domingo, 16 de septiembre de 2012

15 –S: ni resignación, ni claudicación; ¡resistencia cívica!

                                 vista parcial de la manifestación

Juan Rivera

El sábado un buen número de componentes del Colectivo Prometeo fuímos a la marcha de Madrid. La tertulia posterior y las cinco horas de vuelta en autobús dieron tiempo para compartir unas cuantas ideas,negativas y positivas.

Entre las primeras:

  • Constatar que a la delegada del Gobierno de Madrid le resulta más difícil contar que al Juzgado de los Social número 39 de Madrid dar con su marido ( para que salde la deuda de 48.000 euros a la que ha sido condenado en concepto de salarios impagados e indemnización a un ex-empleado).
          La señora Cifuentes aprendió - suposición benévola- mucho Derecho pero pocas Matemáticas y eso explicaría la cifra de 50-60 mil asistentes con las que se descolgó.
           Ni que decir tiene que si la manifestación hubiera sido “Antiaborto” o el acto de Colón una misa- concentración de Rouco y sus integristas, la asistencia, aunque hubiese ocupado mucho menos espacio,en boca de la señora delegada se multiplicaría exponencialmente. Para eso desde pequeñita hace con lo que le interesa el milagro de los panes y los peces.
  • Comprobar hasta que punto está incrustado en la otra pata del turnismo juancarlista, el PSOE, el cinismo politico.

    Causa estupor ver a los dirigentes del PSOE cordobés marchando contra los recortes. Parecen ignorar el papel que su partido ha tenido en el tema, desconocer como durante el mandato de Zapatero se laminó con saña las conquistas sociales.
  • Ver lo difícil que resulta ser coherente , lo imposible de sorber y soplar a la vez. La gran movilización de militantes de Izquierda Unida, la desdibujaban presencias como la del vicepresidente Valderas, antirecortes en Madrid, de profesión “las tijeras si se tercia", en Sevilla.
  • Verificar “ in situ” como los argumentos de Toxo- Méndez mantienen el tufo de resignación , de amago, confiados en que si tienden la mano al capitalismo salvaje, éste en vez de morderla, la va a estrechar.
    En sus inconcretas propuestas de movilizaciones es difícil delimitar donde acaba la prudencia y empieza la claudicación.
Entre las positivas:

  • Satisfacción por la respuesta popular. Las distintas “marchas” y “mareas” convirtieron el espacio comprendido entre Atocha y Colón en un mural de colores, blanco,azul, negro, verde, naranja...representativo de los sectores públicos que se quiere jibarizar, las conquista sociales que se pretenden eliminar, los derechos obreros a fulminar y en una sinfonía de lemas y cánticos con un eje común: eran coreados por una ciudadanía consciente del órdago lanzado por quienes pretender devolver las relaciones humanas a la fase feudal donde prime el vasallaje.
  • Pluralidad en su composición. Sindicatos que -como CC.OO o UGT - aplaudían hasta hace poco el diseño político -económico de las élites financieras europeas u organizaciones como CSIF o ANPE, cercanas al modelo político del PP, no le hacían tantos ascos a desfilar junto al bloque social crítico de sindicatos alternativos ( SAT,CGT,USTEA...),movimiento 15-M, asambleas estudiantiles y organizaciones de la izquierda transformadora, una vez experimentado en las propias  carnes el peligro que entrañaba para  los trabajadores la fórmula “ contentemos a la troika – Banco Central europeo,FMI, Comisión Europea-
          El pegamento, el aglutinante de una mezcla tan heterogénea eran los miles y miles de ciudadanos que- sin estar organizados ni afiliados- se habían unido a la convocatoria. Su presencia señalaba el  hartazgo y la rabia que están provocando las iniciativas tomadas, ayer por Zapatero y sus compañeros, hoy por Rajoy y sus cofrades, sin que nadie les consulte, sin pedirles  consentimiento.
    Querían ser oídos, tener voz ante unas decisiones erróneas y sesgadas que están dinamitando los pilares de sus vidas,sembrando de cascotes su día a día.
  • Intuir que la crisis está sirviendo de levadura para agitar conciencias. Un creciente número de ciudadanos están dispuestos a renunciar al mando a distancia de la televisión y recuperar la voz, la idea de persona con derechos y no conformarse con ser un bulto al que convocan a las urnas cada equis tiempo para decir “si amo”.
    Enfrentados al espejo comprueban que la delegación absoluta de responsabilidades lleva al desastre total. Los que mandan de verdad, los Botines de turno , están acostumbrados a dar ordenes y sus capataces – Felipe, José María, José Luis o Mariano – a obedecerlas sin pararse en las consecuencias.
      Hagan lo que hagan, siempre gana la Banca, Por ello es tan importante la recuperación paulatina del sentimiento de clase, el despertar del falso sueño interclasista para comprobar que , a la hora de defender sus intereses, a los 16 españoles que figuran en la lista Forbes y acumulan más de 55 mil millones de euros y al resto de compatriotas “muchomillonarios”, les importa un pito conceptos como justicia o solidaridad si ello supone merma, aunque sea ínfima, de beneficios y privilegios.
      Al terminar la jornada, cansados y satisfechos nos retumbaba en los oídos un estribillo muy cantado en las marchas:

A Toxo y Méndez les queremos preguntar,
a Toxo y Méndez les queremos preguntar,
¿cuántos recortes hacen falta más,
para convocar, para convocar
una huelga general?”

  Suscribimos el cántico. No es tiempo de resignación ni de claudicaciones. Es la hora de trazar la línea roja intraspasable y preparar la resistencia cívica

12 comentarios:

Catafracto dijo...

Señores, si todavía estamos en las levaduras, el pan ni hablamos. Ahora, a toro pasado, a que cojones hemos ido a Madrid???

A buscar entusiasmo, gente que coreara nuestras consignas?

A buscar solidaridar, compañeros de visaje?

A buscar Justicia Social, un plumazo de aire fresco?

Hemos ido haciendo caso a una llamada, hemos ido a Madrid a sumar, junto a los corruptos, a los que nos han sometido y a los que no nos dan ni agua; junto a los socialistas.
Que no nos pas na si seguimod ganando puntos para los que nos quieren anaiquilar.

José Manuel dijo...

Juan Rivera, deseo felicitarte por tu excelente artículo. Me cala más la parte de las ideas negativas. ¿Qué hace el PSOE a nivel de cúpula en este asunto?, ¿Qué hace Diego Manostijeras en este asunto? (Diego Valderas). La hipocresía política parece que no tiene fin. Las bases, a todos los niveles, deben tomar su parte de responsabilidad y actuar ya.... Bases de IU, del PSOE, de Indignados.... todos debemos saber que somos ciudadanos, que cambiaremos esto, pero jolines, hay que dar el paso.

Paco Muñoz dijo...

No se puede quitar nada del artículo, que es muy real (de actual, todo lo contrario felicitarte y coincidir en muchas cosas. Creo que para el conteo del personal debían habérselo pedido al Sr. Rouco o a la Conferencia Episcopal, que tienen una calculadora al alza, y significativo en el mismo lugar. Coincido también que la concentración ha sido un hecho pero que a quienes se les ha hecho el enorme favor y dado una inyección, ha sido como dice otro comentarista, es a los sindicatos que se han arrogado la convocatoria. Ellos han capitalizado el acto. Ellos propugnaron Maastrich y la falsa Constitución europea, la que gracias a que siempre nos quedará París no salió. Y de IU que decir, al pairo de lo que salga, pero sin soltar los sillones y los sueldos sin crisis. Canta de pena su presencia por lo menos de los de Andalucía, en otras comunidades queda algo de más dignidad. Aprovechar desde aquí para felicitar a Julio por su cotidiana claridad en el programa de anoche en el tímido reducto de democracia televisiva (no sabemos por cuanto tiempo) de la Sexta. Felicidades nuevamente.

Maite Cebrián dijo...

Como dijo Julio anoche, tenemos que actuar. Es tiempo de moverse: hay que hacer revolución sin violencia, pero nos tenemos que mover. Decía que esta gentuza no va a soltar lo que tiene así por las buenas. Que los partidos no deberían ser la única arma que tenemos en democracia, pero desgraciadamente es los que parece. Catafracto, a eso es a lo que se va a Madrid o a la China si hace falta. A decir que tenemos voz y que no nos basta con ir a votar cada 4 años.
Maite Cebrián

Maite Cebrián dijo...

Como dijo Julio anoche: tenemos que actuar. Es tiempo de moverse: hay que hacer una revolución: revolución sin violencia, pero nos tenemos que mover. Decía que esta gentuza no va a soltar lo que tiene así por las buenas. Que los partidos no deberían ser la única arma que tenemos en democracia, pero desgraciadamente es los que parece. Catafracto, a eso es a lo que se va a Madrid o a la China si hace falta. A decir que tenemos voz y que no nos basta con ir a votar cada 4 años.

Pedro dijo...

Yo no fui porque la manifestación fue organizada por el PSOE, que son parte del problema, y ya me tienen muy harto.

Jose Manuel Garcia Sanchez dijo...

quisiera saber como participar activamente? pues me gusta esta iniciativa.

Laura Farala dijo...

O ellos, o nosotros

Anónimo dijo...

de acuerdo con el de juan rivera,una pequeña matizacion,soy afiliado de base en ccoo mas de 30 años estuve en madrid en la manifestacion del sabado y siendo critico con la direccion del sindicato al que estoy afiliado os recuerdo que en ccoo hay igual de conciencia de clase obrera, distinguir esto por favor, que toxo y su direccion ellos solos no son ccoo, lo digo porque es desagradable oir insultos hacia los que llevavamos banderas de nuestro sindicato,un saludo y nos vemos en la lucha

David Gomez dijo...

Estuve en Madrid y como dice Julio,la reivindicación mediante la protesta,está bien pero es insuficiente,no hay que recurrir a la violencia,pero no creo que a estos señores del poder economico y político les dé por realizar cambios que no les interesa y menos aún recoger sus bartulos y marcharse sin más.Debemos emprender acciones directas,que molesten al poder y que ampare la constitución,para después cambiarla,así se verán comprometidos al utilizar las fuerzas del estado,para paliar dicha reivindicación.

David Gomez dijo...

Estuve en Madrid y como dice Julio,la reivindicación mediante la protesta,está bien pero es insuficiente,no hay que recurrir a la violencia,pero no creo que a estos señores del poder economico y político les dé por realizar cambios que no les interesa y menos aún recoger sus bartulos y marcharse sin más.Debemos emprender acciones directas,que molesten al poder y que ampare la constitución,para después cambiarla,así se verán comprometidos al utilizar las fuerzas del estado,para paliar dicha reivindicación.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo completamente con todo.