sus escritos más significativos entre 2002 -2020. El próximo martes 30  de junio se presenta la obra.Allí estaremos

Andalucía, memoria y futuro.




Ángel B. Gómez Puerto. 
Doctor en Derecho 
 Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba. 

En la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba imparto una asignatura denominada “Instituciones Públicas de Andalucía” (Área de Derecho Constitucional), del Grado de Derecho, y del doble Grado de Derecho y Administración de Empresas, que tiene entre sus contenidos los fundamentos constitucionales del Estado de las autonomías, el proceso histórico de la autonomía en Andalucía, los principios rectores de las políticas públicas en Andalucía, los derechos y deberes que proclama el Estatuto de autonomía para Andalucía, nuestro sistema institucional, o la profundización en algunas políticas públicas andaluzas como la protección del medio ambiente y el fomento del empleo, entre otras cuestiones temáticas. 
En la primera parte recordamos elementos históricos clave, poniendo en valor los principales hitos del proceso de autonomía de Andalucía. Uno de ellos tuvo lugar en la ciudad de Córdoba, en 1919, donde se dio uno de los pasos más importantes de la construcción de la idea de Andalucía. En ese año se adoptó el Manifiesto Andalucista de Córdoba, que describe a Andalucía como realidad nacional, fórmula que precisamente recoge el actual Estatuto de Autonomía. Un año antes (1918) del cónclave cordobés se habían aprobado en la Asamblea de Ronda algunos de los símbolos de Andalucía: la bandera verde y blanca y el escudo. 
Unos años más tarde, en la II República, se impulsó de nuevo la aspiración política de Andalucía con la constitución de las Juntas Liberalistas de Andalucía, con la decisiva participación de Blas Infante, que aprueban el himno de Andalucía y redactan un proyecto de Estatuto. Lamentablemente, la Guerra Civil y la dictadura franquista interrumpieron ese proceso para la autonomía política de Andalucía, con el trágico fusilamiento de Blas Infante en agosto de 1936, una de las tantísimas víctimas mortales del franquismo. 

martes, 23 de junio de 2020

“Soy apolítico pero...”


Juan Rivera
Colectivo Prometeo

   Si una frase hecha destaca en el podio de honor de la hipocresía española es la que da título a este escrito.Se presenta también con la variable “yo no entiendo de política, pero...”.Tras formularla el autor del soliloquio tiende a  desarrollar un tratado de conservadurismo que haría las delicias de Donoso Cortés1 , hubiera pasado “cum laude” el filtro ideológico de la censura franquista y obtenido sin problemas el “nihil obstat”2 en cualquier tribunal de la Inquisición.
  Comparte el liderazgo con otra expresión  funebre  muy nuestra.Se aplica al difunto reciente y lo que comienza como una loa “ Era muy buena persona , pero...” termina convirtiéndose en un rosario de defectos porque tras el “pero” llega un ajuste de cuentas que haría las delicias de cualquier organización mafiosa.
Es curioso constatar como los teóricos neutrales agazapados tras el “apoliticismo” siempre disparan en la misma dirección.Debe ser que la frase viene de serie con atrofia en el punto de mira,
¿Que la corrupción de los gobiernos PP sale a la luz? Respuesta: “Todos los políticos son iguales”
¿Que se ha privatizado la Sanidad Pública con el afán de hacer caja y hemos  comprobado en nuestras carnes la debilidad estructural  provocada con la pandemia del Covid 19? La culpa es del Gobierno Central.
Aunque las competencias sanitarias estén transferidas a las comunidades autónomas y los procesos de recortes/ privatización/“externalización” de servicios públicos- en la ejecución neoliberal coinciden sin problemas el nacionalismo centralista y los periféricos- tengan un largo recorrido.
¿ Que se produce el drama de las Residencias de Ancianos privatizadas de la Comunidad de Madrid y la entrega de la gestión de las mismas a Encarnación Burgueño3, hija de Antonio Burgueño,ideólogo de la privatización sanitaria llevada a cabo por la Comunidad de Madrid en manos del PP? .La culpa es “del Coletas”.
¿Que la privatización del PP dejaba a la Sanidad madrileña en la UVI 4 tal como denunciaba el periódico La Vanguardia en mayo del año pasado al dejar un ratio de camas de 0.15 por cada 1000 habitantes frente a las 0.35 del conjunto del país? Visión de futuro
¿Que un medio  tan “pro Unidas Podemos” y bolivariano como El País de Cebrián y González hable que en la llamada “operación bicho”5 el gobierno de Ayuso encerró a los residentes mayores? Conspiración judeo-masónica-bolchevique.
Y así...

Córdoba: Defendamos la Escuela Pública




Frente a la idea de  Educación como negocio que el Trifachito quiere imponer: Movilización y lucha.
No dejes que te impongan  e impongan a tus hij@s su  retrógrado pensamiento


El nudo gordiano: el tiempo de las reformas es finito



Manolo Monereo

Hay la percepción de que el Gobierno ha ganado una batalla. No sabemos qué batalla y mucho menos cuales serán sus consecuencias. Las señales vienen de otro lado, de la coalición “Corona-75”, es decir, el frente amplio en favor de la monarquía y, específicamente, de Juan Carlos I, que va desde Felipe González hasta Santiago Abascal, pasando por Cebrián y llegando, cómo no, a Aznar/Casado, con Bono como maestro de ceremonias. Sus jefes, la trama oligárquica, están, como siempre, temerosos; ponen mucho dinero y no encuentran quienes los representen de verdad, con la profesionalidad requerida.

La coyuntura es contradictoria y positiva. El Gobierno no concita demasiados apoyos, pero sale bien librado del confinamiento. Las derechas, sin norte y habiendo fracasado en su estrategia de acoso y derribo. Lo peor, han movido con poca pericia a sus “núcleos duros” en los aparatos del Estado y han sido detectados. El CNI ha sido neutralizado pero el coste será alto y, más allá, obligará a una remodelación interna especialmente severa. ¿Realmente estaban en una operación golpista? Lo que parece seguro es que tenían claro que la ruptura del Gobierno era posible y que había que hacerlo antes de que se completara la desescalada. La rabia de algunos articulistas de cabecera y el desaliento de las derechas unificadas expresan el fracaso de una estrategia y conceden una tregua al Gobierno que este debe de aprovechar para definir programa y proyecto para una salida progresiva de la crisis.


¿Por qué definir esta coyuntura como contradictoria y positiva? Es bueno compararla con la coyuntura del 2008. En el Gobierno se mantiene la idea de que la crisis será en V y que la recuperación, la ministra Calviño dice, ha empezado. Creo que es un error de fondo, pero no es este el momento para desarrollarlo; tiempo habrá. Lo que no parece lógico es la consecuencia política que se saca de tal análisis. Puesto que la recuperación ha comenzado, se dice, no hagamos las reformas de fondo y esperemos a que la Unión Europea marque la salida. La “señora de negro” equivoca al Gobierno. Las reformas que no se hagan ahora no se harán en el futuro. El “tiempo político” siempre está tasado. El “momento” lo marca la pandemia y su fin la Unión Europea. Las personas, masivamente, se han convencido de lo que ya sabían: su libertad, su seguridad, depende de un conjunto de servicios públicos que hay que reforzar y ampliar. Las derechas y sus intelectuales orgánicos (fundaciones y demás medios especializados en emitir la única ciencia económica verdadera) no se atreven a decir lo que piensan y, hoy por hoy, la mayoría social no está disponible para escuchar las viejas cantinelas sobre los peligros de los déficits públicos, las maravillas de las privatizaciones o las ventajas seguros privados.

La batalla político-cultural y programática es fundamental en este momento. Por segunda vez en diez años, el Estado, el sector público tiene que rescatar al sector privado. Las crisis desvelan la realidad y en unos pocos días se aclara más que muchos años de debate ideológico, siempre que se esté a la altura y se acepte el reto. Sin Estado no hay economía y, a la hora de la verdad, este sale al rescate; eso sí, endeudándose hasta las cejas y poniendo en disposición de las empresas e instituciones privadas el erario público. ¿No ha llegado el momento de democratizar el poder económico? ¿no estamos en condiciones de crear una banca pública capaz de financiarse como la privada e impulsar proyectos e iniciativas para cambiar el modelo económico-social? ¿no ha llegado el momento para revertir las (contra)reformas laborales y reconstruir la “constitución del trabajo” a la altura de los desafíos de la época? Si el Estado, a la hora de la verdad, es quién decide, ¿no es llegado el momento para potenciar un sector empresarial púbico fuerte capaz de planificar el desarrollo, organizar el cambio de modelo económico y redistribuir renta y riqueza?

La reciente cumbre empresarial organizada por la CEOE define muy bien la situación. Todos pidiendo más y más fondos del Estado; todos quejándose de la escasez de las ayudas; todos definiendo proyectos que exigen compromisos de “seguridad jurídica” para inversiones futuras y que las reformas (bien pensadas y consensuadas con la patronal) se aplacen una vez se consiga superar la crisis. Da vergüenza ajena, pero es verdad: rescatadme, financiadme para recuperar poder económico y que pueda seguir mandando y definir el futuro del país. Hacedme fuerte para dirigiros porque no podéis vivir sin mí y menos contra mí. Lo de la seguridad jurídica es una artimaña zafia y de recorrido escaso. Su núcleo, no hacer reformas, no tocar las relaciones laborales, no redefinir un sistema fiscal justo y eficiente, no impulsar cambios de verdad que limiten el poder de los grandes oligopolios financieros, energéticos y empresariales. ¿Y si hacen, como en el pasado, “contra reformas? Eso sí, sería bueno, buenísimo, para la competitividad, para la creación de empleo y el futuro del país. Pónganle nombre y verán como conjugan con el poder de los que mandan.


Hay cuatro cuestiones que definirán el futuro de España y que harán posible que esta tenga futuro, es nuestro nudo gordiano a resolver positivamente. Primero, un Gobierno que se comprometa en serio con un proyecto de país; que sea capaz construir un nuevo modelo de desarrollo económico, social y ecológicamente sostenible. El consenso no puede convertirse en el derecho de veto de la patronal, más bien al contrario, debe fundar una alianza social con los jóvenes, autónomos, pequeños y medianos empresarios y unas clases trabajadoras que necesitan más poder, mayor iniciativa y más derechos. Segundo, paliar los efectos sociales de la crisis. Nunca ha habido un reparto igualitario de las crisis. Mientras que haya capitalismo y desigualdad entre clases sociales, no será posible; lo que cabe es amortiguar sus consecuencias sociales más negativas. El llamado escudo social tiene que fortalecerse rápidamente y la sanidad pública reforzarse de forma inmediata, con más medios, más personal y mejor coordinación.

La tercera y cuarta cuestiones son, en el fondo, una: ¿qué papel va a jugar España en la nueva división del trabajo que se está definiendo en la UE? ¿Qué modelo productivo y de poder? Las dos cosas están relacionadas y se superponen. La UE no es un club de beneficencia ni una esfera pública basada en la solidaridad. Como vemos cada día, hay ganadores y perdedores. Quien manda y aquellos que tienen que aceptar una posición subalterna. Alemania está definiendo su papel en el mundo; la UE está al borde de la implosión y sigue siendo el mercado preferente de los países del núcleo. Necesitan que siga existiendo y que lo haga en las condiciones requeridas. Siempre están dispuestos a pactar las diferencias que no supongan un cambio de dirección política.

El “maná” europeo no vendrá, será insuficiente y responderá a las decisiones de las instituciones de la Unión que, de una u otra forma, estará determinadas por el eje franco alemán. ¿Alguien cree realmente que los fondos europeos servirán para reindustrializar España, para crear grandes empresas capaces de competir con las alemanas o francesas? ¿Alguien cree que los fondos que vengan servirán para un desarrollo territorial de nuestro país más homogéneo y sostenible? ¿Alguien cree que las políticas de la UE servirán para ampliar nuestro Estado social, impulsar una reforma fiscal más justa y redistribuir renta y riqueza?

Se dirá que alguna de estas cuestiones depende de España, de nuestras políticas y de correlaciones de fuerza dadas. Es una medio verdad. Para desarrollar un nuevo modelo económico, social y ecológicamente sostenible, el obstáculo fundamental a superar será la Unión Europea. Hace unos meses, cuando afirmaba que estamos en una primera fase y que en la segunda nos encontraríamos con las duras reglas y las resistencias de la UE, se dijo que esta crisis era diferente y que la UE no sería un obstáculo sino una ayuda. Algunos callamos y, mucho antes de lo esperado, se empieza a situar en la UE el lugar o el espacio del enfrentamiento político en España. Que el PP defienda en Europa reglas estrictas para la concesión de ayudas a nuestro país, no debería extrañar. Lo suyo siempre ha sido un patriotismo de cartón piedra. Pero se debería ir más allá y reconocer la verdad que se tiene delante de los ojos y no se quiere ver: las reglas económico-financieras constitucionalizadas en los países de la UE expresan una alianza estratégica entre las clases dirigentes de esos Estados y las instituciones de la UE, garantizadas por Alemania. El ordo liberalismo alemán es la expresión política e ideológica de esa alianza entre los grupos de poder dominantes. Para decirlo con más claridad: la patronal, las derechas, los varios nacionalismos y la ministra Calviño están de acuerdo con estas políticas neoliberales y la defenderán hasta sus últimas consecuencias. ¿Pedro Sánchez?

Los poderes económicos están ejecutando una estrategia muy conocida: no enfrentarse directamente a las demandas de las poblaciones, dejar que el tiempo pase y que los verdaderos problemas de la pandemia aparezcan ante la opinión pública. Es lo que está haciendo la UE, dilatando los procesos, escenificando enfrentamientos entre buenos y malos para llegar, al final, a un acuerdo de síntesis. El verdadero “escudo del poder” de los que mandan y no se presentan a las elecciones es la UE y de ahí vendrá la señal para el enfrentamiento con las políticas económicas y sociales de un gobierno pensado para otras tares, para otras circunstancias y para un mundo menos trágico.

La Unión Europea vive en una forma de Estado de excepción: sus reglas han sido temporalmente suspendidas, las normas del mercado interior eludidas y las instituciones tomando iniciativas para evitar el fin de un proyecto que vive una crisis existencial. Ahora es el momento para realizar las reformas que nuestro país necesita, los cambios necesarios para resolver viejos y nuevos problemas que determinarán las condiciones de vida, trabajo y seguridad de nuestras poblaciones. Cambiar el modelo productivo exige cambiar “el modelo de poder”. Las reformas tienen un tiempo finito.

jueves, 18 de junio de 2020

El Ayuntamiento de Córdoba atenta contra los derechos humanos de las personas refugiadas en el Colegio Mayor Séneca echándolas a la calle



Nuestro Ayuntamiento de Córdoba ha procedido hoy a terminar de desalojar a las personas que han estado viviendo en el antiguo Colegio Mayor Séneca durante el confinamiento. Se trata de personas sin hogar que, incluso antes de que termine el estado de alarma, han sido puestos en la calle a pesar del ofrecimiento de la Universidad de Córdoba para que el Ayuntamiento siguiera usando sus instalaciones. Una experiencia más que positiva que ha supuesto la mejora en la calidad de vida y en sus perspectivas laborales de un buen grupo de personas y que el cogobierno de PP y Cs, en el que no se oye ninguna voz disonante de la ultraderecha de VOX, ha dado por finalizado demostrando lo que les importa las vidas de las personas. 

Os aconsejamos fervientemente el editorial de nuestras compañeras y compañeros de Paradigma, publicado hoy y donde encontraréis el enlace a la noticia que también publicaron ayer sobre el tema. Un motivo más para plantar cara a estas clases dirigentes que solo se acuerdan del reparto de millones cuando se trata de beneficiar a los que de verdad mandan y a quien gustosamente sirven durante largas vidas de cargos públicos.

Podéis entrar en el editorial pinchando el enlace siguiente o sobre la foto de portada

https://paradigmamedia.org/el-ayuntamiento-de-cordoba-atenta-contra-los-derechos-humanos-de-las-personas-refugiadas-en-el-colegio-mayor-seneca-echandolas-a-la-calle/

Colectivo Prometeo: Comunicado





En la Asamblea General celebrada ayer miércoles 17 de junio, primera tras el confinamiento y, lamentablemente, tras el fallecimiento de nuestro compañero Julio Anguita, el Colectivo Prometeo se fijó como actividad principal la celebración en Córdoba de un Foro-Homenaje en su memoria.

            Si la situación del país lo permite intentará celebrarlo en la segunda quincena de septiembre. Pensando que el mayor tributo a la vida y obra de Julio es el trabajo y la reflexión-elaboración colectiva, el encuentro aunará las vertientes política, social, cultural y humana, pretendiendo que la fórmula sirva para sumar voluntades que ayuden a la consolidación de una Sociedad Civil Fuerte, base esencial para conseguir una España más justa y solidaria.

            Como eje central del encuentro se situará el Manifiesto “El Hoy y el Mañana: Razones para nuestro compromiso”, llamamiento en el que trabajó Julio en abril que ha sido apoyado con la firma de casi 7000 personas de todo el Estado, y que supone el último legado de nuestro compañero.

            Ayer solo se dio el primer paso hacia ambos objetivos. Se tratará de un Foro en el que se recuerde la figura de Julio Anguita y su entorno más cercano, pero también su faceta política y la de pensador y escritor. A ese Foro-Homenaje se convocará a toda la sociedad, organizada o no, en lo que se pretende que sea una conjunción de movimientos sociales, pero también de personas que crean en la necesidad de provocar un giro más a la izquierda de una sociedad en la que, tras mucho tiempo, vuelven a ganar posiciones los valores de la intolerancia, la individualidad, la agresividad y la imposición. En definitiva, los valores propios del fascismo.

Con este doble fin, el de tributar un merecido e inaplazable homenaje a nuestro compañero como a él le hubiera gustado, desde el trabajo y el compromiso, y el de abordar la puesta en práctica del manifiesto-llamamiento “El hoy y el mañana: razones para nuestro compromiso”, se crearon dos grupos de trabajo para dar los pasos necesarios para la consecución de ambos objetivos. No en vano, en el último mes se han sucedido numerosos contactos desde todo el Estado para colaborar en ellos.
           
Además, se eligió una nueva Junta Directiva del Colectivo -tarea pendiente por el confinamiento sociosanitario- y como Presidente a Juan Rivera Reyes, que sustituye en el cargo (tras 10 años de fructífera y reconocida entrega) al compañero Juan García Ballesteros.

Nos vemos en la lucha. Nos vemos en las calles. Nos vemos en el trabajo común.

martes, 16 de junio de 2020

Las muertes indignas



Remedios Copa
Colectivo Prometeo

Durante esta pandemia se han visto y escuchados cosas tan deleznables en relación con los ancianos que causan pavor y nauseas; pavor por lo que te pueda tocar si ya tienes más de 65 años y nauseas si eres una persona de bien y descubres lo que los gobernadores del poder económico global nos tienen reservado, o lo que algunos responsables de asistencia sanitaria y residencias de ancianos han hecho con ellos. Ambas responsabilidades (sanidad y residencias) son competencia de las Comunidades Autónomas y hay que reconocer que no en todas ellas se les dio el mismo trato a los ancianos que padecieron las consecuencias del Covid-19.

La mayoría de las muertes de ancianos que no han recibido tratamiento, o no han recibido el necesario y adecuado, se produjeron en las residencias privadas, destacando las de las Comunidades de Madrid, Cataluña, Galicia y alguna provincia, lo que no quiere decir que en otras reinara la perfección y no pudiera darse algunas situaciones similares.

lunes, 15 de junio de 2020

Por una Escuela Pública y Laica


De la crisis de régimen a la crisis en el régimen: ¿negociando la nueva restauración?





España lleva siglos vigilada por las grandes potencias” Alfonso Ortí.


Manolo Monereo

La acción/reacción funciona en política. Hubo una acción: el golpe de los poderes económicos-empresariales con el objetivo de modificar el modelo social y constitucional, usando la crisis económica como instrumento, bajo el impulso y complicidad de las instituciones de la Unión Europea. Hubo una reacción: el 15M, una rebelión ciudadana que denunciaba al capitalismo financiero depredador, a unas élites políticas sometidas a sus directrices y a unas instituciones cada vez más alejadas de la ciudadanía, de sus necesidades y demandas. En su centro: la casta, la trama; un bloque de poder que unificaba y organizaba a grandes empresarios, medios de comunicación, sectores significativos de los aparatos del Estado y una parte sustancial de la clase política.
Los que mandan y no se presentan a las elecciones sintieron miedo por primera vez en años. Se abría una “crisis del Régimen” en momentos delicados y, lo que más les preocupaba, emergía una fuerza política, Podemos, que denunciaba a las élites dominantes, criticaban la corrupción reinante en el Estado y proponía la reforma constitucional, activando el poder constituyente originario del pueblo, con el objetivo de regenerar la vida pública, democratizar la economía y garantizar los derechos sociales fundamentales. ¿Cuál fue la reacción? Vino un tsunami. Los poderes lanzaron una ofensiva brutal, sostenida en el tiempo y con el empleo de métodos tanto legales como ilegales, incluidas “las cloacas” del Estado y de las empresas. Consiguieron frenar el movimiento, lo dividieron y rápidamente percibieron la debilidad de su equipo dirigente. Las derrotas solo son definitivas cuando las hacen suyas los cuadros básicos de la fuerza ascendente. Tan viejo como el mundo.

Constitución y servicios públicos: el trabajo común por la dignidad.



Ángel B. Gómez Puerto.
Doctor en Derecho
Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba

Desde que conocí en profundidad la literalidad de nuestra Constitución, en segundo curso de mi Licenciatura en Derecho (1988-1989; diez años tenía en ese momento de vigencia nuestro texto político-jurídico fundamental,) no he dejado de tenerla como referente para mis trabajos académicos y de opinión. Nunca consideré papel mojado a nuestra norma fundamental, siempre la entendí como una utopía escrita por la que trabajar, exigiendo su cumplimento, siendo consciente de sus múltiples posibilidades.

Con carácter general, una Constitución sirve para organizar los poderes del Estado, para declarar y garantizar derechos y libertades para el pueblo, para limitar al poder, para establecer obligaciones a la ciudadanía, para garantizar una sociedad democrática, para establecer grandes principios o valores superiores del ordenamiento jurídico, que informarán la gran arquitectura jurídica y sus normas de desarrollo, o para establecer objetivos de un Estado, de una sociedad, o para definir su propio modelo económico. Ya el artículo 16 de la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789 ,Revolución francesa) proclamó que “toda sociedad en la que la garantía de los derechos no esté asegurada ni la separación de poderes determinada, no tiene Constitución”.

martes, 9 de junio de 2020

Solidaridad con Nissan y Alcoa






Desde el Colectivo Prometeo queremos trasladar todo nuestro apoyo y solidaridad a los trabajadores y trabajadoras de Nissan y Alcoa y a sus familias. Su lucha es nuestra lucha y la de los millones de trabajadores que hoy día se ven golpeados por un sistema económico que precariza nuestro medio de subsistencia y nos arrebata nuestro derecho a vivir dignamente.

Cuando los derechos de una parte de la clase trabajadora se vulneran, se vulneran también los de toda la clase trabajadora. Solo la unidad de acción dentro de nuestra clase y la solidaridad entre nosotros, a través de las diferentes causas que nos son comunes, pueden arrojar un horizonte de futuro a nuestras vidas y a las de nuestros seres queridos.

Por este motivo queremos haceros público nuestro total compromiso para con la causa que hoy reinvindicais, compañeros y compañeras de Alcoa y Nissan, sumando nuestra voz y fuerza a las vuestras, a la par que os tendemos la mano para haceros más fuertes.

Que viva la lucha obrera y la lucha de los trabajadores/as de Alcoa y  Nissan.

¡Juntos, venceremos!

domingo, 7 de junio de 2020

Lacayos de los poderes económicos


       10 de mayo de 1933: Quema de libros en Berlín organizada por los nazis

Juan García Ballesteros
Presidente del Colectivo Prometeo

Los rápidos acuerdos entre el PSOE y UP después de las elecciones del pasado mes de noviembre, pilló a la derecha desprevenida y supuso fue un duro golpe del que aún no se han recuperado. Entrar en el Gobierno, formar una coalición “progresista” con la izquierda en este país resultaba demasiado peligroso. Sabíamos que lo que la derecha extrema no había conseguido en las urnas intentaría lograrlo de cualquier manera, sin límites en sus planteamientos, ni en su actuación. Desde el primer momento de la formación del nuevo gobierno (que contó con el apoyo de once millones de votos) no ha dejado de lanzar consignas, mentiras, bulos, ataques despiadados sin apenas darle tiempo a calentar los sillones de los ministerios.
Han puesto en marcha toda la ruidosa maquinaria que los apoya (grandes empresas, ricos, medios de comunicación, una parte de la judicatura, del ejército y cuerpos y fuerzas de seguridad del estado y ¡cómo no! la Iglesia) para combatir cualquier iniciativa que signifique cambios necesarios en una sociedad que en los siete años de gobierno, los populares había fomentado, hasta límites insoportables, la precariedad laboral, la exclusión social, la pobreza, los desahucios, la bajada de pensiones y salarios, los despidos casi gratis de los trabajadores, los recortes (sanidad, educación, dependencia, I+d y jubilación) y la pérdida de derechos fundamentales (reunión. manifestación, huelga, …).
La llegada de la pandemia ha pillado a toda la UE por sorpresa. Asia estaba muy lejos de nosotros, pero la globalización ha hecho el resto. Se ha expandido como un reguero de pólvora. Ningún país llegó a prever el alcance y desarrollo tan rápidamente del Covid-19. España tomó medidas urgentes y el confinamiento de la población era la única forma de controlar el contagio. El desastre no estaba previsto. Nuestro país ha tenido cerca de doscientos cuarenta mil contagiados, más de veintisiete mil fallecidos y, en muy poco tiempo, ha supuesto un hundimiento económico y social sin precedentes.

sábado, 6 de junio de 2020

Esclavos y mendigos


Nonell: Pobres esperando la sopa.1899
                                                 Nonell:Pobres esperando la sopa (1899)

Remedios Copa
Colectivo Prometeo

Tengo la impresión de que este artículo también podría titularse “los tiempos que vuelven”. Y lo digo por un montón de circunstancias que confluyen tal que un círculo cerrado nos estuviese moviendo en el tiempo a un retroceso olvidado que se daba por zanjado.
Alguien rememoraba el pasado 2 de mayo la pintura de Goya cuya obra El 3 de mayo recuerda los trágicos acontecimientos ocurridos en Madrid en mayo de 1808, en su madurez como pintor hurgó en su interior para sacar algo aterrador e inesperado como reflejan las pinturas negras, oscuras en cuanto a color y significado y que para algunos críticos representan la culminación de su carrera; obras que a día de hoy podemos observar en el Museo del Prado. Esas criaturas que gritan aprisionadas al otro lado del cristal y los desastres de la guerra reflejan una época social.
Yo quisiera recordar hoy a Isidre Nonell Monturiol, pintor y dibujante español que perteneció al modernismo, fallecido a causa del tifus en 1911, cuyos retratos de cretinos, gitanas y mendigos reflejaban el dolor y la miseria de las clases más bajas de la sociedad española; sus dibujos satíricos fueron reflejo de la situación social de Cataluña. A Nonell también se le ha considerado continuador de la visión de la llamada España negra y su obra está especialmente representada en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.
Ambos pintores fallecidos en los dos siglos anteriores, (1828 y 1911), han dejado en sus registros situaciones de inestabilidad y miseria que parecen repetirse en cada siglo o que tal vez, nunca se fueron del todo. Se repiten como también se repiten las pandemias, las colas del hambre y la esclavitud y, lo que nunca falta, la picaresca. La pandemia en la que aún estamos inmersos dejó a más de la mitad de los adultos españoles bajo el paraguas de la protección económica del Estado.