jueves, 30 de abril de 2020

¿Rentas condicionadas o Renta Básica Universal para la sociedad post-Covid19?



Hoy jueves 30 de abril, a las 18'00 horas, nuestros compañeros de Paradigma Media Andalucía organizan un imprescindible sobre la diferencia entre las rentas condicionadas y la Renta Básica Universal, pero también para saber cómo se concibe y qué avances traería desde el punto de vista feminista, qué sociedad nos quedará tras la crisis sociosanitaria, cómo deberían organizarse los movimientos sociales, si la salida se podrá acompañar con el imprescindible cambio de forma de vida hacia uno respetuoso con el planeta, etc...

A partir de las 18'00, puedes verlo aquí:

Os animamos a seguirlo entrando en la 

lunes, 27 de abril de 2020

Vitamina D y salud.




Antonio Pintor 
Colectivo Prometeo

      En estos días de encierro obligado, como mecanismo de control y protección ante la pandemia de coronavirus, la vitamina D ha cobrado un protagonismo mediático ante el riesgo de no disponer de los niveles necesarios para la salud que esta situación pueda estar produciendo. Este riesgo es una realidad, ya que, los datos epidemiológicos muestran una carencia de la misma en situaciones de normalidad en las que no tenemos impedimentos para exponernos al sol.
     Dado el interés que durante mi actividad profesional como médico le he prestado a esta vitamina, especialmente en los aspectos relacionados con el cáncer, y haber recibido múltiples consultas por parte de amigos y familiares he elaborado este documento con el fin de aportar información que pueda serles útil para conocer sus efectos sobre la salud.
    Antes de que se conociera la vitamina D, de manera empírica, se utilizaba la “helioterapia” o “baños de sol” como tratamiento para dos enfermedades que asolaban a la población: el raquitismo y la tuberculosis.
    En 1822 un médico polaco descubrió la cura para el raquitismo con la luminiscencia del sol, y dos años más tarde comprobó que el aceite de hígado de bacalao producía también excelentes resultados, para angustia y tormento de millones de niños que nos vimos sometidos, en pro de nuestra salud, a la toma del repulsivo brebaje.
     Asimismo, cuando aún no disponíamos de antibióticos, el único remedio que se conocía para tratar la tuberculosis eran “los baños de sol”. Los pacientes tísicos y famélicos eran expuestos a lo que se suponía como unas místicas vitaminas para la piel, mediante el reposo en lugares soleados y, algunos, recuperaban la salud.
     Aunque hoy conocemos, gracias a la ciencia, los mecanismos que explican la eficacia de esta práctica clínica, tuvo que pasar más de un siglo hasta que en 1922 se aisló la vitamina D (VD3) (llamada así por ser la siguiente letra de las vitaminas conocidas en ese momento que eran la A, B y C) cuya actividad era “la protección del crecimiento óseo y la prevención del raquitismo” (retraso en el crecimiento, ablandamiento de los huesos, deformidades óseas, etc.) y, de esta manera, se enlazó el nexo entre el sol, los huesos y el hígado de un pez.

domingo, 26 de abril de 2020

"Con la Iglesia hemos dado Sancho"


Crónica Albendense.Códice vigilano: Gente de Toledo

Juan Rivera

Colectivo Prometeo

 En la “Segunda parte del ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha”, capítulo IX, nuestro enjuto antihéroe lanza un “con la iglesia hemos dado, Sancho”, a lo que el escudero responde “Ya lo veo y plega a Dios que no demos con nuestra sepultura”.
 La sabiduría popular transmutó la frase en “Con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho” para describir la fiera defensa que de sus sempiternos privilegios hace la institución eclesiástica y la intención de defenderlos a capa a espada siguiendo al pie de la letra el dicho "Cuando un tonto coge un carril...”
 Hoy, abril de 2020, tras la reacción de los obispos españoles a la aprobación por el Gobierno del “ingreso mínimo vital” por la crisis social y económica (unida a la sanitaria) provocada por la pandemia del Covid19, se hace evidente la profundidad de la senda que la Iglesia lleva recorriendo desde su conversión en el “brazo armado ideológico del Poder” .
 Maneras apuntaba tras convertirse en el partido de Constantino, aunque las terribles matanzas por quítame allá un Dios único o trino o si Cristo era sólo hombre, sólo Dios o mezcla, la tuviesen entretenida en sus cuitas internas entre los siglos IV-VI, aunque eso no le impidiera a la par correr a gorrazos  a paganos, herejes y demás malas hierbas.
  Permitidme una anécdota histórica de nuestra Alta Edad Media. Corría el año 656, época visigoda, X Concilio de Toledo. Un abad-obispo de Dumio (cerca de la actual Braga, Portugal) Ricimiro, tuvo la (nada) feliz ocurrencia de disponer en su testamento que las recaudaciones de  tributos y el valor de los frutos fueran entregados cada año a los pobres. Les dejó además en herencia las riquezas conseguidas durante su mandato y los bienes que encontró al tomar posesión. 
  Para incrementarles la “hucha social” vendió -sin especular, a bajo precio- bienes eclesiásticos y liberó a más de 500 esclavos, unos pocos propios pero la mayoría de la Iglesia1 (es curiosa la poca importancia que se le da al hecho del mantenimiento de la esclavitud en la muy cristiana Europa. En nuestro país se mantuvo legal hasta el siglo XIX, con un primer intento de abolición durante la Primera República -1873- y el definitivo, 7 de octubre de 1886, con la liberación de los últimos veinticinco mil esclavos).

Julio Anguita. Más allá de un Pacto (y III)

  
J.L. David: Juramento del Juego de la Pelota


Fuente:El Economista

Julio Anguita
Colectivo Prometeo 

    Tres son, a mi juicio, las características que definen el momento de extrema excepcionalidad que nos ha correspondido vivir. La primera, un Gobierno enfrentando -como puede - una situación de pandemia muy grave que además de profundizar la previamente existente crisis económica y social ha evidenciado además los errores y faltas de infraestructuras públicas originadas durante décadas por el neoliberalismo gobernante. La segunda, una oposición de derechas en la que el componente de ideología reaccionaria obvia la crítica (en su sentido etimológico de análisis), y la sustituye por la zafiedad, el insulto y el uso goebbelsiano de la red. Y en tercer lugar, la progresiva generalización de una sensación premonitoria de que tras la Covid-19, las cosas ya no serán lo mismo que hasta ahora. Y efectivamente las cosas son así: o se consigue un salida directamente imbricada en los DDHH y en una nueva relación seres humanos - Naturaleza o, por el contrario, se impondrán salidas en las que el componente de darwinismo económico y social sea el vector estructurante de la sociedad.
Si la opción es la primera, se debe admitir que la acción gubernamental en solitario, será insuficiente. O la mayoría social asume el laborioso tránsito o no habrá respuesta económica, social y cultural democrática. Y ello implica la necesidad de un proyecto de acción y la existencia de una masa crítica ciudadana informada, activa y actuante. Pero para que esto último sea posible, a pesar de la complejidad y dificultad que ello implica, se hace necesaria una motivación, una acción que permita a la ciudadanía oír, informarse y simultáneamente participar. ¿Cómo sería?

    Creo que ante el Congreso de los Diputados deberían comparecer en sesiones retransmitidas: sindicatos, Ibex 35, organizaciones empresariales de todos los sectores de la producción, banca, cajas de ahorros, Banco de España, asociaciones de consumidores y usuarios, universidad y mundo de la ciencia e investigación, cultura, arte e intelectualidad, medio ambiente y cambio climático, salud, educación, feminismo, Federación de Municipios y Provincias (FEMP) y jubilados y pensionistas.

Decir la verdad


Ilustración: Kathia Recio para Coordinadora Mujeres Zapatistas


 Lluis Rabell
    Siguiendo el guión establecido se han aprobado finalmente los presupuestos de la Generalitat, gracias a la abstención de los comunes. Un voto que algunos consideramos un error por parte de la izquierda alternativa: no sólo como hecho puntual, sino como conclusión de una apuesta política equivocada. Por mucho que pueda levantar ampollas, es necesario discutir seriamente la cuestión. Desde luego, lo hecho, hecho está. Pero habría que evitar que un error condujera a otros, más graves, en la convulsa etapa que nos espera al salir de la pandemia. De eso se trata.
     Es sabido que todo presupuesto contiene ciertas dosis de fantasía – a veces, lisonjeras previsiones de ingresos – y esconde alguna que otra triquiñuela. A través de su orientación y sus prioridades, puede tratarse de un presupuesto progresista o conservador, expansivo o no. Pero nunca se había votado uno como éste, radicalmente falso en todos sus capítulos… y cuya obsolescencia es anunciada de antemano por el propio gobierno que lo presenta. Las cuentas ya no eran ciertas cuando fueron admitidas a trámite por el Parlament. En estos momentos, no tienen nada que ver con la realidad. ¿A qué responde, pues, el empecinamiento en aprobar un presupuesto estéril? ¿Por qué no generar nuevos créditos para hacer frente a la emergencia sanitaria y social a través de una batería de decretos – que la oposición ya se ha declarado dispuesta a respaldar y que, de todos modos, el Govern va a tener que adoptar? ¿Por qué no empezar a elaborar unos nuevos presupuestos, coherentes con las exigencias de la situación y acordes con las disponibilidades financieras? La explicación sólo puede ser política.

viernes, 24 de abril de 2020

Vídeo: Con Isa Serra

Aquí tienes el vídeo de apoyo a Isa Serra coordinado por el Colectivo Prometeo.Gracias de corazon a todas las personas que han participado y lo han hecho posible

Profesionales de Servicios Sociales manifiestan su frustración ante la ineficacia del Ayuntamiento de Córdoba en la emergencia social actual



  • Una carta firmada por 49 profesionales del Área municipal de Servicios Sociales, dirigida a la Delegada Eva Timoteo y al Alcalde Jose María Bellido, alerta de la falta de medida eficaces para atender a la ingente cantidad de familias afectadas por la emergencia social provocada por esta crisis.
  • Los profesionales se quejan de la escasa escucha que, hasta ahora, han tenido sus aportaciones y de la autocomplacencia del Equipo de Gobierno vendiendo las "bondades" de su gestión a los medios de comunicación ignorando la presión que soporta el personal del área social.
  • Les resulta "inadmisible" que persistiendo la situación de vulnerabilidad en más de un millar de hogares, el Ayuntamiento no se haya planteado la prórroga de la "ayuda alimentaria", ante la evidente necesidad de comer de las familias.
  • Denuncian que continua el retraso en el pago de las ayudas de emergencia y la falta de profesionales en el área.
Nuestros compañeros de Paradigma publicaban el miércoles pasado la carta, la segunda, que 49 trabajadoras/es de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Córdoba han dirigido al Alcalde de Córdoba, José María Bellido y a la Delegada del Departamento, Eva Timoteo. La plantilla confirma la percepción que se tiene desde la ciudadanía en general, y que, desde el principio de la crisis sociosanitaria, vienen denunciando desde el Distrito Sur, el Distrito Noroeste, y, hoy mismo, el Distrito Sureste, además de colectivos sociales y voluntariado. Si queréis acceder a la noticia publicada en Paradigma, pinchad AQUI

Sábado 25 Abril: Homenaje a Albert Escofet

Hace pocos días moría nuestro compañero y amigo Albert Escofet, víctima del Coronavirus. Comunista entrañable, secretario general del PSUCviu durante años, compañero en tantas luchas y batallas, mañana sábado será recordado en un homenaje al que nos sumamos de corazón. 

¡Ahora, más que nunca, adelante…!

¿Viejos comiendo sopa de Goya o diputados carroñeros de la Derecha? Difícil distinción

Juan García Ballesteros
Presidente del Colectivo Prometeo

Resulta repugnante, vergonzoso, escuchar en el Congreso a los diputados de la derecha extrema y de la extrema derecha atacar sin piedad al gobierno. Sus ojos chispeando odio, sus labios escupiendo rencor, sus palabras agresivas sin propuestas. Su objetivo no es combatir esta terrible pandemia, no es arrimar el hombro para salvar vidas. Eso les importa poco. Lo suyo es sembrar la alarma y el miedo para acabar con el Gobierno. Desde que se formó la coalición, allá por noviembre, tanto el PP como VOX no han dejado de atacar, mediante bulos, mentiras, manipulaciones y engaños que se han acrecentado en estos momentos tan duros, tan difíciles que vive nuestra sociedad. Cuentan con poderosos e indecentes medios de comunicación que, a través de prensa, radio y TV (propiedad de los poderes económicos) y de voceros bien pagados, se encargan de difundir las maldades, según ellos, de un gobierno que, olvidan, ha sido elegido democráticamente.
Estos impresentables de VOX se aprovechan también de los medios digitales que atosigan para difundir, sin rubor, machaconamente, las maldades de un gobierno democrático al que repudian, por la sencilla razón que esta gentuza no acepta, porque tampoco cree, en un estado de derecho.
Esta derecha, cerril y grosera, sabe que dejar al gobierno que ponga en marcha su programa de cambio social, que, ante la grave situación que padece nuestra ciudadanía, con tantos contagiados y tantas muertes por este terrible coronavirus, sea capaz de colocar los intereses, las necesidades de la gente por encima de los del capital, que ponga en marcha propuestas para que ninguna familia quede sin los recursos mínimo vitales y que plantee la posibilidad de un cambio social real y profundo que mejore los servicios sociales (sanidad y educación públicas, dependencia, pensiones, ..) y las condiciones laborales de la clase trabajadora, les asusta. Saben que eso los puede relegar a un futuro sin esperanza para impulsar sus políticas neoliberales que en los años del desastre económico por la crisis de 2008 impusieron. Perciben que a muchos de sus votantes, que viven en la miseria y la exclusión social, se les pueden abrir los ojos y, eso, sí sería su hundimiento.

jueves, 23 de abril de 2020

¿Rentas condicionadas o Renta Básica Universal para la Sociedad Post-Covid19?


El próximo día 30 de abril, a las 18'00 horas, los compañeros de Paradigma organizan este interesante debate sobre las rentas básicas, o mínimas vitales, o de inserción. Qué es cada una, sus diferencias, sus virtudes y carencias. Para ello contarán con un importante elenco de participantes, gentes todas ellas ligadas al activismo social desde el conocimiento teórico de las propuestas. Julen Bollain, Sarah Babiker, Mario Espinoza, Pura Sánchez, Manolo Cañada y Marta Sánchez de Ron debatirán sobre el tema con intervenciones puntuales de personas de distintos puntos del Estado, bien a título particular o en representación de colectivos.

La conexión se hará a través de una plataforma libre con las máximas garantías a todos los niveles. En los próximos días anunciaremos en enlace al que conectarse, si bien se podrá acceder entrando en la web de Paradigma www.paradigmamedia.org, o en la de El Salto Diario, www.elsaltodiario.com, que colabora con la organización del debate.

Pinchando aquí podéis ver la entrada en Paradigma sobre el evento

Spain is different






Ginés Fernández González
Exsecretario General del PCRM
I
   Vivimos una crisis mundial, la perdida de esta perspectiva puede llevar a análisis y conclusiones erróneas. Incluso ahora pasados más de 30 días de confinamiento en España y casi cuatro meses desde que se conociera la existencia de la pandemia, realizar cualquier análisis concluyente puede llevar a error.
   Pero, si se pueden avanzar algunos de los efectos y por tanto a algunas conclusiones eventuales según vamos conociendo los datos y lo números. Podremos analizar la actuación de cada uno de los gobierno del planeta, tiempo habrá una vez salvada la población de ver en perspectiva esta grave crisis de civilización.
    Think global, act local!! Piensa globalmente, actúa localmente. La frase del sociólogo, biólogo y botánico gales Patrick Geddes, inicialmente utilizada para la planificación urbanística y después por el pensamiento ecologista, ahora puede ser tenida en cuenta en esta crisis sanitaria, social y económica.
    El mundo vive una fiebre neoliberal desorbitada, las políticas de recortes, ataque a las clases trabajadoras y a los servicios públicos es el paradigma en el que se sustenta la idea de “su” sociedad perfecta: la demonización de lo colectivo y la sublimación de lo individual, según el credo neoliberal.
Esta crisis ha cambiado muchas cosas, entre ellas la comprensión de que lo que parecía importante e imprescindible y que ya no lo es, de lo que se podía hacer y no se podía hacer.

miércoles, 22 de abril de 2020

En Imágenes: Tiempo de Pandemia

Goval
Colectivo Prometeo





Impacto del Covid19 en Andalucía

 
Fuente:El País

Antonio Prieto Ballesteros.
Médico.
   Anda el Gobierno Andaluz tratando de atribuirse, como mérito propio, los buenos datos que la pandemia está dejando, hasta la fecha, en nuestra comunidad. La presión hospitalaria en Andalucía está siendo menor que en el conjunto del estado. Andalucía posee el 18% de la población de España y, en relación con la epidemia, supone sólo el 7% de las hospitalizaciones y de los ingresados en UCI del total nacional. Las defunciones representan un porcentaje aún menor (3,8%) del total de fallecidos en el conjunto de la nación. Por el contra, el número de curados, también presenta una proporción menor de la que le correspondería.
    En el menor impacto de la pandemia en Andalucía, junto a factores climatológicos de temperatura y humedad, puede haber influido, el bajo número de casos existentes en el momento en que se adoptaron las medidas de confinamiento (Andalucía tenía diagnosticados 269 casos y 2 defunciones).   Las primeras cifras de hospitalizados las proporciona el gobierno en la actualización de día 21 de marzo, que corresponde a datos del día anterior, en el que se informa que en España había 13282 hospitalizados, de los que 605 correspondían a Andalucía (9 andaluces de cada 200 españoles).

martes, 21 de abril de 2020

La estrategia de la trama: del estado de necesidad al estado de excepción



Fuente:Cuarto Poder
Manolo Monereo 
 
   Se dice que la historia no se repite, luego se afirma que rima y, a renglón seguido, se proponen unos nuevos pactos de la Moncloa. Hay algo más que incoherencia: mal análisis de lo que fue la Transición, lo que significaron realmente los Pactos de la Moncloa y sus consecuencias para la democracia española. Xavi Domènech lo ha definido muy bien y a él me remito. Aquí y ahora, unos pactos programáticos con las derechas económicas y políticas serán pura propaganda o algo peor, preparar al país, a las clases trabajadoras, para nuevos planes de ajuste, de recortes salariales y laborales y, lo que es peor, neutralizar el conflicto social.
   Hay cuatro planos que se entremezclan y que hay que intentar desbrozar. El primero es la gestión del gobierno. Más allá de los fallos de coordinación, de improvisaciones continuas y de carencias varias (como casi todos los gobiernos), hay un dato esencial que se olvida: el programa, los fundamentos políticos que dieron vida a este gobierno han saltado por los aires. Se habló, con razón, de correlación de debilidades. No hay programa, no hay estrategia y cada medida, cada propuesta hay que negociarla duramente. Proponer en estas condiciones una mesa, nada más y nada menos, para la reconstrucción del país, es, cuando menos, un error de cálculo de grandes dimensiones.
   Otro plano es el más evidente y del que menos se habla, la construcción de un amplio sector público voluntario de solidaridad, de apoyo mutuo y de afectos. Se trata de un bloque transversal, que no necesariamente apoya al gobierno, pero que está defendiendo, con el ejemplo, lo público, los valores democráticos, una sanidad no mercantilizada y, en general, una economía política al servicio de las necesidades básicas de las personas. Este bloque hay que fortalecerlo y desarrollarlo desde un gobierno que se llama de izquierdas. La clave, insisto una y otra vez, es el valor transformador del conflicto social como motor del cambio de modelo económico, social y político.
  Un tercer plano tiene que ver con la derecha extrema y la extrema derecha. Merece la pena repetirlo: Vox no es el populismo de derechas, es la derecha tradicional española pura y dura; es decir, monárquica, autoritaria, neoliberal y dependiente, hasta extremos grotescos, de la política imperial de EEUU. No es antagónica al PP, más bien al contrario, se complementan y practican coherentemente la unidad de acción. ¿Cuál es su objetivo? Ganar el relato para impedir que el control de la pandemia pueda beneficiar al gobierno social-comunista, como ellos lo llaman. ¿En qué consiste su relato? En crear un marco cognitivo que culpabilice al gobierno, a la vez, del virus y de las muertes del virus. Convertir el sufrimiento de miles de personas en instrumento político para llevarlos al gobierno. Están dispuestos a esto y a mucho más.
   Hay un cuarto plano que no se puede olvidar, la trama, los poderes fácticos, los grupos económico-financieros dominantes y sus tentáculos con los grandes monopolios internacionales. Hay que subrayar, luego se explicitará mejor, que hay una sintonía perfecta entre estos poderes y las instituciones de la Unión Europea. Esta sintonía es de clase y de proyecto, no es circunstancial; están interesados en la perpetuación del neoliberalismo, en la disciplina externa y en la camisa de fuerza que significa el sistema euro, que es mucho más que una moneda extranjera. La trama, los poderes reales, tienen un objetivo claro, explícito: “ablandar” a Pedro Sánchez, convertirlo en un instrumento pasivo de su poder; para ello necesitan poner fin a la presencia de UP en el gobierno. No hay que confundirse, la pieza a cazar no es Pablo Iglesias, es Pedro Sánchez. Su estrategia —la conocemos muy bien desde siempre— convertir el estado de necesidad (económica) en estado de excepción (económica, social y política).
  Como era de esperar, el gobierno se está convirtiendo en el centro donde se anudan todos los conflictos básicos. Los poderes lo saben, la derecha económica y política, también. Un sector del gobierno está emitiendo señales a las instituciones europeas y a conocidos órganos de comunicación, trasladando el conflicto y quienes son sus protagonistas. Inevitablemente hay que hablar de estrategia y tener algunas ideas claras. En la crisis se están delineando dos fases: la del control de la pandemia y de la salida socioeconómica de la misma. No se pueden separar. La idea de solucionar como sea la crisis del virus y luego el programa de reconstrucción es un error muy grande.
  Entender bien la fase. La crisis será larga, compleja y con enormes costes productivos y sociales, al menos, por tres causas: 1) porque el coronavirus vino a acelerar catastróficamente una crisis latente en el sistema económico mundial. Todos esperábamos un “cisne negro” y apareció un tiburón. Esta es la novedad que señala, además, las rupturas de la sociedad en su metabolismo con la naturaleza; 2) antes, durante y después de la crisis se juega una batalla geopolítica de grandes dimensiones que irá oponiendo a dos bloques, más o menos heterogéneos, en torno a una potencia en decadencia (EEUU) y a una potencia emergente (China). Esta sacó al capitalismo de su anterior crisis y la partida que se está jugando definirá un nuevo territorio más conflictual, más beligerante y más polarizado; 3) los grandes problemas se acentuarán, los conflictos políticos se irán generalizando igual que las desigualdades, la pobreza y la lucha por los recursos. La guerra no estará lejos.
Clarificar el papel de la UE. Es increíble que a estas alturas, desde el gobierno, se hable de la UE como un problema de relaciones internacionales. El Estado español no es un país soberano. De su Parlamento no depende la política económica. Fabular planes de reconstrucción económica y social del país es engañar y engañarse. Para decirlo sin ambigüedad: las políticas dominantes (consagradas en los tratados) son incompatibles con políticas de reindustrialización, de desarrollo del Estado social y de la defensa del poder contractual de las clases trabajadoras. El problema del sistema euro es que el emisor la moneda es distinto del que la usa. Para España (y para cualquier otro país, excepto Alemania), el euro es una moneda extranjera que depende del “príncipe moderno”, es decir, del Banco Central Europeo. Conviene repetir que tanto las instituciones de la UE como los poderes económicos del Sur están claramente interesados en perpetuar la disciplina y la intervención externa que supone la economía del euro.
No monetizar la deuda ni emitir bonos mancomunados supone que cada país, singularmente considerado, terminará entrampado en la deuda soberana. Esta vez el signo es diferente. Una crisis externa que provoca un gravísimo problema económico-productivo y social, una crisis financiera en ciernes y un problema tremendo de deuda púbica. Lo que ha venido de la UE es insuficiente para las dimensiones de la crisis, incrementará la deuda y nos situará en un escenario futuro extremadamente difícil. Cuando se controle la pandemia en lo fundamental, cada país se tendrá que basar en sus propios medios pero sin capacidad de emitir moneda; es decir, atados a las directrices del Eurogrupo y del BCE y, en último término, a la dictadura de los mercados.
Sobre la gestión del gobierno. Seguir esperando que de la UE vengan alternativas solidarias, fondos no sometidos a estricta condicionalidad, es no entender cómo funciona la UE. Se dice que, con esta dinámica se puede poner en peligro el euro y la propia UE. Es verdad. ¿Dónde está la línea de ruptura? ¿Negociar individualmente los gobiernos con las instituciones de la UE y con Alemania o presionando con la movilización de las poblaciones contra políticas que ponen en peligro derechos y libertades? ¿No hemos aprendido nada de Grecia? La trama, los poderes económicos, en alianza con la tecnocracia europea, lo que busca es encerrarnos en un escenario de extrema necesidad donde, al final, haya que elegir entre salir de la UE o permanecer en ella aceptando unos durísimos planes de austeridad. Precisamente por esto, las decisiones que no se tomen ahora o que se tomen en una mala dirección, pesarán de forma determinante en los supuestos planes de reconstrucción productiva y social. ¿Alguien cree, a estas alturas, las declaraciones de Felipe González advirtiendo del peligro de UP? ¿Alguien cree que, como dice el consejero de Slim, UP está intentando un cambio de régimen? Todo esto es parte de la ofensiva de los poderes, de la trama para impedir que se tomen medidas que puedan dificultar mucho los planes de ajustes futuros.
La decisión estratégica fundamental de este gobierno sería definir con precisión un programa en positivo de reconstrucción del país, pactarlo con los actores sociales y propiciar la movilización de la ciudadanía. Las instituciones de la Unión Europea lo que más temen es el debate público, la deliberación democrática, luz y taquígrafos. Aquí se ve con mucha la claridad la inanidad, cuando no la mentira, de tanto europeísta que lo único que hace es “salvar” a sus grupos de poder económicos, a sus clases dirigentes. Si se afirma, como dicen ellos, que la actual UE va en dirección contraria a la que debería, que hace falta una Europa “más social” y una Europa “más solidaria”, ¿no ha llegado ya el momento de enfrentarse a unas instituciones que promueven políticas que generan enormes sufrimientos sociales y psíquicos, pérdida de derechos y libertades, recortes salariales y la progresiva liquidación de lo que queda del Estado social? ¿No ha llegado el momento de enfrentarse a una UE que divide a Europa, que es una máquina de producir nacionalismo y derechas extremas y que —lo peor— genera las condiciones para que, poco a poco, vayan desapareciendo las fuerzas democráticas y populares alternativas? La única forma de encarar este dilema es movilizando a la opinión pública, rearmando programáticamente a los actores sociales y estableciendo las grandes prioridades de un país que va a sufrir una crisis de dimensiones graves y enormes. Si las políticas que el país necesita no son posibles en esta Unión Europea hay que plantearse salir de ella. Solo jugando fuerte será posible cambiar sus directrices dominantes. O esto o aceptar las políticas de la superausteridad que vienen.
Hagamos un cierto ejercicio de imaginación. Supongamos un retroceso considerable del PIB (ponga la cifra que dan las distintas organizaciones), añádale la destrucción de miles de pequeñas y medianas empresas, el crecimiento exponencial del paro, de la deuda pública y del déficit fiscal. Los medios hablando de quiebra del país y de la necesidad de echar a UP del gobierno, y los llamados mercados, especulando y haciendo subir la prima de riesgo. ¿Política ficción? No lo creo. La historia se repite, sí, por su peor lado, parafraseando al maestro Hegel.

lunes, 20 de abril de 2020

Mujeres en tiempo de crisis





Remedios Copa
Colectivo Prometeo
Las mujeres han estado en muchos frentes a lo largo de la historia, tanto en guerras como en otras situaciones de crisis. En ninguno de esos frentes necesitó nunca nadie un Concilio para determinar si las mujeres tenían alma o no, como lo cuestionó en su día la iglesia católica.

A lo largo de la historia los derechos y libertades y la posición social de las mujeres siempre tuvo en su camino una dura lucha de género, una lucha por la igualdad, y si bien es cierto que en muchas ocasiones dio pasos de gigante, también lo es que pasadas las situaciones de guerra, crisis sanitarias o situaciones similares, el salto atrás acostumbraba a devolverlas a las antesalas del punto en el que estaban antes de la contienda.

Tal vez las crisis económicas sean las únicas dónde las mujeres no ven acrecentados sus derechos, ni en ellas ni después, si no que son las sufridoras de la peor parte que los retrocesos y recortes de derechos traen consigo. Y no es porque no tengan un papel relevante en ellas, que también lo tienen, pero se trata de un papel que se come la peor parte del pastel: el mayor número de contratos en precario, mayor desigualdad salarial que sus compañeros en un mismo desempeño, mayor porcentaje sobreviviendo en la economía sumergida, asunción de los cuidados en la familia que provocan los recortes de bienestar social y que recaen en ella, precisamente porque a la hora de recortar jornada o dejar el trabajo es la candidata, debido a que sus ingresos suelen ser menos sustanciosos para el grupo familiar. Y con crisis o sin ellas los derechos y libertades alcanzados por las mujeres están siempre amenazados, incluso en etapas de cierta tranquilidad social, por partidos políticos de ultraderecha y por el sistema patriarcal capitalista.

domingo, 19 de abril de 2020

Contra la Caridad

Sasso,Francesco:Reunión de mendigos.Museo del Prado


Contra la Caridad: Solidaridad y  Justicia
Juan Rivera
Colectivo Prometeo

      Tal como hemos mantenido en artículos anteriores, cada día es más evidente la intención del Poder Real de acabar - toda su artillería sobre la mesa-  con la presencia en el Gobierno de Coalición de Unidad Podemos. Basta rescatar la  mirada de zoólogo y observar el comportamiento desde que se inició la Pandemia  de sus animales -políticos- de compañía.
     Los gruñidos que salen de la cochiquera, el refocile mientras se revuelcan en el barro de la insidia, el devorar con fruición noticias falsas,el esparcir con el hocico la basura, no distingue lagaretas.
    El mismo soniquete de alegría desprenden los comunicados de grupos “think-oink” conservadores que las declaraciones a toda pezuña de ejemplares pseudo-progresistas (galardonados hace décadas con la medalla de oro en los Concursos Nacionales (de) Ibéricos)  hoy paseantes de su decadencia por cualquier micrófono abierto. 
  " Echar a los rojos" es siempre punto  de acuerdo unánime cuando coinciden en El Pozo,Campofrío y demás grandes mataderos donde asientan  los jamones engrasados en las puertas giratorias.
    Al devorar “Rebelión en la Granja” de Orwell se volvieron “fans” furibundos de Napoleón y Squealer y quisieron  ser como ellos de mayores.Pese a ser raza enana (göttingen minipig y vietnamita barrigón) , no berkshires, les unía su odio a cualquier  Snowball. En los  ochenta- noventa del siglo pasado el arquetipo odiado llevaba barba califal y acento sureño, no coleta como el de hoy. Pero la inquina es la misma pese a las décadas transcurridas si se cambia el acoso desde "El País" por el de "OK Diario" u otra excrecencia similar. 
    ¿ Por qué la aversión? Porque al mirar a los Snowball les devuelven - espejo inverso- la imagen de su entreguismo.Siempre dispuestos a hozar buscando trufas que se comerá el amo a cambio de una palmada y un corazón de manzana semipodrido.
     Decía León Felipe en su poema “Sé todos los Cuentos”:

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre...
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos...
y sé todos los cuentos.
Y tenía razón. Nos han dormido con todos los cuentos. El último  nos lo contaron con la crisis/estafa de 2008. Recuerda: había que remar y sacrificarnos -nosotros, no ellos- para que el (su) modelo social no se hundiera,acatar sin rechistar los “diktats” de la Troika, recortes y  asaltos a la Constitución o rescatar el sistema financiero a costa de la sangre de los desahucios, el sudor de un sueldo reducido a la subsistencia y las lágrimas de no poder garantizar un futuro mejor a los hijos.   Todo pronunciado con el aploma que utiliza el vendedor de humo para pregonar los milagros de un sueño falso. Y coló. 
     Entonces no había que preocuparse por quien pagaría por ejemplo los 60 mil millones de euros del rescate bancario ni calculaban cual sería el coste social de intentar proteger a los damnificados. Se contestaba fácil a las dos partes de la pregunta.La primera: lo pagaríamos todos.La segunda: Coste cero porque no habría protección social.
   Y eso sí, a cambio habría caridad mucha Caridad.

sábado, 18 de abril de 2020

Ante la inacción de Junta de Andalucía y Ayuntamiento, la sociedad se moviliza


  • Mientras las instituciones libran partidas con cantidades irritablemente pequeñas y a destiempo, la sociedad civil monta sus propias redes de apoyo mutuo.
  • La clase política dirigente en nuestra comunidad y en nuestra ciudad demuestra una vez más que las personas no son su prioridad, sino una piedra en el zapato que intentan sortear sin apartarse de sus objetivos.
  • En el pleno municipal de ayer, donde se aprobaron los presupuestos 2020, mientras se aplazó para su estudio la puesta en marcha de una Renta Básica Municipal, se le subió el sueldo a la concejala del PP de Cultura y presidenta del IMDEEC, Blanca Torrent.
Nuestros compañeros de PARADIGMA MEDIA ANDALUCÍA publicaban ayer viernes un artículo en el que dejaban claro algo que la historia viene demostrando tozudamente: "Sólo el pueblo salva al pueblo". Siempre hay honrosas excepciones, pero a las que casi siempre hay recordarles quienes y para qué les han puesto en las instituciones. 

Os aconsejamos la lectura del artículo, pero, sobre todo, que en la medida de vuestras posibilidades, colaboréis con las iniciativas de apoyo mutuo desde las bases sociales que se han puesto en marcha.

Podéis ver el artículo pinchando AQUÍ

viernes, 17 de abril de 2020

Julio Anguita: Más allá de un pacto (II)


Partenon:Friso Panateneas:Detalle


Fuente:El Economista

 Julio Anguita
Colectivo Prometeo
Enlace: Más allá de un Pacto (I) 



    Apenas han pasado diez días de la comparecencia de Pedro Sánchez ante el Congreso de los Diputados. En este breve espacio de tiempo han quedado meridianamente claras tres cuestiones.
     La primera es que el modelo económico, social y de valores característico del neoliberalismo, no es válido como mecanismo idóneo para construir una sociedad de DDHH y de respuesta en positivo a las consecuencias derivadas del cambio climático. La segunda es que, tras la pandemia del coronavirus y las crisis de todo tipo que de él se derivan y las que él anuncia, estamos personal y socialmente ante una disyuntiva: continuar como si nada hubiese pasado -instalándonos en el suicidio colectivo- o afrontar un largo y arduo camino de reconstrucción ex novo, es decir, sobre bases económicas y pautas culturales y de valores diferentes. Y la tercera, que se deriva de la anterior (en la hipótesis de asumir el proceso de cambio), es el pacto, el acuerdo, el proyecto mayoritariamente compartido.
   Admitida la excepcionalidad de la situación presente y asumida la complejidad del proceso de reconstrucción, quedan por responder tres interrogantes sobre el pacto, sobre el acuerdo: ¿con quién?, ¿cómo? y ¿mediante qué mecanismos democráticos y constitucionales?

Marea Blanca Sevilla : Comunicado 16 Abril 2020

[ Léelo detenidamente y reflexiona sobre las manos en las que hemos dejado,como Sociedad, a nuestros ancianos. Ejemplo práctico, para nuestra desgracia y verguenza, de lo que ocurre cuando la Sanidad deja de ser un Derecho ( Pública) y se convierte en negocio ( privada)]

QUINTO COMUNICADO PÚBLICO DE LA MAREA BLANCA EN SEVILLA. 
16 Abril 2020.

     Casi 11.000 fallecidos en residencias de ancianos, más de la mitad del total de fallecidos por Covid-19, ponen en cuestión el modelo sociosanitario en nuestro país

      La pandemia del Covid-19 ha puesto en cuestión, entre otras muchas, tres dimensiones del modelo socioeconómico que tenemos en nuestro país. En primer lugar, ha quedado demostrada, y el consenso social lo ha manifestado, la necesidad de una potente sanidad pública, universal y de calidad. Han quedado descalificados los recortes y las privatizaciones habidos en los últimos años, que han generado un verdadero problema social y de salud, con servicios sanitarios saturados, colapsados y un personal sanitario afectado en su propia salud con más de 20.000 contagiados.
      En segundo lugar, se ha puesto de manifiesto la dependencia económica que la globalización ha instalado en nuestra economía. En lo concreto que hemos experimentado, ha resultado increíble que hayamos dependido de la industria china para la provisión de mascarillas, EPIs, tests diagnósticos o respiradores. Esto sin contar con todo el espectro de consumo que va desde bienes básicos, medicamentos, ropa, manufacturas, electrodomésticos, tecnología etc. Todo ello nos lleva a la conclusión de que nuestro país, junto con las comunidades autónomas, ha de tener planes de contingencia, previsiones para una provisión garantizada de los bienes esenciales en casos de necesidad para escenarios de pandemias o catástrofes que pudieran darse.
    En tercer lugar, en estos días de pandemia ha saltado la cifra de la mayor gravedad: cerca de 11.000 fallecidos en residencias de ancianos. Más de la mitad del total de fallecidos por el Covid-19. Esta dura realidad pone en cuestión el modelo de servicios sociosanitarios en nuestro país. En las últimas décadas, el incremento de la demanda de servicios sociosanitarios, desde los Servicios de Ayuda a Domicilio a las Residencias o Geriátricos se ha venido satisfaciendo por la iniciativa privada, en casi el 90 por ciento de las plazas. Las administraciones públicas, en su mayor parte, a lo más que han llegado ha sido establecer un sistema de conciertos o subvenciones por plazas que cubren de manera insuficiente los costes reales de la asistencia. Esto ha determinado una precariedad en medios y en personal que han perjudicado la calidad de vida y asistencial en estas residencias.

miércoles, 15 de abril de 2020

Cuervo Ingenuo


Juan Rivera
Colectivo Prometeo
    Desde hace unos días, exactamente desde que el expresidente González Márquez fue nominado “Caudillo de España por la Gracia de la Derecha Extrema Patria” ronda por mi cabeza una desagradable sensación de “déjà vu” a la que acompañan dos vivencias y una canción. Intento explicarme.
   A quien llevo martirizando desde hace años con mis escritos y reflexiones -siempre firmadas para hacerme responsable (como dicen en mi tierra) de los “pegos” suscritos y no escondidas en el sucio anonimato del “troll” encargado de “monitorizar” los artículos publicados por el Colectivo- no le extrañará ver expuesta aquí, negro sobre blanco, la teoría política de “las dos orillas”.
   Sí, esa que situaba al PSOE  por su praxis en el Gobierno,no por sus enunciados teóricos, en la misma ribera, en la misma trinchera, que cobija al Conservadurismo español (PP ayer/ Derechas furibundas hoy), compitiendo codo a codo por la medalla  “Defensor a ultranza del Sistema Bipartidista surgido de la última Resturación”.
    Con un añadido, el partido fundado en 1879 por el tipógrafo Pablo Iglesias Posse es el pilar fundamental, al legitimarla,( es oportuno recordarlo hoy 14 de abril) de la Monarquía Borbónica.
    En la otra orilla, con todas las dificultades y contras, campan quienes impugnamos el actual modelo Oligárquico. Sobra decir que desde el Poder se nos aplica la táctica militar de “tierra quemada” para que en nuestro lado no crezca la Alternativa. Nuestro querido amigo y compañero Julio Anguita ha desarrollado en múltiples ocasiones el concepto. No estaría de más darse una vuelta por la hemeroteca.
   Ese planteamiento lo he mantenido siempre, también durante el vodevil político iniciado con el fallido pacto de investidura Sánchez / Rivera ( parece Prehistoria, 2016) y los múltiples vaivenes que finalizaron con los acuerdos poselectorales PSOE-UP tras las últimas elecciones del 10 de Noviembre de 2019.
   ¡Toda una vida recorrida en poco más de 5 meses! ¡Escasos 90 días desde el nombramiento hace 3 meses del gobierno de coalición!
    El mismo Gobierno, permítase el aparte, que afronta y se enfrenta desde hace un mes a la crisis más grave de la Historia reciente bajo el fuego combinado del coronavirus tirio y  los virus troyanos preñados de neofranquismo, fascismo, neoliberalismo. Las bacterias más dañinas pululan y se solazan por el solar que nos cobija al que encima tienen la osadía de llamar “ Patria”.
   Y la conformación del Gobierno de Coalición no altera la percepción. Entre noviembre y enero pasados, Sánchez fue un náufrago con  un arraigado instinto de supervivencia y la suficiente inteligencia política como para remar hacia nuestra orilla.No por espíritu revolucionario, sino porque en ella podía hacer pie y mantenerse a flote, sabiendo que en la contraria lo esperaban PP-Ciudadanos-Vox- Poderes fácticos...y buena parte de los antiguos ( aquí en la acepción de "ajados, añejos, caducos") dirigentes de su propio partido para hundirle la cabeza hasta ahogarlo.
     Si el precio era agarrar el brazo tendido de Unidas Podemos para salvar los escollos estaba dispuesto a pagarlo. Pero en el bote no venía solo. Como en las películas de suspense, lo acompañaban  algunos marineros reticentes a la singladura, dispuestos a activarse cuando su amo los llamase desde la otra orilla.
    Y esa esquizofrenia que combina el agradecimiento a quienes te han tendido la mano en las duras y hacer caso a quienes te aconsejan seguir la senda del “Poderoso caballero es Don Dinero” en las maduras, parece que empieza a fermentar ( a plena luz incluso) ahora.
    Hasta el punto de dar la imagen de un Ejecutivo en el que cohabitan dos almas, una dispuesta a escuchar las demandas ciudadanas y anteponer el Bien Común y lo Colectivo a la rigidez económica y otra dispuesta a hacer oídos sordos a todo lo que no sea “doctrina oficial de la Patronal”.
    El mantenimiento del estado de alarma, la acumulación de días de encierro, va a exacerbar negativamente nuestros ánimos.Lo que seguramente servirá de coartada a quienes se decantan por el mantenimiento a ultranza del Capitalismo actual, para endurecer sus posturas. Entre otras cosas porque ni el IBEX, ni la patronal, ni las grandes fortunas  van a quedarse quietas ante lo que consideren cuestionamiento – por mínimo que sea- de sus ancestrales privilegios y la mayoría de actores políticos no están dispuestos a llevarles la contraria.
  Y no podemos olvidar que el Poder  no mueve ficha, mueve “ peones”. Los ha movilizado a través de sus medios de difusión ideológica – vulgo comunicación-, política y económica para ganar la partida de ajedrez en la que la pieza a cazar es doble: el señuelo es (¿alfil, torre, reina?) P.Iglesias, condición indispensable para dar jaque mate a P.Sánchez.
   Si abaten la pieza mayor, tras la fiesta de celebración reiniciarán un nuevo juego “como Dios manda,como toda la vida que aquí no ha pasado nada”. Con piezas negras y negras ( nunca blancas, menos aún rojas)  y el resultado de la partida decidido, sin zozobras, de antemano.

Carne Cruda: Entrevista a Julio Anguita

martes, 14 de abril de 2020

Estado, pandemia y medio ambiente.


Ángel B. Gómez Puerto.
Doctor en Derecho
Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba.

Hace escasos días, la Agencia EFE me entrevistó a raíz de la publicación de mi reciente monografía Constitución, ciudadanía y medio ambiente (Dykinson, Madrid, 2020), publicándose el contenido completo de la entrevista en diferentes medios de comunicación  En la conversación con el redactor, le expresé como idea fuerza que la pandemia generada por el COVID-19 demuestra que necesitamos otro modo de vida, más conforme con los valores naturales, más protector de lo que nos rodea, de la vida, considerando que eso es lo esencial, así como otras ideas que paso a expresar.

COVID19.Capitalismo versus Humanismo/Sentido Común

René Magritte:Los Amantes
 

José Antonio Naz Valverde
Colectivo Prometeo


    Ya llevamos un mes confinados, oyendo y viendo continuamente noticias sobre la miles de muertes, los cientos de miles de personas contagiadas y la paralización de gran parte de las actividades, con las repercusiones de cierres de empresas, la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo y las condiciones de miseria que se incrementan en tantas miles de familias desfavorecidas. Asistimos a la discusión sobre las medidas que nuestro gobierna está improvisando casi a diario para intentar dar respuesta esta situación sanitaria y social y de lo que se plantea o ha hecho en otros países. Básicamente el debate es entre medidas que ayuden a la mayoría social, el “escudo social” o que “garanticen la economía “, entre “lo primero la salud” o garantizar el actual sistema. Podríamos decir que es un enfrentamiento ideológico entre capitalismo y humanismo. Un ejemplo es la medida del confinamiento para salvar vidas, a la que se oponen los llamados poderes económicos, porque supone la paralización de gran parte del consumo y de los negocios, mientras la apoyan el mundo científico sanitario y la mayoría social, que piensan en preservar y preservarse de la enfermedad.
   En cuanto a Estados, el ejemplo más claro del primer modelo es el de EEUU. Su presidente, decía hace menos de un mes que podrían morir 200.000 compatriotas, pero que parar la economía podría producir muchos más a medio plazo; o el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, que era tajante: “yo me arriesgaría con tal de preservar EEUU para mis hijos y nietos”; para el conocido presentador Rush Limbaugh estas medidas son una “conspiración entre demócratas y comunistas para destruir el capitalismo con el pretexto de salvar vidas”. Declaraciones propias de un sistema, donde realizar la prueba de coronavirus cuesta 5000$ y la curación en un hospital puede salir por 35.000, y donde más de 30 millones de personas no tienen ningún tipo de cobertura sanitaria y la mayoría de la población depende de seguros privados; de un gobierno que en plena pandemia solo piensa en guerra y en bloqueos económicos, como a Venezuela o a Irán (denunciadas por el secretario y la mayoría de países de la ONU por violar el artículo 33 de la Convención de Ginebra por suponer “un castigo colectivo de la sociedad civil” ); o amenazar a la OMS con la retirada de la ayuda por tener una actitud favorable a China. En línea con EEUU hay otros gobiernos, como el de Brasil o de Inglaterra, todos ellos de derechas.

lunes, 13 de abril de 2020

Operación Zapatero 2: Calviño como leitmotiv


 ¿ Así nos quiere el Capital?

Fuente:Cuarto Poder

 Manolo Monereo

Para Juan Francisco Martin Seco, lo vio y lo sigue viendo

   La historia, en determinadas condiciones, se repite. A veces, rima y, a veces, no; pero se repite. Eso lo sabían Maquiavelo y Hobbes; desde luego, lo sabe Luciano Canfora. Las estrategias políticas la toman como referente y organizan en torno a ella las decisiones a tomar. Ahora estamos en el intento de repetir la historia con estrategias parecidas y con los mismos objetivos: “Asegurar el control y el dominio de los que mandan y no se presentan a las elecciones”. La operación Zapatero 2 pretende que el Gobierno acabe haciendo lo que no quiere hacer, creando las condiciones objetivas y subjetivas para ello.
    Los datos son conocidos. La etapa de Zapatero puede ser dividida en dos. La primera, la de los derechos, la de la apuesta por la España plural y el Encuentro de Civilizaciones. La segunda —él la cuenta a su manera en sus memorias— la que acepta el chantaje de los poderes europeos ante el altar del sacrificio de Grecia, chivo expiatorio de una época y de una política. El famoso Plan E estuvo lleno de buenas intenciones pero fue insuficiente y le faltó un proyecto real de superación de una crisis de grandes dimensiones.
   Desde el primer momento, hubo un forcejeo muy duro dentro y fuera del Gobierno y pronto la Unión Europea comenzó a mandar ultimátums. Recordemos aquello de que había que refundar el capitalismo, limitar el poder del capital financiero, regular más y mejor la circulación de capitales, prohibir los paraísos fiscales, asegurar que las multinacionales pagaran sus impuestos y la imperiosa necesidad de un sistema fiscal más justo. ¿Qué quedó? Nada.
Vino la segunda parte, fue más clara y peor. Vivimos el chantaje de los mercados y el dictado inapelable del Príncipe moderno, es decir, del Banco Central Europeo, un dictador nada benévolo. Zapatero lo vivió dramáticamente y terminó por aceptarlo. Había otras opciones, pero el poder es el poder y los mercados lo son. Se llegó hasta el final; es decir, modificar la sacrosanta Constitución Española por la vía rápida y con nocturnidad. Según cuenta José Bono, Rubalcaba lloró amargamente ante semejante desatino. El PP, esta vez sí, salió al rescate y apoyó la reforma. Zapatero llegó más lejos: anunció que no se volvía a presentar a las elecciones, se inmoló ante los poderes económicos.
Hoy estamos en un escenario parecido. De un lado, una atmósfera de solidaridad, cooperación y ayuda mutua en el marco de un discurso donde, recurrentemente, se habla del bien común, del valor de las personas, de no dejar a nadie atrás y de una salida justa y democrática de la crisis para no repetir los gravísimos errores de la anterior crisis. De otro lado, una inmensa polarización política, una guerra sin cuartel en las redes, donde las fake news se mezclan con todo tipo de descalificaciones e insultos, se le niega la legitimidad al Gobierno y se criminaliza hasta límites golpistas a UP y a Pablo Iglesias.

domingo, 12 de abril de 2020

Qué nos está enseñando la Pandemia

Fuente:Mesa en Defensa Sanidad Pública.Madrid

Antonio Prieto Ballesteros
Médico

    Soy de aquellos a quienes las primeras medidas adoptadas (suspensión del Barcelona Mobile, limitación de aforos de reunión, etc.) para el control del coronavirus les parecieron desmedidas. Mas partidario de actuar identificando a los infectados y sus contactos, aislar a los positivos y tratar a los que presentaran sintomatología, nueve días después de declarado el estado de alerta compartí con mis contactos un artículo-informe en http://diariodetierra.com/la-histeria-interminable/, que recogía la opinión de destacados científicos que proponían medidas dirigidas a detectar a infectados y cuestionaban las medidas dirigidas a confinar a la población sana y paralizar la economía.
    Durante este tiempo he aprendido que el COVD19 tiene una expansión rápida y silente, que su demanda de hospitalizaciones es alta y que un 12% de estas requieren ingreso en la UCI, que no se dispone de un tratamiento específico por lo que se va improvisando en función del descubrimiento de su mecanismo de actuación y que la tasa de mortalidad es importante. Que el mayor riesgo se deriva del estrés al que se somete al sistema sanitario por la demanda de recursos humanos y materiales en un breve espacio de tiempo, lo que contribuye a aumentar la mortalidad. Que la detección de infectados requiere la realización de pruebas fiables, que los tests de los que disponíamos no pueden aplicarse de manera generalizada porque requieren de personal cualificado que los lleve a cabo y de laboratorios que los analicen y se corre el riesgo de bloquearlos. Que existen tests rápidos, aunque menos fiables, pero de los que nos disponíamos y hubo que comprarlos a la mayor brevedad.       También descubrí que nuestro sistema sanitario público, del que tan orgullosos nos sentimos, está gravemente herido por medidas de recortes de personal y de recursos, y por las privatizaciones llevadas a cabo en nombre de la eficacia.

De todo mal puede surgir un bien

 
Monet:Campo de amapolas


Juan Balsera
Colectivo Prometeo 

     En el momento que todos hablan del Coronavirus como tema mono tematico en el mundo, me voy a permitir hacer algunos planteamientos que por apartados de la actualidad informativa, no son menos importantes para el conjunto de la humanidad. Mi enfoque va a ser el de buscar el lado positivo de todos ellos para la vida cotidiana de la gente.

   Aparecen fotografias en las que nos muestran los paisajes de ciudades y montañas sin la contaminacion habitual, es como si hubieses regresado al pasado unas pocas decadas antes, los animales salvajes recuperan habitas que los seres humanos le llevan disputando mucho tiempo y por ultimo, el aire y la contaminacion acustica es sensiblemente mejor que la que disfrutabamos estos años atrás. En definitiva estamos disfrutando de unas vacaciones ambientales que no podemos mas que aplaudirlas e intensificarlas en el futuro.

La prostitucion, el trafico de personas y otras lacras sociales han disminuido de manera significativa, seguramente los emigrantes en España tienen una oportunidad de regularizar su situacion, esperemos que asi sea y se les facilite sus papeles.

La cooperacion y solidaridad entre Estados, se han intensificado, salvo excepciones, lo que permite una mejor relacion de futuro entre los gobiernos.

viernes, 10 de abril de 2020

¡Ojalá!

Pere Borrell: Huyendo de la Crítica


Ojalá se te acabe la mirada constante
La palabra precisa, la sonrisa perfecta

Ojalá pase algo que te borre de pronto
Una luz cegadora, un disparo de nieve..

[ Ojalá, Silvio Rodríguez]

Juan Rivera
Colectivo Prometeo
     Cuando Silvio nos estremecía a finales de los 70 del siglo pasado con los acordes de esta canción atravesábamos la edad de la inocencia que nos hacía “felices e indocumentados”(García Márquez dixit), la que nos animaba a intentar transformar una sociedad gris y asustada, recién salida de la sangrienta Dictadura franquista en otra alegre,combativa y colorista, dispuestos al “asalto al cielo” (en singular, como al parecer utilizó la expresión Karl Marx en la carta al doctor Ludwing Kugelmann intentando analizar el fracaso de la Comuna parisina de 1871) sin caer que como Ciudadanía estábamos“Al final de este viaje”( título también del álbum donde apareció la melodía) y a punto de arrumbar las letras reivindicativas de los cantautores en el sótano más oculto de nuestra memoria- entonces nada histórica- para cambiarlas por la vacuidad envuelta en humo y drogas de La Movida, a un tris de volvernos “idiotas” en la acepción griega del término, el ιδιώτης (“idiotes”) que sólo se ocupa de si mismo despreciando Lo Público, a punto de rendir, sin honor ni tambor batiente, nuestras certezas.
    Durante décadas una inmensa mayoría de la Sociedad española se aplicó en la tarea de borrar las huellas delatoras  de sus antiguas  aspiraciones de transformación social solidaria tan presentes en la Historia Contemporánea de los sectores obreros e intelectuales del Movimiento Obrero.
   Para no dejar rastro, compró al peso el envoltorio "Cambio" vendido por el trilero F.González, sin caer en que el lema “Yo, por el cambio” aunque llevase el anagrama y las siglas del PSOE no era plural, sino personal. Sintetizaba-ahora se ve  mucho mejor gracias a la perspectiva que da  el tiempo transcurrido- no la aspiración colectiva y  sí el cambio personal del entonces inquilino de la Moncloa, en su metamorfosis de  presidente de Gobierno  a florero de cualquier consejo de administración bien retribuido.Si lo regaban a golpes de talonario de  antigua empresa pública privatizada para beneficio de unos pocos, no importaba. 
    Hoy, caricatura grasienta de si mismo,  lo reivindican desde el neofranquismo como  “elefante blanco del golpismo blando” para  protagonizar  los sueños húmedos de VOX (Abascal no gana para sábanas de tanta polución nocturna dedicada al gatazo "Isidoro"), PP y toda la derecha anticonstitucional  que lo imaginan  presidente de un gobierno de concentración aunque sea a costa de cargarse la Constitución que tanto dicen defender.