viernes, 27 de mayo de 2011

Las elecciones municipales en Córdoba


¿ Y ahora qué ? Paisaje cordobés tras el desastre

Juan Rivera
     No ha sido un mal sueño. Los resultados están ahí, oficiales y cuantificables. En las últimas elecciones municipales y autonómicas el PP ha teñido de azul – gaviota la mayoría de las capitales, provincias y autonomías sin despeinarse, sin que se le mueva la brillantina del pelo o las mechas “ rubia de bote “ marca de la casa.
     Sólo ha necesitado subir medio millón de votos ( de los 7 millones novecientos mil a los casi 8 millones y medio) para quedarse con todo el botín y sentarse a esperar el desplome del PSOE que se ha dejado en la gatera del descontento , por su papel de correveidile sumiso del señorito, millón y medio de papeletas.
     Por su parte IU ha subido 204 mil de los que habría que descontar, -si fuesen computables- una pequeña parte de los 17 mil votos perdidos por la coalición IPC-EUiA en Cataluña, extraña alianza electoral válida para apuntalar concejales, fortalecer su grupo en el Parlament y regalarle un eurodiputado a Iniciativa en las municipales, autonómicas y europeas, pero invalidada para las elecciones generales donde los “ ecopacifistas “ catalanes tienen como referencia a la formación EQUO. En mi niñez, a ese tipo de trato desigual se le aplicaba el refrán de “ cornudo y apaleado”.

     No obstante la coalición puede proclamar, sin mentir, que los resultados han roto su tendencia a la baja, subiendo un 0’83% y erigiéndose en representante de casi millón y medio de españoles.
     Sin embargo, si ponemos la mirada en los resultados andaluces, la situación cambia bastante. IU sube unos exiguos 15 mil votos pero baja un 0’83 % el porcentaje (curiosa la repetición de cifras a la inversa ), el PSOE pierde 243 mil electores mientras que el PP suma 372 mil votos más que en 2007. Es decir casi 4/ 5 partes de su escalada la ha realizado en territorio andaluz.
     Centrándonos en el voto obtenido en las capitales andaluzas más Jerez ( excepto en Córdoba, que tendrá un apartado propio), podemos hacer las siguientes divisiones:
     - Granada se configura como un caso peculiar. Es la única ciudad en la que se mantiene la representación   municipal ( 2 concejales ) con una pequeña bajada porcentual ( 0’22 ).
     - En las ciudades donde se ha sido oposición, sin coaligarse con el PSOE, se ha subido en porcentaje y representantes. Así se puede ver en la tabla siguiente

Ciudad       Aumento de porcentaje      Aumento nº concejalías
Huelva                   2´70                                            1
Cádiz                      2´85                                            2
Jerez                      5’70                                             2
Málaga                  3’75                                             1
Almería                  3’42                                              1

- En las ciudades donde se ha gobernado con el PSOE se ha bajado en representación y peso

Ciudad               Disminución porcentaje       Disminución concejalías
Sevilla                     1’22                                               1
Jaén                        0’73                                               1



Como primera conclusión, las cifras dejan ver dos datos:

- Donde se ha percibido a IU como una fuerza de oposición y control a los gobiernos del PP o PSOE (Jerez), los electores han reforzado a la coalición.
- El haber estado en los gobiernos municipales junto al PSOE no se ha traducido en resultado positivo.

a) El “ caso cordobés”

     Mención especial, por dolorosa, merece la hecatombe ( en este caso casi literal con la etimología original – “sacrificio de cien bueyes”- pues en los últimos años buena parte de la izquierda de la ciudad nos hemos sentido conducidos al matadero por la gestión de Rosa Aguilar ) de IU en la capital cordobesa.
     Aunque el retroceso se ha dado en numerosos pueblos de la provincia, con una pérdida global de 31 mil quinientos y porcentual del 8'58, ha sido en Córdoba donde los efectos son más demoledores, perdiéndose 7 concejales, casi 28 mil votos y cerca del 21% con respecto a las últimas.
     ¿ Las causas?: Múltiples y abiertas a más aportaciones.

a) En primer lugar, la horrenda gestión de la crisis provocada por la traición de Rosa Aguilar.

     Debe recordarse que, cuando esta señora dijo su adiós a la Alcaldía ( procurando hacer el máximo daño a la organización de la que salía, como reza el “ Manual psoero de conversos “)aireando su carrera de trepadora ambiciosa, los representantes municipales de IU silbaron mirando para otra parte ( en boca del candidato vapuleado, Ocaña, llegaron a poner los medios de difusión la frase de que “ compartía / comprendía personal y políticamente el paso dado” ) y no denunciaron voz en grito lo que era un clarísimo caso de transfuguismo por abandono de la fuerza que te había aupado y saltar a otra con el objetivo  de medrar más .
     No satisfechos con ello ¡ acudieron en masa a la toma de posesión como Consejera de la susodicha y la invitaron, agasajándola , a la copa ofrecida tras tomar la vara de Alcalde su sustituto!.
     El portazo había dejado, de propina, a una militancia desconcertada – para calmar las protestas internas por la falta de respuesta se empezó a difundir el rumor de la “ existencia de un pacto de no agresión tácito “ por el cual, a cambio del silencio ,¿ cómplice, de los corderos?, de la organización, ella en las municipales venideras , las actuales del batacazo, no haría campaña pro -PSOE y así no perjudicaría a “ su amigo Andrés” - y de rémora a varios concejales que estaban en el Ayuntamiento por capricho personal de Rosa Joaquina Aguilar, no por vinculación al proyecto político de IU, tal como había denunciado en su momento – y rechazado con su voto – el 30% de la Asamblea Local en la proclamación de la candidatura.
     Por ello no sabemos si ha resultado más patético la confianza de algunos dirigentes de IU en la palabra de una persona conocida por su capacidad de incumplir la dada o la foto -el día de las elecciones - de la pastelera mostrando junto a la arqueada ceja zapateril la papeleta del PSOE para que no hubiese duda de la voluntad ( aviso para navegantes: este personaje puede ser próximamente vendido como la esperanza blanca de la “ progresía andaluza” para intentar frenar al PP en las autonómicas ).
     La traición de la “primera dama” llevaba a su punto álgido una pérdida de papeles que había ido engordando como bola de nieve.
    Conviene en este punto señalar escuetamente a los lectores foráneos (y refrescar a los cordobeses) la trayectoria histórica mantenida en la ciudad desde las primeras votaciones a la Alcaldía.
     En 1979 las elecciones las gana una organización – PCE - viva y activa, con fortísima presencia en el entramado social y que encuentra en Julio Anguita la encarnación idónea del discurso. La mayoría absoluta de 1983 se obtiene gracias a un candidato que auna el carisma con el desarrollo de una política municipal de izquierdas totalmente en sintonía con la línea del Partido.
     Tras la marcha de Julio para la candidatura a la Junta de Andalucía y , más tarde, a la Coordinación General de IU, se produjo el feroz ataque del PSOE contra Herminio Trigo que culminó en una injusta condena por "prevaricación en el nombramiento del gerente del Gran Teatro "( ¡qué diferencia con la vara de medir de la Justicia para EREs o Gürtels! ) y su salida de la Alcaldía en enero de 1995.
     De la situación creada no se aprovechó el PSOE – cosa distinta es que Trigo terminase compartiendo, mantel, carnet, mesa y militancia con los mismos que llenaron la ciudad de pegatinas con el lema “Condenado” –,  sino que abrió la puerta al primer gobierno municipal del PP.
     En 1999, con el objetivo de recuperar el emblema se apostó por la diputada Rosa Aguilar que consigue su objetivo tras la suma PSOE –IU por un concejal ( el PP obtuvo 14 ) y , a partir de ese instante se va a suceder una actuación política que mezclará el populismo, sin una ideología más allá de la reivindicación folklórica del cordobita, con una actuación personal y municipal independiente de la organización cuando no abiertamente enfrentada.
Así cuando IU hablaba de Republicanismo ella se mostraba encantada con el rey Juan Carlos y su familia, si el PCE proponía una militancia activa hacía ostentación de no pagar las cuotas del Partido, si se ponían sobre la mesa los valores del pacifismo, acudía solícita a los desfiles de las Fuerzas Armadas, si se hablaba de laicismo, corría - devota y sumisa – a la procesión de la Virgen de los Dolores o al encuentro del obispo de turno.
     Todo ello adobado con un chantaje claro en los momentos previos a la conformación de las listas, cuando echando el órdago amagaba con retirarse, a lo que la organización respondía plegándose a sus intereses, conformándose con la migaja de la inclusión en la lista , con posibilidades de salida, de algún componente del denominado aparato.
     Esta actuación política con la que consiguió ser la fuerza más votada en 2003 ( 13 de 29 ) y 11 asientos en 2007 ( el PP ya se quedó a 1 concejal de la mayoría absoluta ), reportó la incorporación de un segmento de votantes ajenos al perfil ideológico de la izquierda, mientras que parte de los tradicionales se refugiaba en la abstención. Este voto folklórico llevaba consigo un componente de volatilidad altísimo y entraba dentro del juego de la subasta , por lo que podía terminar bien engrosando al PP o, como ha ocurrido en mayor cantidad, apoyando el reclamo de otra oferta aún más populista y soez como la representada por el remedo gilista de “Sandokán” ( Rafael Gómez para los foráneos).

     Debe recordarse que la principal opción electoral de los cordobeses el pasado 22 de Mayo ha sido la abstención, en la que se han refugiado 94.803 ( 36’52% ) voluntades. Ésta no ha estado homogéneamente repartida pues ha tenido más fuerzaa en los barrios populares. Pero podemos reflexionar con los siguientes datos: El PP ha ganado en 344 mesas ( 153 más ), Gómez y su peña en 63, IU en 4 ( 208 menos ).
     Y el PP, además de ganar en sus feudos ( todas las mesas del Centro, Brillante, Casco Histórico); lo ha hecho también en todas las del Parque Cruz Conde y Viñuela, 50 de 53 de Ciudad Jardín y de los llamados “ barrios obreros”, 27 de las 28 de Santa Rosa- Valdeolleros, 57 de las 59 de Levante- Fátima, 27 de las 36 de Santuario- Fátima – Cañero... o 25 de las 47 del Sector Sur.
     Y donde no ha sido primera fuerza es por haberlo desbancado la candidatura de Rafael Gómez. Es decir, la victoria del PP se fraguó en los núcleos del conservadurismo socio-económico, pero ha sido remachada con muchos votos del antiguo “ cinturón rojo”.
     Y la respuesta de los barrios obreros ante la llamada de “ parar a la derecha” ha sido volcándose en una candidatura neoliberal - rico salido del pueblo, implicado y sentado en el banquillo de los acusados por el caso Malaya - que entre otras cosas prometía pisos baratos ( no hechos, por cierto, cuando el cabeza de lista era constructor antes de dar el salto a la política).

b) La falta de valentía de IU al afrontar su Transición.

     Sería fácil , ahora, demonizar al candidato Ocaña, siguiendo la hispánica costumbre de acudir en auxilio del vencedor mientras se le da caña al mono, que es de goma. Él puede ser la cara más visible del batacazo pero no el único culpable.
     Cuando estalló en las manos el problema generado por el intempestivo abandono de Aguilar, se optó – frente a propuestas más imaginativas que ( nos consta), llegaron hasta la Coordinación Federal, de buscar caras nuevas ,aprovechando la herramienta de la Ley de Grandes Ciudades, para conformar un grupo municipal cohesionado, que afrontase, si no con éxito si con capacidad de resistencia en la oposición la ola del conservadurismo intuida – por un continuismo cómodo e insulso.
     Lo mismo que nadie en la organización dudaba de la sapiencia de Ocaña como gestor o portavoz municipal, dados los años acumulados ocupando puestos de representación, nadie ignoraba su incapacidad para encarnar un mensaje ilusionante y nuevo, por su vinculación afectivo -personal a Doña Rosa.
     Difícilmente se podía vender refundación y renovación con las mimbres de lo antiguo. Y cuando más necesitaba IU proyectar dinamismo y aire fresco, recurrió otra vez a las viejas fórmulas. ¿ Ha faltado generosidad, visión de futuro, romper el ombliguismo?. Los que pactaron la lista deben saberlo.

c)Vender sólo gestión

     Que Córdoba está bonita nadie lo pone en duda. Ni tampoco la honradez de quienes han pilotado el Ayuntamiento. E incluso se puede hablar de gestiones en áreas muy buenas, tal vez brillantes. Pero se ha intentado centrar demasiado el discurso en la gestión, sin caer en que , cuando la farola está rota, la calle levantada y la basura sin recoger, el vecino protesta, pero cuando esto funciona desde hace años, el hecho pasa desapercibido.
     Y en estas elecciones era fundamental introducir otro discurso: el modelo de ciudad que se quería construir desde la izquierda frente al que traía bajo el brazo el conservadurismo. Debía dibujarse ante la ciudadanía la idea una ciudad abierta, tolerante, verde, laica, que apostaba por el mantenimiento de la iniciativa pública como herramienta esencial para sortear la crisis.
     E invitar a los contrincantes a desarrollar el suyo cuestionándoles día si y otro también lo que harían, caso de gobernar con las parcelaciones ilegales, qué modificaciones pensaban realizar al PGOU, qué harían con los convenios firmados, o con las empresas públicas y los trabajadores de las mismas, con la Feria...
La campaña, plana y anodina, pasó de puntillas sobre estos ejes.

d) No calibrar bien a los rivales

     Recorriendo los barrios, y plazas, a poco que pegases la hebra en cualquier jardín, encontrabas a muchas personas ( votantes derechistas ), repitiendo machacaconamente el lema de enseñar músculo ( papeletas del PP ) para que la bofetada le llegase al gobierno central. Por eso se permitían hacer un llamamiento a la traición ideológica “ por el bien de la ciudad “ ( como si ésta fuese una encarnación y no la proyección de distintos modelos, contrapuestos y enfrentados).
     También florecían carteles de Gómez en los escaparates de tiendas y bares, unas veces solos, otras acompañados por los del candidato popular, nunca junto a las caras de IU o el PSOE que nadie reivindicaba.     
     Y sorprendías a tu frutero o a la vecina que no llega a fin de mes haciendo apología del joyero- constructor porque “ todos los demás son políticos y no son honrados” ( sic ) o mostrando sin tapujos el tatuaje azul mahón para dar el empujón que permitiese a toda Andalucía cambiar de signo.
     Y cuando avisabas, los entendidos quitaban hierro ( es un bluff ) en el caso del ex-presidente del Córdoba F.C. O veían posible aglutinar el voto de una izquierda movilizada a última hora para frenar a la derecha.
     El cuento de la lechera rompió la cántara y el lunes por la mañana nos descubrimos en una situación similar a la que vivió el Partido Comunista Francés cuando comprobó que “ sus barrios “ se habían pasado al discurso, más facilón e irreflexivo, de Le Pen mientras que la derecha hacía muy bien lo que sabe hacer, aglutinar sin alardear el voto del franquismo sociológico, los moderados, los cabreados con la Junta, los meapilas del no aborto y defensa de la familia ( aunque el concepto pueda incluir amantes e infidelidades pasajeras ), los motivados por el ultra-nacionalismo, la burguesía que ya da por amortizado al PSOE y empieza su baile para adquirir el pedigrí de “ derechas de toda la vida”, peroleros, capillitas y voceadores de un interclasismo en orden, que mantenga la pirámide social tradicional.
     Y ese conglomerado lo sintetizaba el candidato Nieto. Uno de los momentos de vergüenza ajena de esta campaña, se vivió el jueves 19, en el acto central de la campaña de IU. El coordinador andaluz, Diego Valderas, hizo un llamamiento a parar en Córdoba al candidato del PP, nieto del franquismo – pensando seguramente en estar haciendo un juego de palabras – sin caer, por desinformación, en que precisamente si se otorgase un calificativo a éste ( no a muchos de los componentes de su lista para los que si tendría sentido hablar de herencia franquista ) no sería el de proceder familiarmente de los apoyos a la Dictadura asesina, sino más bien de sintetizar la figura del desclasado, personaje que intenta a toda costa identificarse con la clase dominante aunque sea renunciando a sus orígenes.
    Tampoco se calibró el poderosísimo estímulo que podría suponer para un personaje adinerado como Gómez, el convertirse en llave o bisagra que le permitiese salir airoso de losas como la multa de 24 millones de euros que tiene pendiente con el Ayuntamiento.

d) ¿ Hay sitio para la esperanza?

     En la madrugada del domingo al lunes recibí varios mensajes de amigos dispares que coincidían en la pregunta: “ Niño, ¿ dónde nos exiliamos?”.
     Pasada la resaca y las ganas de poner la pancarta “ El último que apague la luz”, la respuesta es “ Puede, pero poniendo patas arriba el chiringuito”.
Debemos tener meridianamente claro dos elementos previos y claves: la derechona ha venido para quedarse ( lleva instalada en más del 40% de los votos municipales desde 1995 ) y además – como bien saben en el Levante o en el Centro peninsular – es inmune a sus problemas de corrupción.
     Su electorado, aplicando a rajatabla la doctrina del mal menor, no le pasa factura sea cual sea el escándalo y el grado de implicación ( Fabra, Camps, Matas...). Es más, desde fuera de ese pensamiento da la impresión de que ven natural la misma, la corruptela, el amiguismo, la búsqueda de favores , el darte para que me des y tiene cierta lógica esta posición cuando un altísimo porcentaje del núcleo primigenio proviene de un vector político – el franquismo y el neofranquismo – que en si mismo era pura corrupción.
     Por lo tanto, si esperamos desde la izquierda desbancarlos exclusivamente a base de denunciar errores y situaciones de privilegio, olvidando el autismo de un grupo que se jalea a si mismo y se retroalimenta con sus altavoces mediáticos, enarbolando todo tipo de teorías conspirativas por absurdas que sean, podemos sentarnos y esperar.
     Para conseguir hacer mella la Izquierda debe actuar en dos planos, el interno y el externo
     a) Internamente
     En primer lugar: asumir responsabilidades y no intentar practicar el juego del avestruz, con un“aquí no ha pasado nada”. Lógicamente las responsabilidades no pueden ser repartidas de forma homogénea bajo la consigna de “ todos hemos fracasado” .
     En segundo lugar asumir la derrota como lo que ha sido: un desastre total
    A partir de ahí definir que proyecto político se quiere llevar a cabo con una línea de actuación, funcionamiento, actitudes...radicalmente distinta a la mantenida, teniendo claro que la presencia en las Instituciones tiene sentido en la medida que se le ofrezca a la ciudadanía una herramienta para intentar transformar realidades que no se comparten, no como un fin en si mismo.
    En tercer lugar, volver a lo que nunca se debió abandonar, el “ programa, programa, programa “ tan caricaturizado y / o despreciado por algunos, manteniendo absoluta coherencia entre el discurso y la práctica, sin volver a caer en el “realismo que impone la gestión”.
    Cuando una fuerza política pide ser votada para cumplir el programa con el que se presenta a las elecciones su primera obligación es no fallar, no traicionar, a las personas que han depositado en ella su confianza. Y si se pueden sumar más voluntades a posteriori, que sea por el convencimiento de lo que están viendo realizar no por cambiar radicalmente de discurso político.

b)Externamente

     Lo primero: pedir disculpas a todos aquellos antiguos votantes a los que se ha empujado a la abstención en el último decenio e invitarlos a que se sumen a un nuevo proyecto totalmente renovado, que rompa para siempre con los vicios de antaño.
     Ser claros y contundentes al poner sobre la mesa las enormes dificultades con las que la ciudad se va a encontrar, en qué medida la gestión neoliberal y conservadora va a lastrar a medio plazo la vida cotidiana, el día a día.
     Prestar oídos a las nuevas realidades que están empezando a florecer como las aglutinadas alrededor del movimiento 15- M.
     Y preparar la resistencia de los próximos años que vienen crudos, enarbolando viejas banderas ( Defensa de lo Público, pacifismo, transparencia, honradez, laicismo... ) junto a las nuevas ( reforma electoral que haga posible la igualdad en el voto independientemente de la opción que se elija, gobernar para los ciudadanos no para los poderosos, fiscalidad progresiva, no regresiva...), dejando a la luz lo difícil de la empresa.

e) ¿ Y mientras tanto?

     Una cosa esta clarísima: el PP dispone de cuatro años para gobernar como le de la gana, aplicando su programa a rajatabla dentro de la comodísima mayoría que le dan sus 16 concejales.
     Y ante este futuro próximo podemos encontrarnos con varios caminos. En la opción menos mala, si el alcalde José Antonio Nieto consigue traspasar a la ciudad algo de la suerte económica que en los últimos tiempos ha tenido su mujer ( entrar a trabajar en Cajasur en las últimas hornadas de contratos realizados cuando la Iglesia era la dueña y salir indemne del ERE ), puede que el panorama no sea tan malo.
     Sin embargo, si empezamos a escuchar un discurso que hable de dar “ más empuje a la tradición “ ( léase romerías, cofradías y procesiones a tutiplén), de buscar una “Feria de Mayo familiar “ ( léase casetas privadas ), de “ intentar arreglar el déficit de las empresas municipales” ( léase privatizar ), de “reordenar racionalmente el PGOU“ ( aquí poned recalificaciones )... entonces habrá que volver a leer, esta vez en serio , los mensajes de móvil que recibimos el domingo a medianoche y hacerle caso al : “ Niño, ¿dónde nos exiliamos?”

8 comentarios:

Alicia Dakota dijo...

Cuánta razón.
Respiro al comprobar que no soy una loca que tiene ideas dispares. ¿Leerán esto los altos cargos de IU? ¿Y ahora qué?
¿Y si no hacen caso? ¿Y si no entran en razón?

Yo creo que en Marinaleda no se está muy mal, de hecho me han comentado que se vive bien =). Un bonito lugar de exilio que no es tan lejano.


Aprovecho para dejar aquí un enlace que quizá resulte interesante (a mí me lo resulta, y mucho): http://inteligencia-ciudadana.blogspot.com/

Saludos a todos,
Alicia Dakota

Unknown dijo...

Me ha parecido una expresión bastante sesgada, auqneu todas tua portaciones son ciertas, no siempre los buenos son las personas que dirigen IU. Creo que hay que acabar con el mito de Julio Anguita y vivir una nueva época en IU, buscar nuevo líderes con carisma, lo de Cayo Lara, es una burla a la razón. Necesitamos reformas dentro del partido y aprovechar esta situación de la que no hemos sabido responder a las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas.

Unknown dijo...

Bueno en primer lugar me presentaré, quizá el comentario anterior lo hice demasiado a la ligera, me llamo José María Aranda Carmona. En segundo término me gustaría felicitar a Juan Rivera por su hermoso, atractivo, locuaz y arduo artículo, creo que básicamente se resume en una frase "Estoy enrabietado porque IU no ha sabido venderse y no ha aprovechado la oportunidad del cambio social que se está gestando en España" Por supuesto estoy de acuerdo con esa aseveraración, pero ahora viene la pregunta que todos/as nos tenemos que plantear en el silencio de la noche que precede a la reflexión profunda, interna e individual: ¿Qué hemos hecho para cambiar la sociedad en la que estamos? Es muy sencillo remitirse a la crítica y transportar datos de las elecciones para evidenciar una realidad. Por supuesto no sé lo que el autor ha hecho por el cambio, ya que no tengo el placer de conocerlo, pero es hora de que todos/as demos un paso hacia ese cambio interno, hacia ese morfismo que nos tiene que llevar a un objetivo común, la reflexión y la actuación. Es el momento del cambio, es el momento de hacer algo para tornar lo que tenemos frente a nosotros.

Anónimo dijo...

Día de elecciones, un colegio electoral del barrio de levante, en cada mesa electoral un interventor del PP, para todo el colegio electoral un representante de IU, es una persona jubilada.

Esta es la organización de la que se dispone, o se hace un esfuerzo para incoporar nuevas ideas y personas o sencillamente no hay futuro, al menos biológico.

Gerardo dijo...

En cuanto al PGOU ya tenemos experiencias estos últimos años con continuas innovaciones del PGOU.
Muy recientemente, enero del 2011, se hizo una Innovación que permitía a la Ciudad Mercedes el paso de 54,96 Hectareas de suelo no urbanizable con la calificación de Campiña(SNU-CA) a suelo urbanizable con la categoria de ordenado.

Innovación del PGOU de Córdoba "Carretera de Granada. Carretera de Trasierra."

No hace falta que venga el PP para que haya recalificaciones pistonudas para algunos propietarios, IU las ha hecho también y todos callados.

Anónimo dijo...

¿Y que has hecho tú y los miembros de prometeo durante todos estos años para intentar que no se produjera esta hecatombe?.¿En que mesa has estado de interventor y que mitín ha dado Julio Anguita para intentar que no perdieramos?.En definitiva que habeis hecho para que no ganara el PP?.

Alejandro dijo...

Compruebo con satisfacción que haya un análisis crítico de la situación (sobre todo la de Córdoba).

Creo que la crisis que causó Aguilar no se ha sabido gestionar (ni desde el municipio ni a nivel federal).

Hay que renovar. Si se habla de refundación, que así sea.

Anónimo dijo...

pepe.
Desde mi punto de vista es un buen analisis que ha hecho Juan Rivera, de la situacion de cordoba. en mi opinión si IU-CA, quiere recuperar credibilidad de la ciudadania de izquierdas, ha de haber un cambio muy profundo,en la organizacion y llevar a rajatabla el programa politico, cuestión que no se ha llevado en los 12 ultimos años.