miércoles, 26 de febrero de 2014

La Policía avala en su informe el “uso eminentemente social” del colegio ocupado por la Acampada Dignidad

      La Policía Nacional realizó un informe a instancias del juez sobre el estado y el uso del colegio Rey Heredia que ocupa la Acampada Dignidad desde octubre de 2013.
     Dicho informe señala que, tras la inspección in situ de la Policía, “al inmueble parece que se le está dando un uso eminentemente social” y detalla los “servicios” de comedor social, educativos, radio y punto de información que allí se dan.
    En la visita de la Policía al colegio Rey Heredia para realizar el informe, fueron identificadas seis personas que posteriormente fueron imputadas por el juez y prestarán declaración el próximo 7 de abril.
Concentración en los juzgados de Córdoba en apoyo a los imputados de la Acampada Dignidad.
Concentración en los juzgados de Córdoba en apoyo a los imputados de la Acampada Dignidad.
     La Policía Nacional ha remitido al titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de Córdoba el informe que éste solicitó sobre el colegio Rey Heredia, ocupado desde octubre por la Acampada Dignidad con el objetivo de dar cabida allí a actividades de colectivos sociales y vecinos. Según consta en dicho informe, que fue realizado tras la visita de dos agentes al citado colegio, la Policía constata que “a la vista de las distintas dependencias, elementos de mobiliario y materiales diversos observados (…) al inmueble parece ser que se le está dando un uso eminentemente social”.

Sobre ese uso social, el informe ofrece detalles de los “servicios” que se estarían prestando en el centro y los enumera. Así, cita en primer lugar: “Comedor social: al que acuden diariamente entre ochenta y cien personas", sobre el que explica que "se abastece principalmente de donaciones de comerciantes de la zona y particulares".
     Junto a ello, señalan el uso educativo que la Acampada Dignidad le está dando al colegio: “Se están impartiendo clases de apoyo desde nivel de primaria a bachillerato, a niños y niñas que lo necesitan y acuden” y cifran en sesenta el número de menores que acuden a dichas clases. “También están dando clases de inglés y alemán, cursos de informática (existe un aula con ordenadores), talleres de música (instrumentos y lenguaje musical)”.
     Sobre el uso del colegio Rey Heredia como “Punto de Información”, el informe señala que se realiza “sobre temas laborales, sociales y familiares”. Y añade que también se ofrecen “charlas sobre asuntos de índole político-social”.
     El documento enviado al juez por la Policía cita también la "Biblioteca" creada por la Acampada Dignidad en el colegio Rey Heredia con 3.000 libros, así como la “Radio Comunitaria, Ludoteca y Huerto” que se referencian en ese listado de “servicios” prestados en el centro.

Estado del inmueble: interiores cuidados

      Otro apartado del informe se dedica al “estado del inmueble”, sobre el que se señala que, “de lo observado” por los agentes en su visita al colegio, se aprecia que el exterior del edificio y el patio “presentan grietas y desconchones, muros sin enlucir y orificios propios de un inmueble antiguo y sin apenas mantenimiento”, que se corresponden con los dos años en que el centro ha permanecido cerrado y en desuso.
      Sin embargo, los agentes aprecian que “los interiores por el contrario se encuentran pintados y con un mantenimiento acorde a unas dependencias habitadas y cuidadas”, que se corresponden con las zonas habilitadas por la Acampada Dignidad para las distintas actividades que allí tienen lugar.
     En concreto, el informe policial señala que “las dependencias más utilizadas son el comedor, aulas y salas de recreo infantil, baños y cocina”, sobre las que destaca que “presentan aparentemente un estado normal de conservación e higiene, teniendo en cuenta la edad de la construcción” (el colegio data de 1918). Y junto a este informe, la Policía hizo entrega al juez de un “reportaje fotográfico realizado en las dependencias y exteriores” del centro.
     Asimismo, en la visita que realizó la Policía al colegio Rey Heredia para elaborar este informe solicitado por el juez, los agentes identificaron a seis personas como “responsables de la gestión del inmueble” que se encontraban allí “en el momento de practicar la inspección policial” y que, indican, “asumieron ser responsables de las tareas o áreas” de trabajo en el centro.
      Esas seis personas identificadas entonces fueron posteriormente imputadas por el juez que lleva el caso y han sido citadas a declarar el próximo 7 de abril. Se unen así a los ocho imputados anteriores que fueron las primeras ocho personas en entrar el 4 de octubre de 2013 al colegio Rey Heredia y que ya declararon ante el juez tras la denuncia interpuesta por el Ayuntamiento de Córdoba por un presunto delito de usurpación del inmueble.

1 comentario:

Gloria Jurado dijo...

Tendrían que concederles la medalla de oro al trabajo y al mérito por los valores culturales que transmiten. Pero no, las medallas las conceden a trozos de madera.