martes, 19 de mayo de 2015

Rafa Blázquez


Juan Rivera
Colectivo Prometeo/ FCSM

     Coincidí con Rafa en el Movimiento de Objeción de Conciencia ( MOC) recién iniciados los años 80.Imaginad un país con el Felipismo en su cenit y en vías de someterse atado de pies y manos a los dictados de Berlín porque iba a ingresar en la UE. En nuestra ingenuidad de pacifistas insumisos ambos creíamos que los sólidos argumentos para el “No” nos harían ganar el referéndum sobre la OTAN. Desde entonces nuestras vidas se han cruzado al ritmo de las movilizaciones sociales que en estos treinta años jalonaron el camino.
     No somos amigos íntimos pero Rafa está entre ese amplio número de cordobeses que nos saludamos con afecto al participar codo a codo en los combates políticos, al intentar aplicar la mayor coherencia posible en las luchas que creemos justas, conscientes de que es la resistencia y no el desaliento la que abre las puertas a la dignidad colectiva.
     En los últimos años he seguido su buen hacer como activista de Stop Desahucios. Encarna perfectamente la simbiosis entre ideología y trabajo de base, la mezcla necesaria de actuaciones locales y pensamiento global.
     Cuando hace menos de un año el FCSM de Córdoba convocó la reunión del Rey Heredia que daría origen a la Asamblea Ciudadana (germen de Ganemos) en nuestra primitiva intención estuvo potenciar la movilización ciudadana y luego, si llegaba el caso, trasladarla al plano electoral. Entendíamos que primero debía darse la lucha y luego como consecuencia natural, concurrir a las elecciones. Nuestra ineptitud nos hizo explicar mal el plan.


     Primero porque como suele pasarnos a la Izquierda cuando el horizonte electoral se acerca, urgencias y estrategias diferentes nos convirtieron en Montescos y Capuletos, cada facción convencida de que la razón estaba de su parte y la culpa del fraccionamiento en la de la otra.
      Después porque al desencuentro lo acompañó el desbroce. Al juntarse el “buenismo “ de algunos con los intereses de quien en el río revuelto olió la oportunidad de su vida, por momentos dio la sensación que se quería arrojar a la vez por la ventana el niño y el agua sucia.
      Por ello me tranquilizó que en las primarias Rafa resultase claro vencedor. Pese a los errores cometidos, Ganemos es la experiencia política más fresca y novedosa surgida en Córdoba en los últimos años y Rafa Blázquez la persona que mejor encarna el espíritu de lo que pretendimos como FCSM al hacer la convocatoria de julio. De propina da absoluta garantía de que no utilizará el cargo para potenciar el “¿qué hay de lo mío?”.En su acción pública siempre ha antepuesto los intereses colectivos a los suyos y ya no tiene edad de cambiar. Hasta hoy ha sido un personaje transparente que acompasa el discurso con los hechos: a eso se le llama predicar con el ejemplo.
     Entramos en la semana crucial de las elecciones y se tiene que afrontar sin miedo, con la confianza que da el trabajo serio. Hasta el momento todas las trampas del camino, desde las propias de la inexperiencia a las leguleyas del Sistema han sido sorteadas con éxito. Algunas, como la de los 5000 avales, con sobresaliente.
     Rafa encabeza un equipo ilusionado y capaz que puede enseñar las manos porque están limpias. La marca “ Ganemos” debe mostrarse como una idea colectiva pero fácil de visualizarse -si las circunstancias lo requieren- en una sola persona. Y extenderse por los barrios. Para crecer tiene una baza extraordinaria en el boca a boca.
Entre tod@s démosle el último empujón para que el 24 por la noche a los extremistas de la derecha más rancia -que confundieron Córdoba con el cortijo del señorito al que sirven- se les hiele la prepotencia. Y que podamos celebrar el fin de la pesadilla de tal manera que los trabajadores de SADECO recojan las papeleras donde se dejaron los vasos de la celebración con la sonrisa y la tranquilidad que da saber que quienes intentaron privatizar hasta el aire de la ciudad han sido licenciados sin que nadie les agradezca los servicios prestados.
     Y que la suma de la Izquierda transformadora en el Ayuntamiento plural indique con claridad lo que opinamos en Córdoba de la gestión. Ese día, aparte de celebrar los resultados de Ganemos  haré lo propio con los que obtenga otra candidatura cordobesa.También espero levantar la copa por Madrid , Barcelona y otras muchas ciudades. Significaría que se han convertido en rompeolas de todas las Españas demostrándonos que los vientos del cambio pueden soplar escondidos tras las papeletas de las candidaturas municipales.