miércoles, 19 de agosto de 2015

UNIDAD POPULAR PARA LA ACCION



El 22 M es el espejo en el que podemos mirarnos, es el punto de inflexión de un cambio real en la sociedad española. Hunde sus raíces en su seno y da pie, sobre todo, al proceso de movilización más importante de los últimos años de una ciudadanía que, hasta ese momento, se sentía arrinconada, vencida y con miedo. Las protestas aisladas y de distintos colectivos y movimientos sociales, confluyen de manera natural en esa gran manifestación y espíritu unitario. Los poderosos por fin, empiezan a tener miedo e incertidumbre de una realidad social  que venían manejando a su antojo.
Por tanto, el camino esta diseñado; nuestra tarea es darle continuidad y organicidad. Los colectivos sociales, los grupos políticos, la ciudadanía activa que hizo posible ese momento de esperanza, debe convertir este legado en el inicio de un proceso de unidad popular, con voluntad de permanencia.
Las mujeres y hombres deben volver con su voz y con sus reivindicaciones,  a las calles y a las plazas; los trabajadores y trabajadoras, conscientes de la importancia de esta unidad, deben  defender sus derechos laborales y  ciudadanos en el seno de las fábricas y las empresas. Los colectivos sociales, sindicatos, asociaciones, etc, impregnados de los valores éticos y políticos, que reclama una verdadera sociedad democrática, son  las semilla de la transformación social que necesitamos, y  que permitirá la construcción de una nueva sociedad más ética, solidaria y sostenible con los recursos naturales y en el tiempo.
Las propuestas orales solo tendrán sentido y credibilidad, si somos capaces de  plasmarlas, concretarlas y desarrollarlas en  propuestas escritas, con voluntad de compromiso. Deben de estar articuladas y ser viables.
No deben de sustentarse en  planteamientos irrealizables o poco elaborados. Debieran de ser prioritarias aquellas que den respuestas urgente a las necesidades básicas y socialmente más necesitadas.
La Solidaridad y  la dignidad deben ser el nexo que una las acciones de todos los grupos activistas. La unidad popular debe de ser la esponja capaz de absorver,  cada movilización, cada reivindicación, cada acto espontáneo que surga en el seno de nuestra sociedad, para devolverlo ya transformado en iniciativa política, en cambio normativo, en pauta de comportamiento y proceder colectivo.
Así, en orden a ir dando pasos hacia esa unidad de acción, es portante asumir que:
  • Hay que desterrar de nuestra acción política los términos como “hacerse la foto”, “vender el producto”, “ser intermediarios o conseguidores”, para ser sustituidos por acciones de transformación real en nuestros hogares, en las relaciones laborales, en las relaciones comunitarias,  en la calle...
  • Hay que tener en cuenta la formas de  lucha contra ese  entramado legal que se encarga de oprimir y mantener a raya a un segmento de población cada vez mayor  en el campo de la exclusión social.
  • Hay que articular mecanismos de participacion social directa. El referéndum debe ser un instrumento para desarrollar ese nuevo modelo participativo; una nueva ley electoral realmente democrática y proporcional, que nos iguale a toda la ciudadanía; el derecho a decidir, para dar respuestas a ese  modelo de estado, sin trampas, sin complejos...
  • Hay que mantener la coherencia de nuestro discurso y de nuestras acciones políticas. No podemos decir que estamos en contra del bipartito y después, para justificar la alianza con el PSOE, plantear que lo hacemos para quitar al PP del Gobierno. Ambas son contradictoria y  para lo único que sirven es para perpetuar ese bipartito.
  • No se trata, por tanto, de inventar nuevos escenarios, más bien de articular procesos de confluencia existentes. Tenemos un abanico amplio de movimientos como las mareas, Stop Deshaucios, sindicatos,  partidos políticos, ongs, asociaciones y plataformas de todo tipo. Nuestra primera tarea es juntar nuestras manos con todo ello, para comenzar esta nueva  andadura por los caminos de la fraternidad, la igualdad, la solidaridad, la colaboración... Sabemos que Sí se puede.  Es el momento de ponernos todos “Ahora en común”.
Juan Balsera Santos
Colectivo Prometeo y Frente Cívico Somos Mayoría
J