martes, 31 de marzo de 2020

Tontilandia en tiempos del coronavirus

 
Bosco:La Nave de los Necios de viaje al País de los Tontos

Antonio Pintor Álvarez
Colectivo Prometeo 
 Médico
    La psiquiatra Elisabeth Kübler Ros desarrolló un modelo de cinco etapas (Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación) para ayudar en el duelo a pacientes que se enfrentaban a la muerte. Posteriormente su uso se extendió a cualquier situación que suponga una crisis existencial como la pérdida de un ser querido, el trabajo, la ruina económica o un divorcio. A efectos de los comentarios que voy a exponer solo consideraré las dos primeras etapas, Negación e Ira, por ser las que estamos experimentando ante la epidemia del coronavirus.
    Desde que se comunicaron los primeros casos en el mes de diciembre en China hasta mediados de marzo, en nuestro país TODOS estábamos instalados en la fase de “negación”. Solo tenemos que echar la vista atrás y mirar nuestra conducta en esos días. Comprobaremos que “la vida seguía igual”, aunque mirando de reojo a nuestros vecinos italianos pero no sintiéndonos, aún, vulnerables.   Incluso en el ámbito sanitario, las medidas de protección por parte de los profesionales eran bastante tímidas, de manera que en el mismo hospital podías ver a profesionales protegiéndose con guantes y mascarillas junto a otros con solo guantes o sin nada. De esto fui testigo el 27 de febrero en las urgencias del Hospital Reina Sofía de Córdoba donde la médica que nos atendió no disponía de mascarilla porque ¡habían desaparecido! Evidentemente nadie que pensara como real lo que se nos venía encima sería capaz de llevarse este tipo de material. Aún estábamos en el “por si acaso”.
     Aunque analizar con mirada crítica lo ocurrido es necesario y conveniente para corregir errores y deficiencias, no lo es menos que se debe hacer desde la honestidad, mirarnos al espejo y decirnos si, cada uno al nivel de responsabilidad que le corresponde, estaba actuando de manera diferente al estado de negación. Evidentemente hay grados de responsabilidad pero nos puede dar una pista de cómo estaba el patio en aquellos momentos y, de esa manera, poner un poco de humildad para ser más comprensivos con quienes, a pesar de la incertidumbre y la gravedad de las medidas a tomar, tenían la responsabilidad de hacerlo. Lo que hoy observamos es que, apoyándose en la información que facilitan los técnicos en materia de salud, desde el concejal del municipio más humilde hasta la presidencia del gobierno están haciendo lo imposible porque salgamos de esta pandemia.
Lamentablemente, existe un estado mental que denomino “Tontilandia” el cual, aunque no es exclusivo de ningún país o territorio concreto, puede afectar con más frecuencia a unos lugares que a otros. Nos sirve de pista para sospechar donde es más frecuente saber que existe una relación directa con el “índice tabernil” (número de bares o tabernas por habitante) y una relación indirecta con el “índice lector” (número de libros leídos por habitante). Es decir, a más tabernas y menos libros leídos más afectados. Otro dato significativo es continuar anclados en el Medievo por lo que se sigue recurriendo a la ayuda de dioses y similares para enfrentarse a los problemas.

Declaración Socialismo 21 sobre la Pandemia


 Con la defensa de la sanidad pública y la acción solidaria venceremos el Covid-19 ¡Por el cambio de rumbo y la superación del capitalismo neoliberal!

 Socialismo 21 web: https://socialismo21.net/

     La pandemia del COVID-19 ha puesto al desnudo el fracaso y perversión del capitalismo global.
 Su incapacidad para organizar una rápida, coordinada y efectiva respuesta a la expansión del virus, y atender debidamente a las personas contagiadas, quedarán grabados en la historia y conciencia de la clase trabajadora y del conjunEl El actual sistema dominante, levantado sobre la exaltación del mercado contra la intervención del Estado, la primacía de lo privado frente a lo público y el estímulo del consumismo, ha estallado y está condenado a desaparecer.
    El uso de la salud como una mercancía en la globalización capitalista ha significado el abandono y recorte de los sistemas públicos sanitarios, su progresiva privatización y el debilitamiento de la investigación pública en medicinas y vacunas. En España hay que añadir la ausencia de una verdadera industria pública de productos farmacéuticos, de protección sanitaria, y la modesta e insuficiente fabricación privada de respiradores, etc.
   Los efectos terribles de la primera ola de la pandemia en la salud y vida de los seres humanos son un anticipo de la grave crisis económica y social en gestación, como consecuencia de las medidas de confinamiento de la población y del paro productivo en importantes sectores de la industria y servicios, agravada en el caso de España por el desplome del sector turístico que representaba en 2019 el 15% del PIB.
    La dimensión de esta crisis económica y social dependerá de la duración de la primera ola de la pandemia, de la obtención de la vacuna que facilite la inmunidad de la población ante las siguientes olas pandémicas, pero también de las características y efectividad de las medidas económicas que se pongan en marcha para reforzar la sanidad pública, evitar la quiebra de numerosas empresas, de medidas laborales para impedir los despidos, la derogación de las reformas laborales que precarizan el empleo. También del gasto social para cubrir las prestaciones de desempleo, alquiler, o de una renta garantizada o básica que permita cubrir las necesidades a las personas y familias en situación de vulnerabilidad.

domingo, 29 de marzo de 2020

Coronavirus, impuestos y cruces

Caricatura "La Flaca".Siglo XIX

José Antonio Naz
Colectivo Prometeo
    Cuando llevamos varias semanas en este encierro obligatorio y necesario confinados para combatir la pandemia se nos anuncia la inminente campaña de declaración de la Renta. Si en otras ocasiones no lo hemos hecho, en este momento de paralización de gran parte de la actividad y con el tiempo que nos da la reclusión quizás debamos permitirnos alguna reflexión.
    Cuando vemos al gobierno planteando medidas para combatir la pandemia e intentar mantener la vida y la supervivencia de toda la población, debería sernos fácil pensar en la importancia de los impuestos, y de una buena fiscalidad que permita una recaudación suficiente y justa de los mismos.    
Frescos Hrastovlje- Eslovenia
    Se necesitan muchos recursos para garantizar el buen funcionamiento del sistema sanitario frente a la epidemia, pero también para atender a los millones de compatriotas que han perdido su empleo, o de autónomos y pequeños empresarios que se quedan sin actividad productiva. Y para ello se necesita dinero, que tiene que venir de cada ciudadano o ciudadana, de manera progresiva en función de su riqueza, según la Constitución
Si dedicamos un poco de todo este tiempo a comprobar datos, observaremos con asombro que este principio constitucional no se cumple, que las grandes sociedades pagan menos impuestos que la clase trabajadora, como esos médicos o enfermeros que están luchando por salvarnos la vida en momentos tan trágicos como los actuales, o todas las personas que hacen posible el suministro básico para poder mantener el aislamiento mayoritario que permita acabar con este reguero de contagios y muertes. Y podemos pensar en los miles de millones de fraude fiscal, en los miles y miles de millones de esos “patriotas” en los paraísos fiscales; en los regalados a la banca, los pagados a instituciones como la monarquía (además de los que ella se procura por “otros medios”). O en las exenciones, privilegios y aportaciones directas a una institución privada como la Iglesia Católica (se estima en unos 12mil millones anuales).

¿Es posible un futuro mejor?

Monet:"Impresión, sol naciente"


Juan García Ballesteros
Presidente del Colectivo Prometeo

Llevamos varias décadas sufriendo crisis, sobre todo económicas. Después de cada una de ellas la situación social ha ido empeorando, de forma dramática, machacando cada vez más a la clase trabajadora. La última (2008) también ha afectado gravemente a las clases medias profesionales, a los autónomos y a las FYMES. Durante todos estos años de implantación e imposición del sistema capitalista neoliberal, se han aumentado considerablemente las diferencias entre 1 % de ricos y el 99 % de la población. Y ha ocurrido, que una parte importante de la ciudadanía, se haya visto condenada a padecer una situación de supervivencia en unas condiciones de vida miserables. Mucho se ha quedado por el camino y muchos derechos conquistados perdidos (laborales, sociales y políticos). Tantos recortes, tanta austeridad y tanto desmantelamiento de “lo público” ha ido dejando una estela de precariedad laboral, exclusión social y pobreza extrema. Ahora vemos las consecuencias.
Este sistema depredador, sin escrúpulos ni piedad durante mucho tiempo, ha logrado inmovilizar, frenar cualquier posibilidad de rebeldía de tantos millones de sufridores, mediante la inoculación del virus del conformismo, del individualismo, la resignación y del discurso que “estamos en el buen camino”. Para ello, contaban con aliados poderosos: como los grandes medios de comunicación, propiedad de los poderes económicos, con voceros periodista e intelectuales pesebreros, con los partidos de la derecha extrema y la socialdemocracia aliados y con determinados sindicatos “de clase”, vendidos. Funcionaban, como un reloj suizo los mensajes catastrofistas, inculcando un miedo perverso, si los millones de perjudicados se rebelaban contra tanta injusticia. Así se lograba que la sociedad, incluso la más depauperada, estuviera tan sometida que aceptaba las tesis de los poderosos.

viernes, 27 de marzo de 2020

Julio Anguita: Ya nada será igual



Obra de Bansky

Fuente:El Economista

Julio Anguita
Colectivo Prometeo

    La pandemia pasará y dejará un rastro de víctimas mortales considerable, al menos para esta parte del mundo nada acostumbrada a tragedias como ésta. Súbitamente, la realidad nos ha mostrado cuán vulnerables somos y cuán vulnerables podemos llegar a ser. Vulnerables como especie imbricada en la dialéctica vida-muerte, de la cual no podemos evadirnos, pero vulnerables también según el tipo de sociedad en la que estamos viviendo.  
   En la Edad Media histórica -y en las particulares manifestaciones de la misma, fuera ya de su tiempo oficial específico– plagas, epidemias y pandemias era asumidas como señales inequívocas del castigo divino; es decir, al dolor y sufrimiento se le añadía además, un surplus de pecado y culpabilidad. Incluso las expectativas de una recompensa ultraterrena eran dudosas e inciertas ante la existencia de un infierno en el que se precipitaban las almas de quienes habían incurrido en las iras de un dios colérico y vengativo.

La Ilustración primero, los avances de la ciencia y la técnica después, aunados por las revoluciones y cambios socioeconómicos posteriores, condujeron al reconocimiento universal de los DDHH y del llamado Estado del Bienestar. La muerte seguía siendo inevitable pero la vida era un bien en sí mismo y como tal había que cuidarlo, potenciarlo y hacerlo cada vez más duradero en el tiempo y en la calidad del mismo. La vida como bien personal, pero también y a la vez, como proyecto social compartido, se erigió en el centro de la cosmovisión filosófica, social, cultural y política. Este giro copernicano conllevaba falta de perspectiva de incalculables consecuencias: el ser humano, auto-coronado como rey de lo existente, usaba y abusaba de la base que lo sustentaba y de la que formaba un todo indisoluble: la Naturaleza
    El neoliberalismo globalizador y su mística del crecimiento sostenido, la rentabilidad dineraria y el Estado mínimo, estableció una cosmovisión de incalculables y dañinas consecuencias: la vida era, en resumen, un gigantesco libro de asiento en el que el "debe" y el "haber" en términos monetarios, constituían el ideal de vida. El Índice de Desarrollo Humano (educación, sanidad, derechos sociales y calidad de vida (IDH) era preterido en favor del Producto Interior Bruto (PIB). El Estado fue presentado como una rémora que debía ser reducido a la menor expresión posible, En consecuencia, el Estado quedaba reducido a su función coercitiva y a aquellas tareas que la iniciativa privada no veía como rentables.

¡Corta el Bulo!


La ambición de una Iglesia que se adapta a todo


Pepe Aguza
Colectivo Prometeo
Como rezan en sus sentencias matrimoniales “En lo bueno y en lo malo, en la salud y la enfermedad…”, el caso es no renunciar a sus actos y beneficios.
Leo con asombro, como en estos aciagos días que vivimos por la pandemia vírica, la Iglesia Católica una vez más vulnera normas e ignora sus propios ciclos religiosos.
Se inventa su historia según intereses, modificando fechas y actos … en definitiva es lo que ha venido haciendo siempre a través de los tiempos y más adelante explicaré.
De momento me centro en la información de la Diócesis de Córdoba y su obispo a la cabeza, como no podía ser menos, sobre el cambio de fechas en la celebración de la Semana Santa. Lo que habitualmente se ejecutaba en primavera, este año “por castigo epidemiológico divino” se pretende trasladar a septiembre… ¡pues ya puestos, podía hacerse en agosto, que en Córdoba hace una fantástica temperatura de 45º o más y supondría un perfecto sacrificio para los cofrades con sus túnicas y capiruchos!.
     Al parecer el Obispado de Córdoba ha acogido muy favorablemente las directrices del Decreto “En tiempos de covid-19” marcados por el Vaticano y la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, del lumbreras catedralicio Robert Sarah y respaldado por el arzobispo secretario Arthur Roche.
    No hay que olvidar, que todos estos actos, siempre conllevan unos importantes ingresos económicos para la Iglesia y por eso se dan las instrucciones de como realizar las celebraciones religiosas previstas para futuras fechas.
El citado decreto reconoce que los obispos tienen la facultad de posponer estas celebraciones a fechas    posteriores y en su anexo final hace referencia a las procesiones como expresiones de piedad que podrían ser trasladadas a otros días más convenientes de septiembre… o sea todo sea por el negocio y me gustaría saber qué entienden por expresiones de piedad.
Para la celebración de los pasos procesionales, la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, ya tenían vendidos el 94´8% de los abonos de los palcos de la carrera oficial y el 33´7% de las sillas, de los que aún no se han devuelto su dinero, alegando que cuando pueda reunirse la Junta de Gobierno de la Agrupación, se tomarán las decisiones pertinentes.

Polvos y Lodos



Remedios Copa
Colectivo Prometeo
     El coronavirus nos ha golpeado en las narices con una contundencia tal que ya no permite eludir la realidad. Una realidad que exige la cohesión proactiva para hacer frente a una catástrofe que necesita aunar sinergias en una misma dirección.
   Para empezar y sin ánimo de gastar mucho esfuerzo en ello, debo decir que duele el oportunismo y la falta de sensatez, (por decirlo del modo más suave y benevolente posible), cuando el dirigente del PP dedica horas y horas de pantalla en las televisiones y titulares de prensa a mansalva criticando al Gobierno en cuanta medida toma y dándole vueltas a la matraca con que no se debió de autorizar la manifestación del 8 de Marzo.
   Está claro que tanto al PP como a Vox el Movimiento Feminista le escuece tanto como el Vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y demás miembros de Unidas-Podemos en el Gobierno. De no ser así, no se entendería como ninguno de los dos partidos parece tener conciencia, (porque no lo mencionan nunca), los más de 5.500 encuentros deportivos que se celebraron en España en esa fecha, el Congreso de Vox en el que por cierto acudió Sr. Ortega Smith después de un viaje a Italia, las 18.000 misas celebradas en ese fin de semana, además de conciertos, teatro, cine y demás espectáculos de los que la gente disfrutó porque en ese momento no había constancia de la gravedad de la situación. Por lo tanto, seamos serios.

jueves, 26 de marzo de 2020

Mala gente que camina...


Juan Rivera
Colectivo Prometeo

… O lleva días confinada en casa por el Covid 19, pero que con su actitud da la razón a Antonio Machado cuando en su poema “He andado muchos caminos” del libro “Soledades” remataba el verso con un rotundo “y va apestando la tierra...”.
    Desde que el sábado 13 de marzo el presidente Sánchez anunció el estado de alarma en España ante la expansión descontrolada del Coronavirus, nadie duda que la desdicha ha hecho aflorar los elementos más positivos de nuestra sociedad: generosidad, entrega, altruismo, solidaridad, reconocimiento a la labor social y profesional de distintos colectivos...
   Y éstos se han encarnado en los    trabajadores y trabajadoras de Sanidad , muros de contención desde que la epidemia saltó de un cuerpo a otro, de una ciudad a otra, sin distinguir clases, para luego ,transmutados en Dignidad ,recorrer todos los sectores laborales: limpieza, educación, alimentación, industria, cuerpos de seguridad, servicios sociales...  esos curritos que con  su trabajo presencial o telemático mantienen en estos días de zozobra  a la sociedad en pie. Con el mérito añadido de no  recurrir ni a rogativas n al paseo  de imágenes.  Esfuerzo colectivo a pelo, solo guiado por la  voluntad de arrimar el hombro para solucionar el problema.
    Pero  junto a lo encomiable, también aparece Lo Negativo, el aliento pestilente de quien aprovecha el río revuelto de nuestras incertidumbres para aplicar su manual facha. 
 Todos sabemos que es  una reedición hispana mal traducida de un refrito mezcla de distintos excrementos mentales extraídos del nazismo clásico ( manipulación, triunfo de la mentira, tesis de Goebbels...) a los que adoba con gotas de caspa autóctona fundiendo “Santiagos y cierra España”  brazos incorruptos,mantos de vírgenes y brazos echados por  encima del lacayo de turno para que no olvide la diferencia de clases. En Cuba el engendro de alambique surgido del magma tiene  un nombre claro y rotundo: “Comemielda”.
   Nuestro individuo aprovecha la cuarentena para representar el papel que más le gusta.¿ Te acuerdas de Perfectus Detritus, el personaje que aparece en el  álbum de Astérix , “La Cizaña”? Pues ya lo tienes.

La Educación Pública al frente

 
Marea Verde Palma

 
Aula vacía

Jorge Alcázar
Colectivo Prometeo
 Profesor de la Pública

    Sirvan estas líneas como reconocimiento a los centenares de miles de docentes de la Pública. Ánimo compañeros. Sirvan también como apoyo para todos nuestros alumnos y alumnas, y para sus familias. Estamos con vosotros/as, siempre. Sirvan de la misma forma como herramienta dialéctica de denuncia y crítica hacia unas administraciones y unos administradores torpes y cobardes. Enfrente nos tendréis.
    Va ya para semana larga que se interrumpieron nuestras vidas. El quehacer diario se rompió, pero todavía resuena en nuestros oídos el último eco infantil en las escuelas, la última voz adolescente en las aulas. No ha sido mucho el tiempo medido en horas y días, mas largo se nos muestra cuando vemos la distancia que media de aquella última imagen de un patio o de una sala de profesores, a hoy. Y en esta corta distancia temporal, que no emocional, profesores/as y maestros/as hemos comprendido la altura de nuestro cometido. En tiempo récord, con muchos esfuerzos y dificultades, poniendo nuestros propios medios y recursos a disposición de nuestra tarea vital –dar la mano al otro para que se eleve y nos supere-, huérfanos de recursos e instrucciones por parte de nuestras administraciones, nos hemos arremangado a fondo para retomar el contacto -raíz esencial- con nuestros alumnos/as, para hacernos más visibles que nunca en estos duros momentos, cuando se nos necesita más si cabe que antes.
Ahora, cuando millones de trabajadores/as de nuestro país se están elevando sobre sí mismos en su grandeza, con el personal de la Salud Pública a la cabeza, nosotros, los docentes de la Pública, enfilamos el ejemplo y nos situamos al frente, sabiendo que de estos hombres y mujeres se hace un pueblo.

miércoles, 25 de marzo de 2020

Vicenç Navarro: Lo que se está ocultando en el debate sobre la pandemia




     En este tiempo de turbación no podemos olvidar al elemento que más ha agravado la situación: la salvaje ola de recortes y privatizaciones de la Sanidad Pública española ( y de otros servicios públicos esenciales) que, aunque afectó a todo el Estado,  tuvo como alumnos destacados en el trinomio "deterioro- cierro- privatizo" a los dirigentes políticos de las comunidades de Madrid y Cataluña. El artículo de nuestro querido amigo Vicenç Navarro que a continuación enlazamos  da argumentos más que suficientes

martes, 24 de marzo de 2020

Alternativa España: por un programa de reconstrucción nacional y social

Caricatura.Sátira política siglo XIX

Fuente:Cuarto Poder

“Creo en ti, patria. Digo
lo que he visto: relámpagos
de rabia, amor en frío, y un cuchillo
chillando, haciéndose pedazos
de pan: aunque hoy hay solo sombra, he visto
y he creído”
Blas de Otero, 1955
Manolo Monereo

       Nada será igual. Lo que no sabemos es cuando se parará la crisis del coronavirus y, sobre todo, sus costes morales, económicos, sociales y políticos. A mi juicio, la palabra clave es memoria, tener memoria de lo que ha pasado, de dónde venimos y, desde ella, hacerla fundamento de una propuesta de país, de eso que llamamos España. Hay que partir de la crisis del 2008 y recordar aquellas cosas que hoy se repiten de nuevo: refundar el capitalismo, la inoperancia de la Unión Europea, la necesidad imperiosa de la intervención del Estado, la promesa del reparto equitativo de la crisis y que nadie se quedaría descolgado. Díaz Ferrán, presidente de la patronal y hoy creo que en la cárcel, lo dijo dramáticamente: hay que suspender temporalmente el mercado y las instituciones deben de intervenir de forma inmediata y radical. Luego vino lo que ya sabemos.
     Nunca se parte de cero y ya conocemos algunas cosas: 1) Nuestra fragilidad como especie; nos hemos construido desde ella, inadaptados estructuralmente al medio y carentes de especialización; somos una especie indigente que está obligada a construirse un “mundo” en el mundo, generando artefactos y obligados a un hacer constitutivo. Es una dinámica omnipresente y sin límites. 2) Animales racionales y dependientes. No hay libertad fuera de la comunidad ni derechos fuera del Estado; somos (inter)dependientes toda nuestra vida como seres humanos; lo que cambia es nuestra autonomía (relativa); lo somos en la infancia, en la juventud, como adultos y como ancianos. La contradicción más significativa es que el sistema (capitalista), no solo no reconoce estas bases de la reproducción social, sino que se opone radicalmente a ellas desde una lógica presidida por la mercantilización de las relaciones sociales. 3) No hay economía sin Estado ni sector privado al margen de las instituciones públicas. Esto se desvela siempre en las crisis y nos viene a decir que el capitalismo vive e hinca sus raíces en la reproducción social y de la vida y que, periódicamente, se enfrenta a ellas necesitando imperiosamente la intervención de los poderes públicos. 4) El Estado nación como fundamento. Podemos darle todas las vueltas que queramos, pero a la hora de la verdad, solo tenemos el Estado nación y sus fronteras. Uno siente vergüenza ajena cuando se habla de este como si fuese un demiurgo totalizante y totalizador; lo que hay es un sistema de Estados ordenados jerárquicamente que institucionalizan un determinado sistema mundo. Hay muchos tipos de Estados en sus relaciones con el capitalismo y en su modo de insertarse en la economía internacional.

Domingos Laicos de Córdoba en Paradigma Radio:Controversia sobre el debate dedicado a la Prostitución

Participantes en la Tertulia

    A raíz de una tertulia celebrada hace unas semana en Paradigma Radio con el tema de la Prostitución como eje en la que intervinieron una parte de las ponentes que lo habían hecho el 6 de Marzo en la Facultad de Derecho de Córdoba, dentro del ciclo " Debates Universitarios sobre Trabajo Sexual" que ha recorrido buena parte de las Universidades españolas y que en el caso cordobés estuvo centrado en "La respuesta del Derecho al fenómeno de la prostitución: Abolicionismo vs.Legalización", se ha generado una áspera controversia en el seno de Europa Laica cuando el boletín oficial de la Asociación publicó la emisión radiofónica ( enlace a la emisión). 

   A continuación te ofrecemos la visión de las partes implicadas en el mismo para que puedas hacerte una idea lo más amplia y fidedigna posible de lo ocurrido:
A) Comunicado del Grupo de Trabajo " Feminismo y Laicismo" de Europa Laica B) Comunicado del Grupo de Trabajo " Domingos Laicos" de Córdoba Laica C) Carta abierta de Pura Sánchez a Europa Laica D)Carta al Presidente de Europa Laica

Tiempos difíciles




Remedios Copa
Colectivo Prometeo
     Tiempos extraños, difíciles de vivir y de entender. Tiempos confusos dónde la mentira lo impregna todo de tal modo que corremos el riesgo de no atender ni a la verdad imprescindible; muchas veces imprescindible incluso para salvar la vida. Pero ya no creemos.
      No creemos porque estamos hartos de mentiras, manipulación y corrupción. Pero hoy la realidad se impone y es que afecta a nuestra vida y eso obliga a creer y la duda es ¿a creer en qué, en quiénes?
Esta etapa de aislamiento nos aboca a intentar discriminar lo cierto de lo incierto, lo importante de lo accesorio. Es tiempo de obligada reflexión.
     En primer lugar, en situaciones como la que nos ocupa, la ciencia está por encima de la mentira y, si bien es cierto que los intereses económicos perversos y corruptos gustan de meter su mano en ella, aquellas autoridades sanitarias dedicadas únicamente a la asistencia y la investigación, (a esa investigación pobre y mal pagada), cuyas voces no hablan al dictado de ninguna multinacional ni de ningún cargo político relevante, deberían ser fuente de información recomendada.
Es tiempo de aislamiento y de reflexión. En el aislamiento caben dos posibilidades bien distintas; la primera puede generar rebeldía, victimismo o ansiedad; la segunda nos facilita un tiempo de reflexión maravilloso para que recapacitemos y comencemos a forjar un imaginario de futuro bien distinto del que nos condujo a la situación que estamos viviendo. Cuando todo pase, porque pasará aún a costa de vete tú a saber qué precio, este espacio de “parada en el tiempo” tiene que dejar en nosotros forzosamente una huella.

lunes, 23 de marzo de 2020

Córdoba: Solidaridad con el Centro Social Rey Heredia


Julio Anguita:Ensayo general

Calle de Wuhan.Getty Images


Fuente:El Economista

Julio Anguita
Colectivo Prometeo
 
    El coronavirus se expande por España y en consecuencia el Gobierno ha decretado el Estado de Alarma. Una parte dela ciudadanía ha asumido que debe seguir las instrucciones de las administraciones públicas y de las instituciones. Sin embargo muchos otros han creído que era la ocasión para tomar unas vacaciones y se han ido de casa hacia lugares de descanso; huían del virus y tal vez lo hayan difundido. Las fuerzas políticas de la oposición se han sumado -con alguna reticencia- al mensaje gubernamental de que estamos ante una situación excepcional corroborada por las calles vacías y que exige acopio de fuerzas y sintonías operativas.
    Hay una especie de estupor ¿cómo es posible algo que parece retrotraernos a la peste medieval y a otras catástrofes que creíamos ya desterradas de nuestro mundo? La ciudadanía de a pie -pero también políticos y creadores de opinión- se han dado cuenta de que la benaventina "ciudad alegre y confiada", puede ser tan vulnerable como otros mundos exóticos, lejanos y oficialmente retrasados.
    Súbitamente y para una parte de la opinión pública, el Estado cobra un protagonismo que en tiempos de bonanza económica o seguridad sanitaria habría sido contestado y criticado. El pequeño empresario, el trabajador precario, el sector turístico, claman por inmediatas compensaciones en esta hora de inquietud. ¿Se han dado cuenta de que en las horas de vacas gordas hay que prevenir éstas de vacas flacas? De ser execrado y responsabilizado de todos los males, el Estado aparece como la tabla salvavidas con medios, responsabilidad y apoyatura legal para afrontar un problema que afecta por igual a toda la ciudadanía con independencia de ideologías, estatus social o nivel cultural.

domingo, 22 de marzo de 2020

El coronavirus: una puerta abierta para transformar nuestra sociedad



Juan García Ballesteros
Presidente del Colectivo Prometeo

Ante el escenario tan grave que estamos padeciendo con una pandemia que puede afectar a millones de ciudadanos europeos, posiblemente bastantes miles de muertos, cabe preguntarse ¿Toda la política social y económica de la UE desarrollada durante las ultimas décadas con un neoliberalismo salvaje que ha potenciado las privatizaciones, que ha promovido la austeridad y desmantelamiento de “lo público” está en condiciones técnicas, humanas y del necesario material sanitario para afrontar esta dura situación? Indudablemente no.
La crisis del capitalismo-neoliberal, que se lleva gestando en las últimas décadas, ha conducido a la conformación de unas sociedades en las que ha aumentado escandalosamente la desigualdad, la pérdida casi insalvable de derechos sociales y laborales y la condena a millones de personas a situaciones de exclusión social y pobreza extrema.
Si recordamos los eslóganes, mantras repetidos continuamente. para convencer a la ciudadanía de las bondades del injusto sistema, como: los mercados son los que deben regular y desarrollar las economías de los países. Los Gobiernos deben dejar que la iniciativa privada sea el motor del crecimiento, nos daremos cuenta como estas políticas nos han conducido a una total indefensión de la inmensa mayoría de la población ante situaciones de emergencia graves (COVID-19) por el desmantelamiento de servicios públicos esenciales.
Mientras determinados países asiáticos (sobre todo China, Corea del Sur y Japón) han sido capaces de controlar la expansión de la pandemia y, por tanto, demostrar que actuando a tiempo y poniendo al servicio no sólo de los profesionales sanitarios los medios técnicos, con abundantes equipos de protección y de medicación, con suficientes espacios para el tratamiento personal de los más afectados (camas, UCI,…), sino también controlando a la población con test masivos para detectar el coronavirus y aislando a inmensas zonas (millones de personas) para evitar el contagio y la extensión de la enfermedad, se puede parar en poco tiempo (dos o tres meses) la pandemia y comenzar la recuperación de la población infectada.
Estas políticas austericidas han demostrado que la UE no está preparada para una catástrofe humanitaria. Han sido muchos años de despojo, de desmantelamiento de los servicios públicos y con una clara apuesta por el debilitamiento de los servicios sociales y de transferencias del dinero público a entidades privadas para las que su implantación y desarrollo ha sido un “negocio”.

Vídeo: Charla "Muerte Digna, un debate necesario"


Aunque con un poco de retraso (bueno, un retraso bastante grande), aquí os ofrecemos la antológica mesa de debate que tuvo lugar el pasado 18 de diciembre en el IES Maimónides organizada por el Colectivo. Tenéis que tener en cuenta que nuestros recursos son a título personal y no siempre conseguimos tener, en el tiempo que nos gustaría, estos vídeos disponibles para colgar en este blog y en las redes sociales.
Con la presentación de nuestros compañeros Antonio Pintor y Ana Baragaña, que también intervienen, fueron Gabriel Sánchez y Félix Igea quienes nos transmitieron las ideas con las que se trabaja desde la Asociación Derecho a Morir Dignamente y desde el Comité de Ética Asistencial del Área Sanitaria Norte de Córdoba.
Siempre aconsejamos, como es lógico, las charlas y conferencias que organiza nuestro Colectivo pero os podemos asegurar que esta es de las que despeja dudas y desmiente bulos y montajes procedentes de los colectivos religiosos y afines de la derecha.
¡Que la disfrutéis!




sábado, 21 de marzo de 2020

El” Hombre Olvidado”:Aprendamos de la Historia


Juan Rivera
Colectivo Prometeo

     Cuando  el miércoles 19 el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias habló por primera vez -pública y oficialmente- en esta crisis (de forma casual o premeditada hasta ese instante había invisibilidad de los y las representantes de Unidas Podemos en los medios de difusión) su intervención no dio para un asalto a los cielos pero sí para un esbozo de “New Deal”.
Intento explicarme. Entre los puntos reseñables de su discurso resaltaron ideas- fuerza tipo: “ La crisis no es sanitaria, también económica y social”, “ Lo Público no se pone de perfil”, “ El Gobierno tiene que responder a la necesidad de cualquier persona en vulnerabilidad” o “ Solo desde el Estado y del sector público se puede dar una respuesta que dé seguridad a la gente”.Con ellas no está rescatando las “Tesis de Abril” de Lenin para encarrilar la revolución hacia la conquista del poder por parte de los soviets de campesinos, obreros y soldados, sino apelando ,como hizo en 1932 el entonces gobernador del estado de Nueva York , Franklin D.Roosevelt, al “Hombre Olvidado” ( “ Forgotten Man”)1.
El 7 de abril de ese año, mientras se acrecienta la penuria provocada por el “crack del 29” , habla en una radio de Albany (N.Y) prometiendo solucionar la crisis “de abajo a arriba, no de arriba a abajo”.En ese momento aún no es el candidato del Partido Demócrata a la presidencia de los EE.UU. Pues lo nominarían el 2 de Julio,Convención de Chicago.
Pero a partir de esa alocución encontramos a un político consciente de la extrema gravedad de la penuria social que azota el país estandarte del Capitalismo,convencido además que la única forma de revertirla es primando lo colectivo frente a lo individual, es decir, impugnando las certezas repetidas machaconamente hasta entonces por el Poder económico y sus papagayos de que no hay más Dios que el Mercado y que los ricos son sus profetas. ¿ Nos suena?.
Y por ello, aunque el editor Walter Lippmann lo definiese como “un hombre agradable quien, sin ninguna aptitud para el cargo, quiere ser presidente”, el político demócrata sí tiene trazada una hoja de ruta. No hay - vale para 1929 en USA y 2020 en España- nada más deprimente (y contraproducente) que ejercer el poder como pollo sin cabeza, sin rumbo fijo ni ideas claras.

viernes, 20 de marzo de 2020

Coronavirus: Guerra Mundial...a la Economía





Pepe Aguza
Colectivo Prometeo.

    En la vida cotidiana se suceden una serie de acontecimientos, que condicionan el desarrollo de la sociedad.
    En los tiempos que corren, puede ser mucho más dañino y destructivo el debilitamiento de la economía que la destrucción y la muerte, porque dicha debilidad puede conducir al propio empobrecimiento y aniquilación.
    En la actualidad el panorama bélico, bien podría estar cambiando radicalmente: no son necesarias las bombas y las armas para contiendas sangrientas. Pueden ser mucho más rápidas y efectivas armas bacteriológicas o víricas, como podría estar ocurriendo en la actualidad.
   El objetivo de la guerra es la conquista, la destrucción, el dominio, el sometimiento y doblegación del contrario, mediante la utilización del poder y de la fuerza.
    La actual crisis del coronavirus, ¿no podría ser una nueva Guerra Mundial del capitalismo para controlar la Economía Global?.

   No es preciso aniquilar ejércitos con el gasto que supone en vidas humanas y dinero. Mucho más fácil y eficaz es hundir en la pobreza y la miseria a la población civil, esclavizándola y haciéndola más dócil, destruyendo empleo, cerrando empresas y sometiendo a la ciudadanía a la marginalidad y los intereses de los poderosos.
   ¿Alguien duda que este virus no haya sido creado en laboratorios con la finalidad de utilizarlo con fines bélicos y económicos?
   A lo largo de la historia de la Humanidad, la naturaleza ha generado sus bacterias, sus virus y demás seres vivos, que evolucionaron lentamente a lo largo del tiempo, pero no con la agresividad, mortalidad y rapidez de este mutante “coronavirus”.

“Res pública”



Ángel B. Gómez Puerto.
Doctor en Derecho.
Profesor de Derecho Constitucional (Universidad de Córdoba).


     La situación de emergencia sanitaria, social, económica, y considero que también civilizatoria, me ha llevado a recordar una serie de ideas y conceptos sobre lo importante, diría, transcendental, del valor de lo común, de lo que es de toda la comunidad, la humanidad, como elementos materiales que nos pueden permitir asegurar el bienestar general material de la humanidad.
    Como sabemos, el título de esta reflexión es una expresión latina que significa literalmente "cosapública", lo que se conoce actualmente como sector o actividad pública. De dicha expresión proviene, etimológicamente, la palabra república. En la segunda mitad del siglo XX, en este mismo sentido, aparecen los conceptos de Estado social vinculado a un cada vez más importante sector público, y en estas primeras décadas del siglo XXI el de bien común o bienes comunes de la humanidad.
    En Derecho romano Res publica se refiere a una cosa que no es considerada propiedad privada, sino que es de uso público, vinculado directamente al bien de la comunidad, de lo común (infraestructuras de uso general por ejemplo, tan importante en la Roma clásica).
    La dimensión social del ser humano y su tendencia natural a agregarse en comunidades políticas tiene como fundamento y finalidad la consecución de determinados beneficios generales o comunes. A estos beneficios, en orden a satisfacer las necesidades básicas, el pleno desarrollo humano y la felicidad colectiva, a través de modelos políticos de convivencia, cambiantes en el devenir histórico, es a lo que se suele denominar bien común.

jueves, 19 de marzo de 2020

2020:Terminemos la Partida.¡A por la Tercera!

Terminemos la Partida.¡A por la Tercera!


      Para personas ingenuas y olvidadizas: lo que la alfombra de la Monarquía ocultaba ya se sabía mucho antes. En Noviembre de 2010 este blog comenzó a  publicar de forma regular.A continuación os ofrecemos una pequeña selección de imágenes monotemática sobre nuestra relación con la Monarquía española. Creemos que nos hemos ganado con creces el Toisón de Oro. Empezamos:
Arriba viñeta del 5 de Diciembre de 2011, cuando el rey campechano recibía aún su ración diaria de incienso.
Antes, en Mayo de 2011 sabíamos de que barrica venía el "Bourbon".
Nos conmovió el espectacular trabajo de la célula comunista de la Zarzuela en diciembre de 2011.
Lo teníamos claro cuando queríamos terminar la partida de ajedrez en 2013.
Nos pronunciamos en Abril de 2015 cuando al actual Felipe VI lo proclamaron " capirote" mayor de la Semana Santa sevillana.
Manteníamos lo dicho en el 2017. 
Volvimos a la carga en 2018
Aún tenemos agujetas de la cacerolada de ayer, 18 de marzo de 2020


miércoles, 18 de marzo de 2020

Los “Juancarlistas” en los tiempos del Cólera

Juan Rivera
Colectivo Prometeo
Los “Juancarlistas” en los tiempos del Cólera

(De héroes y villanos)


     Aunque no lo parezca por el título tomado prestado a García Márquez, esta reflexión no se centrará  en el minucioso análisis de la corrupta fortuna amasada por el Borbón primigenio desde que pactó su acceso a la jefatura del Estado con el sanguinario dictador, sino en la métafora que su caída política (a los otros batacazos físicos nos tenía acostumbrados y servían de gracieta) representa:
el fin de una monarquía modélica en el que el relato oficial empezaba con un almibarado “ Érase una vez un monarca...” y terminaba con el consabido “ gracias al Caballero, milites Christi,los españoles fueron felices y comieron perdices”.
     Aunque algunos nos cansásemos de gritar sin fortuna “ va desnudo, el rey va desnudo”, pues la mayoría una y otra vez hizo oídos sordos  a la advertencia. Lógico pues los medios de difusión del Sistema  se afanaron en construir  la imagen de  un gobernante bondadoso simpático y campechano, capaz a la vez de decir “cojonudo” y ponerse la capa de Superman para "salvarnos"  el 23F.
   Al susodicho se le  perdonaban  los líos de faldas que en forma de chisme circulaban en corrillos, mentideros y  que de vez en cuando alguna copla de carnaval sacaba para  jugar con la fisonomía de su consorte, en el cuplé transformada en venado cuya cuerna superaba los 222,39 puntos obtenida por el ciervo de los montes de Lanseros en 2016 (artículo Ciervo).
    Puro Gramsci: la clase dominante imponía sin oposición el relato oficial y su hegemonía cultural mientras ocultaba las numerosas pistas sobre la rapiña a manos llenas.
    Solo en los márgenes del Sistema se encontraban quienes- inmunes a la hagiografía- impugnaban la versión. Con poca gloria pese a lo fundamentadas de algunas tesis como las expuestas en “Un rey golpe a golpe” de “Patricia Sverlo” (Libro pdf),”Juan Carlos I : la biografía sin silencios”de Rebeca Quintans ya sin tener que “ llamarse ”Patricia" por motivos de seguridad, o las obras del coronel Martínez Inglés como “El rey que no amaba a los elefantes” (libro pdf), "23 F:El golpe que nunca existió" o "Juan Carlos I : el rey de las cinco mil amantes"
    Las migas de pan para seguir el rastro siempre estuvieron ahí, pero nadie del poder establecido y sus aledaños se molestó en inclinarse un poco para recogerlas.
   En esa orilla del Sistema y gritando “¡Que viene el lobo!” se situó desde su fundación el Colectivo Prometeo ( basta con darse una vuelta concienzuda por el blog) practicando lo que nuestro querido Julio Anguita define como “ discurso profético” (artículo de Julio sobre el tema en Mundo Obrero): decir y defender públicamente lo que consideramos verdad sin temer a las reacciones adversas. Las del Poder interesadas, muchas de las otras desinformadas. Aunque haya que emplear a veces un tono desagradable o desabrido porque al auditorio gusta más del “happy end“ de las películas de Hollywood.

Miércoles 18:"Contra la Corrupción"


    Ésta fue la primera convocatoria que nos llegó.Nos pareció bien.Luego hemos tenido conocimiento de otra a las 21 h. coincidiendo con el discurso televisivo de Felipe VI.También nos pareció positiva. Pensamos que con el tiempo que se tarda en recorrer la distancia del salón, cocina, dormitorio...hasta la terraza-azotea nos da tiempo a acudir a las dos convocatorias sin necesidad de hacer un esfuerzo extraordinario. Lo importante es el ruído, mucho, mucho, ruído.

martes, 17 de marzo de 2020

El "Coronavirus", la nueva Religión


 Juan Balsera
Colectivo Prometeo
  Estoy escribiendo en mi ordenador y a la vez pensando, los pensamientos que fluyen de mi mente son en extremo lo mas a contracorriente sobra la realidad virtual del momento actual en el mundooccidental, con unos medios de comunicación al servicio de la causa.
   Antiguamente se utilizaba a la Religión para disciplinar al pueblo y de esta manera poderlo llevar por el camino apropiado para las clases dirigentes.En la actualidad su eficacia a nivel global es minima, y ademas estas religiones, apenas tienen utilidad al sistema economico en el mundo de la globalizacion actual, dominada militarmente por EEUU.La Economía Mundial estaba ya en una recision económica latante, sin embargo las bolsas mundiales estaban al alza, pese a que eso parámetros no se correspondían con el beneficio y la productividad de las empresas, muchos analistas apuntaban a una nueva recesion, incluso más profunda que la del 2008, pero nadie se atrevía a aventurar cuando, mayormente por miedo al sistema, como se iba a producir ese pinchazo de la burbuja financiera que era mas que evidente,todo ello, pese a que el valor del dinero dejo de tener valor alguno en los ultimos años, lo que el sistema iba generando era un incremento ascendente y permanente de la deuda de Estados Unidos basicamente y de otros paises satelites, se han fabricado cientos de miles de millones de Dolares, sin correspondencia económica alguna.

Cosas en tiempos de Crisis




Remedios Copa
Colectivo Prometeo
 
     Cuando se produce una crisis de cierta entidad, siempre surgen dificultades inesperadas muy difíciles de soportar para unos pero que pueden ser muy ventajosas para otros, e incluso para todos. Recordemos aquello de que lo que es un problema puede revertirse en una oportunidad, dependiendo de cómo se aborde y resuelva.
     En el caso que nos ocupa tenemos una crisis sanitaria que se ha convertido en pandemia y que afecta a la economía y hasta al modelo social en sí mismo alterando las estructuras y dinámicas familiares y laborales, requiriendo abordar adaptaciones inmediatas en la legislación y también en pautas de comportamiento social que serían impensables hace apenas dos meses.
Entre las múltiples interpretaciones que se están dando a esta pandemia encontramos la consideración de “pandemia global”, “primera guerra global por intereses geoestratégicos y económicos” o incluso que se trata de “la crisis económica y financiera global que nos venían anunciando” causante de una recesión similar a la que provocó anteriormente situaciones tan precarias para la ciudadanía como la Reforma Laboral de 2012 y los recortes de bienestar social que han sumido a la población española en la desigualdad y la pobreza.

Las “bondades” de la externalización de servicios en los Ayuntamientos: el caso de FCC en Zaragoza


  • Los y las trabajadoras de FCC en Zaragoza llevan más de 50 días de huelga. ¿Por qué? Nuestro amigo Tomás Ramírez, en Cinco Villas, Zaragoza, nos lo explica en un artículo para Paradigma que debe de servirnos para defender los servicios públicos prestados desde la institución.
  • La realidad ha demostrado tozudamente que a través de privatizaciones o externalizaciones los servicos salen más caros a la ciudadanía y, sobre todo, implica la precariedad de aquellas personas que realizan los trabajos. Eso, sí, las Koplowitz, Florentinos o Botines de turno, hacen el agosto.
  • Todo en base a decisiones políticas tomadas, en su mayoría, por aquellos partidos que sólo quieren el Estado y sus instituciones para desviar el dinero público a empresas privadas para beneficio propio. Quieren un Estado “lo más delgado posible” pero con los recursos suficientes para los negocios de a quienes sirven.


SEMBRANDO SEMILLAS
Tomás Ramírez
Tomás Ramírez Arévalo
“Utopía es ‘lo que todavía no es’ pero ‘puede ser’, es el espacio de reducción de un presente con el que nos sentimos disconformes. Utopía es la referencia que marca el norte e impide el extravío…”
La plantilla de FCC parques y jardines de Zaragoza va por su octava semana de una huelga indefinida iniciada el pasado 20 de enero. Es más que posible que para cuando lean este texto los trabajadores y trabajadoras hayan cumplido ya 53 días de huelga con un seguimiento del 100% de la plantilla que desde el primer día han llevado adelante una movilización firme y permanente en defensa de sus objetivos realizando centenares de actos por las calles de Zaragoza incluyendo, desde hace más de 15 días, una acampada en la Plaza Europa con la intención de mantener el sitio hasta solucionar el conflicto.
Las razones de esta huelga indefinida son tres: la no división de la plantilla en diferentes contratas, la inclusión de cláusulas sociales en los nuevos pliegos de condiciones y la firma de un nuevo convenio colectivo que haga recuperar por un lado, el poder adquisitivo de la plantilla y por otro, permita avanzar en medidas sociales que favorezcan la igualdad, la conciliación familiar y laboral, el fomento del empleo fijo y la formación profesional.
Hace unas semanas su lucha consiguió que el Ayuntamiento, gobernado por PP y C’s con el apoyo de VOX, cediese y se comprometiera a garantizar, por un lado la unidad de la plantilla no dividiéndola en paquetes de trabajadores, y por otro la inclusión de cláusulas sociales. Sin embargo la intención de FCC de incluir en la negociación de un nuevo convenio un plus de 100.000 euros anuales para el personal de confianza y que éste fuera asumido por las arcas municipales echó abajo la posibilidad de resolver el conflicto a pesar de que el gobierno municipal ya había incrementado en 5,3 millones de euros el pago del contrato que mantiene con la multinacional.

lunes, 16 de marzo de 2020

La Marea Básica contra el paro y la precariedad solicita una renta básica de cuarentena

  • La Marea Básica contra el paro y la precariedad ha solicitado al gobierno la valoración inmediata de una renta básica de cuarentena como medida para valorar en el Consejo de Ministros de mañana.
  • Durante el día de hoy se están recogiendo adhesiones de organizaciones y personas individuales a través de su llamamiento (que adjuntamos a continuación).
  • Afirma que el confinamiento sanitario decretado requiere medidas excepcionales que permitan contrarrestar los efectos indeseados de esta situación de emergencia sobre los sectores más precarizados y desfavorecidos.

Vivimos un momento de excepcionalidad los 47 millones de personas que habitamos este país. Se han adoptado medidas necesarias que a nadie se le escapa que suponen un sacrificio individual y colectivo que inevitablemente aporta una carga añadida a las que nuestra sociedad tenía que soportar antes de la crisis del coronavirus.
Es público y notorio que no son decenas ni centenares de miles sino millones de personas las que se encuentran en nuestra sociedad en una situación de pobreza y de precariedad que se ha visto agravada tras la reciente crisis que estalló a finales de la pasada década. Como siempre, las personas más afectadas son las más vulnerables: los niños, las mujeres, las personas dependientes. La reciente visita a España de Philip Alston, el Relator Especial de la ONU sobre pobreza extrema, ha puesto encima de la mesa que la lacra social de la pobreza y la precariedad, pese a permanecer muchas veces oculta, supone una pesada losa que una sociedad como la nuestra no se debería permitir.
Es obvio que las consecuencias de las necesarias medidas adoptadas en la lucha contra el Covid-19 no afectan a todas las personas por igual. Muchos trabajadores van a ver mermados sus ingresos y en muchas familias esto va a tener unas consecuencias dramáticas. Otras se van a encontrar con la imposibilidad material de cubrir sus mínimas necesidades de supervivencia ya que no es lo mismo poder tener unos ingresos ínfimos a través de la economía informal o del medio que sea, que dejar de tenerlos al limitarse severamente esas opciones por las evidentes constricciones a que da lugar esta situación de excepcionalidad.