viernes, 23 de julio de 2021

Cuba, la “navaja de Ockham” ...y Campoamor


Juan Rivera
Colectivo Prometeo

Se conoce con el término “ navaja de Ockham[1] a un principio filosófico y metodológico atribuido a ese pensador inglés.Hizo fortuna a partir del siglo XVI tras considerarse que la formulación - por su simplicidad-  “afeitaba como una navaja las barbas [conceptos filosóficos]de Platón”.

            De forma resumida viene a decir :“ En igualdad de condiciones,  la explicación más sencilla suele ser la más `probable”[2]

            En estos días pasados me ha venido a la cabeza más de una vez el concepto tras la eclosión de noticias sobre Cuba y la difusión  ( tierra, mar y aire ) de un mensaje calcado - trazo grueso y sin matices - repetido hasta la saciedad. Con unos medios de difusión ideológica más papagayos que nunca, absolutamente ruidosos pero, a diferencia de la “amazona leucocephala” o cotorra de Cuba auténtica ,nada cautelosos.

            La imagen iba acompañada por los ripios perpetrados – en toda la acepción del término – por el vate asturiano Campoamor[3], esos que riman “ Y es que en  el mundo traidor/ nada hay verdad ni mentira/todo es según el color / del cristal  con que se mira”, malos como siempre y certeros como nunca.

            Vayamos al grano. En el movimiento mediático que magnificaba las  protestas en Cuba mientras silenciaba /censuraba a las grandes manifestaciones de apoyo al Gobierno ¿ cuál es la explicación más sencilla?.¿Hay algún país que lleve más de 60 años intentando desestabilizar , utilizando todas las herramientas de las que dispone al gobierno cubano? Blanco y en botella: USA es la leche.

Y sí, antes de que lo digas tú lo digo yo: estoy seguro de que en Cuba debe haber malestar en un sector importante de la población porque se han debido  de producir fallos estrepitosos de gestión en la pandemia COVID y la situación económica se  ha agravado notoriamente – casi como en el “periodo especial “ tras la caída de la URSS – al cesar de forma drástica  el flujo de turistas, una de las grandes fuentes de ingresos de la isla  y al darle el imperio estadounidense una vuelta de tuerca al bloqueo. Esa agresión descarada que intenta asfixiar para doblegar la resistencia de un pueblo ( cuando a los “ cuñaos “ analistas se les olvida incluir en el “sesudo” análisis las consecuencias del bloqueo - ¿cuánto aguantaría España una situación similar?- no hay que ser un lince para detectar de que pie cojean).

Pero analicemos datos y comparemos. Si para la Derecha extrema y la extrema derecha  hispanas la situación de la pandemia en la isla con 2137  fallecidos  desde que se inició ( datos a 23 de julio de 2021)  en una población de 11 millones 300 mil habitantes justificaría una “ intervención militar humanitaria” , marines estadounidenses por supuesto,¿ qué habría que hacerle a la Comunidad de Madrid con 15.509 muertos a día de hoy en una población que no llega a los 7 millones? Con un 60% de la población cubana, la cifra de muertos se multiplica por 7.

¿Qué hacerle? Pues nada. Aquí el conservadurismo patrio se pone poético y recita a Campoamor y a su cristal. Y al mirar con el color negro ideológico de sus prejuicios no ve ningún problema. Como tampoco ven los asesinatos de Colombia, los golpes de estado clásicos como el que consiguió revertir Bolivia o modernos ,tipo lawfare [4] de Brasil, las dictaduras de los “primos/ hermanos” saudíes o de cualquier emirato árabe... pues la defensa de boquilla de  los derechos humanos  debe circunscribirse exclusivamente  a Cuba, Venezuela o cualquier otro país que pretenda dar un paso con la pierna izquierda.

De ahí que resultaría enternecedora la preocupación por el pueblo cubano si no supiéramos el trasfondo ideológico, pues sin éste les quitaría el mismo sueño que le quitan los negocios del Rey emérito y su cohorte de amistades peligrosas, las sentencias judiciales donde se exonera a nazis declarados cuando van de cacería mientras  se condena a 7 años a  los menores migrantes que se enfrentaron con ellos [5]  o que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ( TJUE) termine dando un nuevo tirón de orejas ( y van...) cuando analice el caso Altsasu, en el que por cierto, los condenados llevan más de 1500 días en prisión. Todo impostura. El mismo espíritu democrático que cuando Casado silba mirando al tendido si le preguntan por Hungría o Colombia o hace un Don Tancredo[6] si un contertulio se viene arriba  un 18 de julio, y termina echando la culpa del golpe de estado y la guerra civil...¡a la República![7].

Es hora de que empecemos a mostrar públicamente nuestro hartazgo ante quienes siguen viéndonos a los demócratas de izquierda como veía el gran duque ruso Alexei Alexandrovich [8] a los bisontes de Nebraska: carne de caza a la que se le puede disparar/difamar -desde la tranquilidad que les da saber no tener que rendir cuenta alguna- y negarnos a que la agenda sobre lo que se puede hablar y sobre lo que no la imponga la Derecha.

Porque no tiene hartazgo a la hora de exigir el cumplimiento de su agenda  en el recorte de libertades  y llevan velocidad de crucero en su pretensión de poner nuestros Derechos del "sèver".

Y también es hora de dejar de  aguantar a los  falsos "equidistantes" siempre con la palangana al lado para hacerse un Poncio Pilato y lavarse las manos. Mudos eternos  ante la injusticia y la protección que el neofranquismo recibe, amparándose  en un hipotético e inexistente "peligro comunista". Como subraya el dicho alemán: " Si en una mesa hay un nazi y diez personas  que lo respetan, en esa mesa hay sentados once nazis" 

En España el partido de Dolores Ibarruri, José Díaz, Marcelino Camacho y Julio Anguita no recibe clases de democracia de nadie. Llegado el caso las puede dar él, precursor de la Reconciliación Nacional ( junio de 1956)[9] pero no de la impunidad del Franquismo y sus herederos.

Para cerrar el tema me quedo con la frase que proclamaba nuestro añorado Julio"Mientras haya un pirata en frente como EE.UU, violando el derecho internacional y apretando a una pequeña nación llamada Cuba, el comandante Fidel y yo, en la misma trinchera, disparamos contra él. Y después, entre tiro y tiro, podemos discutir ciertas cosas en las que a lo mejor no estamos de acuerdo."[10]

Y termino poniendo música  de fondo. Todo un clásico: la canción de "Carlos Puebla y los Tradicionales" titulada "Cuba sí. Yankis [ y lameculos adheridos] no"



[1]Guillermo de Ockham (1280-1349), fraile franciscano y filósofo medieval

[2]    “Cuando dos o más explicaciones se ofrecen para un fenómeno, la explicación completa más simple es preferible; es decir, no deben multiplicarse las entidades sin necesidad”.

[3]Ramón María de las Mercedes (Pérez) de Campoamor y Campoosorio (1817-1901) escritor decimonónico

[4] Ataque contra oponentes políticos utilizando indebidamente los procedimientos legales, para dar apariencia de legalidad.

[5]El Salto diario

[6]don Tancredo, personaje del toreo cómico que esperaba inmóvil como una estatua la salida del toro

[7] Declaraciones de Camuñas con Casado "el silencioso" de testigo

[8] El Gran Duque Alejo Alexandrovich ( 1850-1908) protagonizó en 1872 una famosa cacería de bisontes  en el Oeste americano , acompañado por famosos personajes como Búfalo Bill, Custer y centenares de indios sioux

[9]Manifiesto " Por la Reconciliación Nacional"

[10]Entrevista a Julio Anguita.2004



6 comentarios:

joaquín Luque i Tenllado dijo...

El marxismo es una fértil teoría sociológica que ayuda en el conocimiento del hecho histórico. Pero no es la única, ni siquiera la mejor de las planteadas. Dicho esto, la praxis histórica en su concreción comunista ha sido un sonoro fracaso: en lo económico, por la imposibilidad de prosperar con un planificador central en el largoplacismo; en lo político, por ahogar la libertad humana; y en lo sociocultural, por bloquear el pluralismo axiológico de los individuos. En definitiva, los partidos comunistas han fracasado históricamente.

Solo una adscripción emocional/religiosa del comunismo, como un imaginario arcádico, explica la pervivencia de esta cosmovisión errónea, históricamente refutada. Pero, claro es, las fes de las personas son respetables...

Entrando en la problemática cubana, sobre ella solo existe una definición posible: es una dictadura de tomo y lomo. Para ser claros como la navaja ockhamiana: una democracia es un estado de derecho, con separación de poderes, con libertad de expresión, con pluripartidismo, con elecciones periódicas libres... Ergo, Cuba no lo es. Y eso, una persona culta ponderada, como el profesor Rivera, lo ha de reconocer, al menos internamente.

Que existan otro tipo de dictaduras, no justifica el más mínimo apoyo al modelo cubano. Que la derecha paleoconservadora enfatice un criticismo hacia dictaduras comunistas y no a otras, no legitima el castrismo. Un embargo, que no bloqueo, no justifica sesenta años de autoritarismo monopartidista. Un "demócrata de izquierda" nunca puede apoyar dictadura alguna, siquiera por ética intelectual y moral.

(Permítaseme finiquitar ésta con una sentencia de J. Milei: "A todo comunista le deseo la libertad de Corea del Norte, la igualdad de Venezuela, el salario cubano y la justicia china".)

Paco Muñoz dijo...

Juan, todos los días aprendo o me fuerzas a completar mis carencias, la lapidaria frase “En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira todo es según el color del cristal con que se mira” es una verdad casi absoluta. Jorge Manrique (1440-1479) incluye la frase “en este mundo traidor” en “Coplas por la muerte de su padre”. Cien años después, la grandeza de un poeta como William Shakespeare (1564-1616) utiliza está expresión, y otro siglo después Calderon de la Barca (1601-1681) en “La Vida es Sueño” la modifica. Y al final Ramón de Campoamor (1817-1901) le da su sentido total “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”. Lo que presupone que no es plagio sino que cada uno de ellos han leído a los demás y claro algo se pega.

Muchos miramos a Cuba con el cariño de la colonia que nunca en su fuero interno quiso separarse de la metrópoli. Luego los yanquis la convirtieron en su burdel particular, y después la revolución romántica de los castristas nos abrió nuevamente el corazón pues se habían sacudido al prenda de Batista. Los vaivenes de la política cercana de los USA hizo que la naciente nación libre del yugo capitalista, se inclinara por el lado comunista de la historia y las políticas posteriores, enquistaron aún más la natural apertura democrática como la entiende el mundo actual, cuando el estómago está lleno y cubiertas las necesidades más esenciales. Un erudito y casi equidistante comentarista te hace una tesis doctoral al respecto del comunismo, pero me parece que desde una óptica quizás ácrata, por lo menos me lo parece, y discriminando que no es bloqueo sino embargo. Y es bloqueo y criminal, eso sin contar con las invasiones fomentadas por los vecinos capitalistas del norte, y otros manejos de otra índole.

Enhorabuena por el trabajo.

joaquín Luque i Tenllado dijo...

(Es más que discutible, desde una óptica literaria, que Ramón de Campoamor sea un referente literario de primer orden. No obstante, gustos estéticos los hay a miles.)

En la época del dictador Batista, Cuba competía con su PIB con países europeos. Después de la llegada del dictador Castro, su PIB descendió a límites obscenos. Los comunistas castristas sobrevivieron con la ayuda soviética y sus subvenciones millonarias. Su aparato productivo planificador era ineficiente. La familia Castro apostó por el comunismo totalitario porque estaba en sus genes ideológicos. Jamás, al derribar la dictadura batistiana, apostaron por un país democrático y plural. Estaba en su ADN político el marxismo como modelo político. No fue USA la que propulsó a construir un régimen dictatorial comunista, sino la íntima convicción marxista de Castro y adláteres. Así, que no nos cuenten narraciones de que se hicieron autoritarios por culpa de USA. Lo hicieron porque eran comunistas convencidos, es decir, antidemócratas acérrimos.

Los fideístas marxistas -tipo Sebastián Pérez, el profesor Rivera o el señor Paco Muñoz-, que poseen el monopolio de la verdad proporcionada por el profeta Marx, han de ser criticados, entre otras cosas, por impostarse como explotados por supuestos "yugos
capitalistas", ignorando, cual nescientes, que tienen el estómago lleno gracias al capitalismo y la pérfida economía de mercado de su país de origen. Bondad que niegan a los países del tercer mundo, respecto de los cuales apoyan dictaduras de todo pelaje, y a los cuales niegan la democracia liberal, el pluripartidismo y la libertad de mercado... Porca miseria.

Addenda:
Cuba no recibe bloqueo alguno. Recibe un embargo estadounidense. Otros países pueden comerciar con Cuba. La misma España tiene conjuntadas con la autoridad cubana empresas turísticas... Un bloqueo constituiría una imposibilidad de comerciar con ningún país. Dicho lo mismo, USA debería de levantar el embargo, pues el pueblo cubano no es responsable de las tropelías de su gobierno comunista.





LolaFer dijo...

Excelente análisis Juan, como siempre nunca dejas nada al azar ni das puntadas sin hilo. Felicidades

Anónimo dijo...

Tenía un concepto muy diferente del señor Joaquín Luque: sus afirmaciones sobre Cuba en este caso y en otras ocasiones sobre temas de izquierdas, me reafirman en su desconocimiento de las realidades humanas. ¿Acaso cree que la dictadura franquista y sus actuales sucesores son mejores? ¿Qué ocurría cuando España estaba bloqueada en la postguerra y la única ayuda que recibía era trigo argentino? ¿Dónde estaba la ayuda de los países "libres" USA, Francia, Inglaterra, etc.?. Puedo afirmar que si el señor Luque i Tenllado alguna vez viajó a Cuba, debió hacerlo a ese turismo de lujo de Varadero, del todo incluido, de sol, playa y si me apura, hasta posible algo de prostitución de lujo para sobrevivir al que a veces tenía que recurrir su población.
Cuba es un país soberano, que ha dado ejemplo de firmeza y de lucha contra el imperialismo, rechazando intentos de invasión en más de una ocasión. Ejemplo de solidaridad con los pueblos más desfavorecidos de África o Latinoamérica, e incluso con sus limitaciones en plena pandemia de ayuda con centenares de médicos y enfermeros, incluida Italia al principio. Su modelo de sanidad pública (a pesar de la limitación y falta de productos farmacéuticos) y de enseñanza es única y roza la perfección.
¡Le aconsejo que aún hoy 61 años después de su gloriosa Revolución y grandes héroes - Cienfuegos, Che Guevara, etc. - (y Cuba ya no es lo que era por las presiones), visite y recorra la isla, conozca sus gentes, sus ciudades, su cultura, sus músicos, no solamente la turística Habana, sino otras como Matanzas, Santa Clara, Trinidad, Pinar del Río, Sancti Spiritus, Holguín, Camagüei, Santiago de Cuba, etc. y conozca su historia, su recorrido por Playa Girón o la Bahía de Cochinos, etc. Tal vez así, después pueda enjuiciar mejor al pueblo cubano, la desgracia de tener los vecinos que tiene y la presión que soportan, dando ejemplo de resistencia y honor!

joaquín Luque i Tenllado dijo...

Afortunadamente, abandoné el marxismo, sus fantasías antropológicas y sus horrores práxicos, encarnados en los distintos partidos comunistas que han dirigido naciones, con resultados de decenas de millones de muertos, claros constitutivos del fracaso comunista real. Si el concepto que poseía de mí le ha defraudado, es un problema suyo, no mío. Convivir y discutir entre diferentes es lo nuclear de un sistema liberal democrático. No sé si este modelo procedimental es posible en Cuba.

El franquismo fue una dictadura abominable, infame, felizmente superada: tras cuarenta años, se transicionó hacia la democracia. Sesenta y un años lleva la dictadura comunista en Cuba y, que yo conozca, todavía no ha mutado hacia el pluralismo democrático.

En lo personal, la hipótesis de un viaje de mi persona al paraíso castrista todavía no se ha producido, entre otras cosas, por mis límites económicos, y la consiguiente elección que hube de realizar de los subsiguientes costes de oportunidad. Ergo, tampoco he conocido los efluvios venusianos de los cuerpos cubanos.. Quiero creer que son solo los turistas "derechistas" los que hacen turismo sexual; los turistas "rojetes" solo van a admirar la cultura cubana, a conocer a sus buenas gentes, a hacer patentes su solidaridad con el pueblo antiimperialista y a escuchar a Silvio y Pablo... Claro que sí.

El mito cubano ha tiempo que desapareció: desde que los camaradas rusos dejaron de inundar con millones a la isla; o desde que el chavismo dejara de regalar petróleo gratuito para que lo recomercializase la camarilla castrista.

En un país liberal occidental la sanidad siempre ha sido de mejor calidad que la cubana, además, respetando la libre elección de las personas, sin imponer un modelo estatal a la fuerza.

La "Revolución" instauró un régimen fascista de izquierda, represor y antidemocrático. Los personajes del Che, Cienfuegos o los Castro, ha sido mitos culturales que no resisten la prueba de la democracia más elemental.

Visitar Cuba y hablar con su gente, es como visitar Corea del Norte y hablar con su gente... El adoctrinamiento, la represión, el miedo a expresarse en libertad, es lo que nos encontraríamos deambulando entre su pueblo: ese método de conocimiento es una falacia brutal.

Hago un par de preguntas:
- Como liberal, ¿un partido liberal, conservador o socialdemócrata podría presentarse a las elecciones cubanas?
-¿En Cuba hay pluripartidismo, plurisindicalismo, elecciones abiertas, separación de poderes y libertad de expresión?
Me gustaría encontrarme a un marxista decente que me respondiese decentemente.