domingo, 17 de mayo de 2015

CSO Rey Heredia: Hagamos memoria


 Rafael Juan
Colectivo Prometeo / FCSM
        El origen y trayectoria de la ocupación e inmediata liberación del antiguo Colegio Rey Heredia de Córdoba por parte de la Acampada Dignidad son más que conocidos. Para aquellas personas que no lo conozcan, les falten datos o tengan amnesia “electoral” (que tan graves síntomas provocan en las mentes calenturientas de algunas) solo tienen que echar para atrás en esta misma web del Colectivo Prometeo. Esa amnesia electoral hace que, aquellos que no han dado palo al agua en el Rey Heredia y que incluso contraprogramaron con una charla de Cañamero la manifestación contra las pensiones que dio lugar a la ocupación, estuvieran el sábado 16 con camisetas de su partido diciendo que han sido casi el alma del Rey Heredia. Craso error de aquellos y aquellas que aprovechan estos actos para intentar sacar unos votos.

    Lo mollar del tema es que, durante dos años y medio, los colectivos del Distrito Sur, que se habían   quedado sin sitio para trabajar por el desalojo del enésimo cadáver del distrito más maltratado por el Sr. Nieto (y anteriores alcaldesas), solicitaron la cesión de ese colegio que había quedado sin uso educativo y, por tanto, abandonado a un hipotético derribo no se sabe cuándo.
    A esas peticiones, al contrario que ha hecho el Sr. Nieto con los colectivos cercanos a la Iglesia Católica, con entidades seudoeducativas de amiguetes suyos, o con la empresa privada superlucrativa Córdoba C.F., no contestó jamás. Ni para sí ni para no. Claro, después supimos y nos confirmaron desde el Ayuntamiento, que es que lo tenían prometido a la Hermandad de Cofradías para la instalación de un museo cofrade. ¡Cómo no! Y como está la Acampada Dignidad en el Rey Heredia, ya le han buscado otra ubicación gratuita con obras a cargo del erario público incluidas.

   Después de muchos reveses sociales (el apoyo al ya Centro Social Rey Heredia en Córdoba es un clamor, que intentan ensuciar con becarios que el PP en el ayuntamiento tiene para poner comentarios obscenos, amenazadores y criminalizadores en las redes, o con su diario de tres letras que, saben juntar porque son las tres primeras) y de un gran revés judicial que negaba el desalojo solicitado por el Sr. Nieto, en junio de 2014 no tuvo más remedio que hacer como que negociaba la cesión. Desde ese tiempo, Nieto y su monaguillo Torrico se han tenido que inventar burdos documentos (incluso usando registros falsos).
    Como cortaron el suministro de agua, la Sra. Mª Jesús Botella se fue a la inspección de sanidad de la Junta de Andalucía para denunciar la cocina que daba de comer a 100 personas diarias en el C.S. Rey Heredia. A esta señora, benefactora donde las haya, ya se la conoce en Córdoba como la “reina del Twitter”, o la “faraona de las redes sociales”, sobre todo visible en los plenos del Ayuntamiento, donde tiene que hacer uso de cargadores y de aparatos táctiles de repuesto para no parar ni un segundo, haciendo gala de una falta de respeto tan solo comparable a la de su compañera de partido Celia Villalobos.
    Incluso han conseguido algo que no sé si se habrá producido alguna vez en la legislatura: la exigencia de toda la oposición al completo de que repusieran el suministro de agua en el C.S. Rey Heredia y se cediera de inmediato a la Asociación Casa de la Ciudadanía, que el colectivo formado al efecto. Esto ocurrió en el Pleno Municipal del 14 de noviembre de 2014, según moción de IU.
    Y, en esas, han ido engañando a la Acampada Dignidad y al Consejo de Distrito Sur, llegando al punto que, el 21 de enero de 2015, el Sr. Torrico (a quien últimamente le quitan la primera letra para mayor libertad de pensamiento) prometió la cesión inmediata (“para finales de febrero”) sin desalojo previo de la Acampada Dignidad. “Todo en un acto. Van los técnicos a primera hora de la mañana, sale la poca gente que haya, cambian la cerradura y, allí mismo, os damos las nuevas llaves”. Tan cierto es que no hay más que tirar de hemeroteca y leer sus declaraciones. Claro que, seguramente, el Sr. Torrico quizá no estaba pensando en el Rey Heredia, sino en el Banco de Alimentos de Cáritas, al que, en menos de un mes, estando aún en obras para mucho tiempo y con el voto en contra del Consejo Ciudadano, le cedieron el antiguo matadero municipal. Porque al C.S. Rey Heredia, a primero de marzo le dijo que para Semana Santa; en Semana Santa le dijo que para mayo; y el 13 mayo le ha dicho que para el verano “o así”.
    Quizá sea comprensible la tardanza porque el PP está muy, pero que muy ocupado, haciendo el trabajo sucio de seguir intentando engañar a la población. Muy en particular a la del Distrito Sur, a la que ahora le ha puesto un cartel en el antiguo “poli”, jurando que, esta vez sí, aunque pendiente de confirmación, lo van a arreglar; o que van a arreglar, esta vez sí, por mi virgencita, el estadio San Eulogio; y que van a arreglar Magisterio, aunque hemos perdido una millonada de la Unión Europea por su ineptitud y el darle la obra al nuevo dueño de Córdoba, Florentino Pérez. El PP está muy ocupado en lavar la cara de una Córdoba que, durante cuatro años, ha expoliado, hasta el punto de hay 2000 personas explotadas con la ayuda de la Junta de Andalucía, limpiando, pintando, adecentando en un mes lo que no se ha hecho en cuatro años porque se han ido desmantelando todos los servicios públicos para, si ganaran las próximas elecciones, proceder a entregárselo todo de forma definitiva a D. Pérez y sus empresas.
    El sábado 16 de mayo, la Acampada Dignidad y el Consejo de Distrito, con el apoyo de los colectivos sociales de la ciudad, salieron de nuevo a la calle a protestar por el abuso de poder, el totalitarismo y la desfachatez del Sr. Nieto. Y recordamos a nuestro Alberto Almansa, a quien, por cierto, también se niegan a ponerle el nombre de la calle donde está el colegio Rey Heredia, que, actualmente se llama Bajada del Puente (no creo que sea por tener un nombre muy ilustre) En estas cuestiones, también vemos la diferencia de trato. A escasos 50 metros de esa calle se le concedió a la Virgen del Rocío unos jardines y una plaza sin necesidad de aducir méritos (son evidentes, por supuesto) A Alberto, que, por supuesto, fue incómodo tanto para el Sr. Nieto como para su antecesora, o para el obispado, se le exige hasta el certificado de penales.
     El C.S. Rey Heredia ha estado y está por encima de batallas electorales. No de la política, la cual hemos practicado 24 horas al día, 7 días de la semana y 365 días al año. La política de la solidaridad, del apoyo mutuo, de la generosidad y la reivindicación, del altruismo de la gente, de la confluencia de colectivos sociales que han formado una pequeña comunidad al margen de las instituciones, de las subvenciones, de los conciertos económicos y empresariales. Eso es lo que les duele a los que ostentan el poder. Y esa es la gran, enorme, incontestable, definitiva victoria de la Acampada Dignidad. Victoria que el Sr. Nieto, como dijo su monaguillo Torrico en la reunión del día 13 de mayo, hubiera querido evitar “sacándoos a palos”, pero que, gracias al buen hacer de los y las ciudadanas, se ha tenido que aguantar.