viernes, 26 de junio de 2015

Córdoba: Extraña Laicidad

  Daría risa,si no fuese por la gravedad que tiene otorgarles parcelas de control público municipal en un Estado teóricamente aconfesional  a colectivos clericales, la nota emitida conjuntamente por el "Altar y el Trono".Vergüenza ajena
Fuente: Europa laica
¿Cabe mayor confusión entre lo privado y lo público que lo que refleja este documento? Los escudos que lo encabezan, ¿significan que esa “agrupación” (una asociación privada) forma parte de un ente público como es el Ayuntamiento? Asimismo, el documento da a entender que la Policía Local y el Departamento de movilidad están al servicio de la agrupación de cofradías.

    Entendemos que el Ayuntamiento puede ordenar un corte de tráfico, pero una asociación no. Si se trata de lo primero (presuntamente a instancias de la asociación), debe ser el propio Ayuntamiento quien dé las ordenes pertinentes. En ningún caso se debe permitir que las asociaciones se arroguen esta potestad. Si éstas quieren difundir algún aviso a título particular, que lo hagan, pero no confundiéndose con un ente público. El Ayuntamiento mismo no debe permitirlo.
    Otra cuestión es la restricción al paso no sólo de vehículos, sino de peatones, en amplias zonas céntricas de las ciudades y durante largos lapsos de tiempo (9 horas en esta ocasión). Es un abuso evidente; la restricción al paso de peatones tiene que estar muy justificada y limitarse todo lo posible.