viernes, 12 de septiembre de 2014

¡Vaya casta de patriotas!



Juan García Ballesteros
 Presidente del Colectivo Prometeo y miembro del FCSM

El DRAE recoge como definición de patriota: persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.
Sólo con leer la definición de patriota que da la Real Academia Española de la Lengua podemos entender que el concepto lleva implícitas dos condiciones que en muchos de los que así se llaman, sobre todo en el ámbito político, empresarial, religioso o judicial, incumplen.

Tenemos en nuestro país personajes que, a todos los niveles: sociales, políticos, religiosos y económicos, presumen de patriotas. Llevan la bandera pegada en el reloj, en la correa, en la corbata y hasta en los calzoncillos, algunas con el aguilucho. Hay un gran grupo que se manifiesta y se cree españoles cabales, justos, honrados, que sienten “amor por España”, pero que en el fondo son propios de una casta heredera de lo más rancio del franquismo, que han arrastrado, y lo siguen haciendo, lo más perverso y corrupto de la dictadura. Otros en cambio han aprendido el lenguaje patriota sobre la marcha, porque les convenía ocupar un espacio tan cómodo y lucrativo que les ha llevado a las máximas instancias sociales, políticas, económicas y sindicales. Pero la realidad que es muy tozuda y, ante sus propuestas y comportamientos, los señala como todo lo contrario: son antipatriotas, antiespañoles. Veamos algunos ejemplos de estos patriotas y de cómo han procurado “el bien para su país”.

El PSOE, ese partido salido de la nada con la ayuda de la CIA y la socialdemocracia alemana, en sus 21 años de Gobierno, es indudable que ha mejorado el nivel de vida, pero, puesta en la balanza su labor gubernamental, podemos sacar la conclusión que ha empeorado la situación económica, laboral y social de nuestro país a medida que ha acrecentado su poder y gobierno. Hagamos un breve recorrido para recordar hechos significativos de estos años:

  • En los primeros 14 años de gobierno (Felipe González), dilapidó, vendiendo al mejor postor, una parte importantísima de nuestro sector público (unas 70 empresas): relacionadas con 16 sectores de producción. Se malversaron, totalmente o en parte, empresas tan fundamentales para nuestra economía como Seat, Enasa, Endesa, Repsol, Argentaria, Telefónica y Ence. En las dos últimas legislaturas (JL Rodríguez Zapatero) continuaron privatizando aquellos sectores que al PP no le había dado tiempo en los ocho años de Gobierno de Aznar: aeronáutica, seguros, tabacos, sanitario, construcción naval, energía, ingeniería, banca, esterilización industrial.
  • El partido se financió de forma ilegal y permitió la corrupción (Caso Filesa, EREs, Vera, Guerra y Roldán). Recurrió a terrorismo de estado (GAL).
  • Dijo: “OTAN, de entrada no” y nos embaucó.
  • Nos metió en el Tratado de Maastricht (1992) con las desastrosas consecuencias económicas que ha tenido para nuestro país la moneda única y las imposiciones de la Troyka. Estas imposiciones, asumidas sin rechistar por el Gobierno, trajeron: la disminución de salarios, el elevado nivel de paro y la merma de derechos laborales y sociales. Esto supuso una pérdida gravísima de nuestra autonomía económica y política.
  • Su desastrosa política económica, laboral y social obligó a los sindicatos, algunos partidos y colectivos sociales a plantear cuatro huelgas generales, por las políticas de ajuste y los contratos basura: 1985, 1988 y 1994.
  • La Reforma Laboral de Zapatero (2010), con políticas de ajuste que supusieron los mayores recortes sociales hasta la fecha, tuvo su respuesta en otra huelga general, convocada por los sindicatos, con gran éxito (29S).
  • En todos los años de Gobierno han incumplido sistemáticamente los artículos fundamentales (derecho al trabajo, a la vivienda, a una jubilación digna,…) de la Constitución que ellos aprobaron.
  • Este partido protagonizó el cambio en la Constitución (con el PP) con la aprobación del artículo 135 que obligaba a pagar antes la deuda que combatir el hambre, la desnutrición infantil, el paro, los desahucios, las pensiones…
Este pequeño resumen nos demuestra la catadura de este partido que, teniendo tanto poder en sus manos, ha ido vendiéndose a los poderes económicos y empresariales de los que después sus altos dirigentes han sacado un gran beneficio personal, asegurándose su futuro a costa del patrimonio de todos los españoles (Felipe González, Pedro Solbes, Miguel Boyer, Narcis Serra, Elena Salgado, Luis Atienza, Luis Carlos Criossier, José Borrel, Javier Solana,…).
El deterioro social y económico de estos años de gobierno, el empobrecimiento de la población y el gran aumento del paro demuestran que estos gobernantes del PSOE no “aman a su patria” y no han pretendido el “bien para su país¡Vaya Casta de patriotas!

El PP es la otra cara del bipartidismo impuesto. Partido reaccionario, heredero del franquismo, que gobierna a España como el señorito el cortijo: “aquí mando yo y se hace lo que realmente me da la gana”, que no es ni más ni menos que los dictados de los poderes oligárquicos, bancarios y empresariales impuestos desde los intereses de este neoliberalismo salvaje, representado por la Europa de los mercaderes (Troyka, BCE, CE) con Alemania como paladín de las profundas reformas exigidas a los países del euro. Estos dirigentes peperos en sus tres legislaturas (dos de Aznar -1996-2004- y una de Rajoy -2011-…) han demostrado cuáles son realmente sus intereses, totalmente contarios a la inmensa mayoría de los ciudadanos a los que ellos, como “patriotas” que se llaman, deberían haber defendido y apoyado. Hagamos un recorrido por su trayectoria gubernativa y la política que han aplicado:
  • Han continuado y profundizado en las privatizaciones iniciadas. Se han vendido-regalado al sector privado (total o parcialmente) las principales compañías de 11 sectores fundamentales de la economía española. Entre ellas destacan: Gas Natural. Telefónica, Tabacalera, Endesa, Repsol, Argentaria, Red Elétrica, Aceralia, Casa, Iberia.
  • Los casos de corrupción salpican a todas las esferas del partido popular (Gürtel, Bárcenas, en proceso) y los casos ya condenados de altos dirigentes (Jaume Matas, Carlos Fabra). Pero el fraude y el robo está tan extendido en el PP que continuamente salen en los medios alcaldes, concejales y representantes del partido acusados de corrupción ¡Estos son los “patriotas”, esquilmando el erario público!
  • Este partido posibilitó con su apoyo, el cambio en la Constitución con la aprobación del artículo 135, ya comentado.
  • Con Aznar en el Gobierno, se liberalizó el suelo y se potenció la burbuja inmobiliaria que tanto daño ha causado a la economía española, no sólo por la exorbitada subida del precio de las viviendas, sino porque se creó un gigante inmobiliario de corrupción y un insostenible desarrollismo económico. Con la crisis mundial nos estallaría y agravaría la difícil situación de nuestro país.
  • Al igual que el PSOE, el PP ha infringido, durante sus mandatos, los artículos fundamentales de la Constitución.
  • La reforma del subsidio de desempleo (decretazo) le supuso a Aznar (2002) afrontar una huelga general convocada por todos los sindicatos. Con el gobierno de Rajoy (2011) se han acrecentado las desigualdades y se han perdido derechos laborales y sociales. Los recortes en sanidad, educación, I+D y dependencia, la dura reforma laboral (abaratamiento del despido y facilidad para bajar los salarios), el tijeretazo en las prestaciones por desempleo, la larga lista de promesas incumplidas, la desorbitada subida de la deuda pública (rescate bancario, intereses, déficit tarifario,…), han llevado a los sindicatos a plantear una huelga general (2012- 14N) que aunque exitosa, no ha modificado las políticas de ajuste del Gobierno que sigue fiel a los mandatos de los poderes económicos.
  • Aunque el PP, para esta legislatura, había recibido una difícil herencia, no tiene justificación, pues en sus tres años de gobierno ha profundizado la degradación social, política y económica y ha hundido nuestro país en una crisis sin precedentes. Rajoy, como buen lacayo, ha aplicado las políticas de ajuste ordenadas por la Troyka y ha permitido la pérdida de nuestra autonomía económica y política. Ha conseguido situarnos en seis millones de parados (25 % de la población activa -55 % de paro juvenil-), con cerca de un millón ochocientos mil hogares sin ninguna prestación ni ingreso (Fuhem-ecosocial), como el segundo país de la UE con más desigualdad social, con casi once millones y medio de personas (25,5% de la población) que están en una situación o riesgo de pobreza y exclusión social (entre ellas cerca de tres millones de niños -ONG Save the Children-) y con una deuda pública tan astronómica que nunca se podrá pagar (Un billón de euros -100 % del PIB-).
La dura situación de pobreza, hambre y miseria que padecen tantos españoles se ha producido por una importante bajada de salarios, una gran la precariedad laboral, una fuerte subida de impuestos indirectos, la congelación de las pensiones, la pérdida de derechos laborales y el enorme aumento de los contratos basura.
Esta exposición de razones, al igual que con el PSOE, nos explica como en los 11 años de Gobierno, el PP (con dos mayorías absolutas) ha ido traicionando los intereses de la inmensa mayoría de la población para favorecer a los poderosos (oligarcas, banqueros y empresarios) que les han pagado a sus altos dirigentes con el beneficio personal de colocarlos en sus consejos de administración (José Mª Aznar, Ángel Acebes, Ana Palacio, Abel Matutes, Manuel Pimentel, Josep Piqué, Rodrigo Rato, Eduardo Serra, Isabel Tocino, Eduardo Zaplana, Marcelino Oreja…).
El deterioro social, económico, político y moral de estos años de gobierno del PP han desembocado en una situación tan degradada que han hundido al país en la miseria, el hambre y la desesperación. Por sus hechos demuestran que estos gobernantes no han buscado el bien para su país, sólo su bienestar y el de las élites a las que representan ¡Vaya Casta de patriotas!

A pesar del miedo, la resignación y la apatía entre mucha de la gente más perjudicada por estos partidos (PPSOE), desde hace unos meses (22M y Elecciones europeas) hay un despertar ilusionante de una parte importante de la población que no está dispuesta a continuar con el sainete del bipartidismo y quieren acabar con esta farsa Transición que tanto sufrimiento ha traído a nuestro país. Quieren zanjar esta etapa y abrir nuevos caminos para conseguir que una inmensa mayoría social se conviertan en un referente de poder ciudadano capaz de elaborar un programa, concreto, aplicable y factible, basado en nuestra Constitución y en Declaración Universal de los DDHH. En este escenario de cambio radical, emergen fuerzas políticas (Podemos, Equo, Compromis) y colectivos sociales (Stop Desahucios, PAH, 22M, FCSM,…) que han ido recogiendo y luchando por un cambio real y planteando propuestas programáticas con respuestas a la posible solución de los problemas concretos que tienen la inmensa mayoría de los ciudadanos. Por ello, plantean: potenciación del sector público (sanidad, educación dependencia,…), autoría de la deuda pública, SMI de 1000 €, banca pública, pensiones dignas, reforma fiscal progresiva, nacionalización de los sectores estratégicos de la economía, separación iglesia-estado, derecho al trabajo y a la vivienda y recuperación de nuestra autonomía económica y política ¡Es la hora de movilizarse, unirse y luchar!