domingo, 21 de junio de 2015

Renta Garantizada de Ciudadanía: Un derecho para "rescatar las personas”

Diosdado Toledano
Representante Comisión Promotora ILP Renta de Garantía Ciudadana (RGC)
Miembro de la Mesa estatal del FCSM

    Este derecho fundamental para superar la pobreza en Catalunya y garantizar la dignidad de las personas se encuentra en una etapa decisiva para su aprobación como Ley.
     La propuesta de ley de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), tras superar una larga carrera de obstáculos a lo largo de dos años y medio, desde la aceptación de esta Iniciativa Legislatura Popular (ILP) por la Mesa del Parlament a principios de 2013, acaba de entrar en la fase de ponencia, debate de enmiendas y votación.
    Si una mayoría de grupos parlamentarios cumplen con su deber y respetan las “líneas rojas” de su contenido podría aprobarse antes de finalizar la actual legislatura, de confirmarse el adelantamiento electoral del 27 S.
     ¿En que se fundamenta la reclamación de este derecho?

El redactado del artº 24.3 del Estatut d’Autonomía de Catalunya aprobado en 2006, dice: “Las personas o las familias que se encuentran en situación de pobreza tienen derecho a acceder a una renta garantizada de ciudadanía que les asegure los mínimos de una vida digna, de acuerdo con las condiciones que legalmente se establecen”.

¿Por qué se desarrolla a través de una Iniciativa Legislatura Popular (ILP)?

A pesar que diversas iniciativas parlamentarias propusieron desarrollar el artº 24.3 una mayoría parlamentaria por desinterés, insensibilidad social, o abierta oposición, impidió su elaboración. ¿Cuanto sufrimientoy penurias de la ciudadanía empobrecida se hubieran evitado si el Parlament hubiera realizado sus deberes?

El “recortazo” del gobierno presidido por Artur Mas a la Renta Mínima de inserción en agosto de 2011, tras una escandalosa campaña de criminalización de las personas beneficiarias del subsidio, provocó la respuesta de la Asamblea de trabajadores en paro de Barcelona, y otros colectivos y entidades sociales y políticas de impulsar una Iniciativa Legistativa Popular. Después de nueve meses de trabajos se alumbró el borrador de la ILP de RGC.

Una vez constituida la Comisión Promotora de la ILP hubo que esperar hasta la constitución del nuevo Parlament en 2013 para iniciar su trámite de aceptación.

El Informe de oposición presentado por el gobierno de la Generalitat contra la aceptación de esta ILP, fue el “argumentario” de la intensa campaña mediática emprendida por el gobierno. Tras la validación de las 121.191 firmas recogidas, su presentación en el Pleno del Parlament el 25 de marzo de 2014, y a pesar de su tramitación por vía de urgencia, las tretas dilatorias en su tramitación parlamentarias consiguieron retrasarla más de quince meses…

Breve resumen del proyecto de ley de la ILP RGC (1)

El redactado del artº 24.3 significa un gran paso adelante en la definición de un derecho ciudadano para obtener los mínimos de una vida digna, dejando obsoleta la ley de la Renta Mínima de Inserción.

En base a la definición de dicho artículo y las normas e instrumentos legales existentes, como es el Indicador de suficiencia de Renta en Catalunya (ISRC), se elaboró el contenido de la ILP RGC, cuyos aspectos más destacados son:

- Es un derecho subjetivo para todas las personas y familias o núcleos de convivencia. Quienes no tengan ingresos, o bien sean inferiores al ISRC tienen derecho a percibir la RGC (en la vigente RMI solo es percibida por un titular), con un coeficiente reductor en función del número de perceptores en cada familia.

- Tiene carácter suplementario para todas las personas que perciben subsidios o prestaciones sociales (pensionistas, etc.) hasta alcanzar la cantidad fijada de la RGC.

- La cuantía mensual de la RGC está determinada por el Indicador oficial de suficiencia de renta (ISRC) que en la actualidad es de 569 euros por 14 pagas, cuya mensualización a 12 pagas da como resultado 664 euros (la RMI establece 426 euros por 12 pagas).

- El abono de la RGC no está condicionada por el presupuesto anual de la Generalitat, a diferencia de la RMI tras el “recortazo”.

- La RGC se percibe con carácter indefinido, pero revisable, mientras no se alteren los requisitos que dieron lugar a su reconocimiento.

- Las personas en edad y condiciones de salud para trabajar que perciben la RGC tienen la obligación de aceptar una oferta de trabajo en condiciones legales, so pena de perderla si la rechazan sin fundamento.

¿Es viable la Renta Garantizada de Ciudadanía?

El coste/inversión de la RGC calculado por expertos de la Universidad, con los datos de paro y pobreza de 2012, es de 2100 euros anuales, menos del 1% del PIB en Catalunya y algo más del 5% del presupuesto de la Generalitat.

Como se explica en el libro “Rescatem les persones” (2) este derecho es viable económicamente, absorbe y racionaliza una gran parte de la compleja red de subsidios existentes, ahorra gastos en la administración de las ayudas sociales, evita diversos costes futuros (salud, inserción social, etc.), y estimula la demanda de una parte significativa de la ciudadanía con efectos positivos sobre la economía en general.

También se señalan en el libro otras fuentes para su financiación. En conclusión, la implementación de la RGC es una cuestión de prioridad, sensibilidad social y voluntad política.

¿Cuáles son los verdaderos motivos del gobierno de Artur Mas para oponerse?

La apuesta por una devaluación salarial salvaje exige una sociedad sin derechos. Como recoge el informe de oposición mencionado, la aprobación de la RGC estimularía al alza de los salarios…

Pero hay otro motivo inconfesable: Con la aplicación del derecho a la RGC, la política privatizadora de las ayudas y servicios sociales con la que se el gobierno ha tejido una amplia red clientelar, y de votos cautivos, saltaría por los aires…

No permitiremos la frustración de la RGC

La frustración de esta esperanza para los cientos de miles de personas en Catalunya que se hallan en situación de pobreza severa, para los más de dos millones que se encuentran por debajo del umbral de pobreza relativa, y la certeza de un futuro sin pobreza para el resto de la ciudadanía, pasará factura electoral a los grupos parlamentarios que burlen, recorten o bloqueen su aprobación.

En todo caso la lucha por conquistar el derecho a la Renta Garantizada de Ciudadanía continuará con más fuerza y apoyo renovado.

¡Si se puede!
---
Notas:

(1) Puede bajarse el proyecto de ley RGC en: http://www.rendagarantidaciutadana.net/index.php/es/
(2) Editorial Icaria