lunes, 12 de octubre de 2015

Perplejidad

Courbert: Buenos días señor Courbert (detalle)

Juan Rivera
Colectivo Prometeo/ FCSM

     El lunes 21 de diciembre much@s de quienes apostamos por un cambio social tenemos cita en el dentista. Somos conscientes de que el batacazo que nos daremos en las elecciones generales del domingo 20 nos dejará sin dientes, aunque llevamos todas las papeletas de la rifa para que el golpe haga necesaria una intervención de cirugía plástica maxilofacial más compleja.
     Nuestro desdén por las Matemáticas tendrá mucho que ver en la crudeza de la realidad del día después. Despreciamos que al Sistema ya le vuelve a salir la suma y puede resolver la incógnita política, utilizando las combinaciones PP+ Ciudadanos +PSOE,de tres maneras distintas. En ellas da igual que cambien los porcentaje de votos del “Tripartito Nacional” o el nombre de la fuerza que ocupe la primera, segunda o tercera posición.

      El orden de los factores no altera el producto final de partidos y políticos sometidos a la Oligarquía. En la Triada Rivera/ Rajoy/ Sánchez nadie rechaza el papel de gestor sumiso y obediente.
     A quienes no nos saldrán las cuentas es a los que pretendemos revertir el Absolutismo Político-Económico impuesto por la Alta Burguesía. No aprendemos. Si cuando sacamos lo mejor de nuestro modelo alternativo – 15M, marcha del 22M de 2014, candidaturas municipales de las grandes ciudades- potenciamos la solidaridad y dejamos de darnos codazos, el mensaje cala, ¿ por qué después nos enfrascamos en pellizcos de monja que luego transformamos en puñetazos de ojo morado o navajazos dialécticos clavados con saña en el compañero de lucha etiquetado como “ el enemigo”? En esa versión siempre ahuyentamos.

Como subrayamos líneas arriba las Matemáticas no son nuestro fuerte. A poco que miremos la ley electoral vigente en España, el diseño de las circunscripciones provinciales y número de votos mínimos necesarios para obtener representación, hasta el más lelo – menos nosotros- cae en la cuenta.
     El término Unidad Popular que utilizamos de mantra no surte efecto si lo tomamos como fórmula mágica y no trabajamos en su construcción.Por mucho que la invoquemos con los ojos cerrados deseando que el milagro se materialice. La Unidad Popular no es una fórmula equivalente a la de la energía que ni se crea ni se destruye y solo se transforma. Nos cuesta horrores crear Unidad, tardamos minutos en destruirla y a poco que nos descuidemos la transformamos en un pique entre aparatos de partido que no dejan de serlo aunque uno esté enmohecido y el otro tenga aún el minio y la pintura fresca.
     Prueba de lo último ha sido el alucinante debate alrededor de “la mochila”. ¡Ni que fuéramos a hacer el camino de Santiago!. Por lo que han dejado entrever los medios de difusión ideológica, todos del sello discográfico “ la voz de su amo”, uno de los elementos centrales del desacuerdo IU/Podemos, Pablo/ Alberto fue el de la presunta mochila que IU porta.
Si tal como nos cuentan Podemos ha generalizado sin matizar se ha equivocado. Por negar una evidencia incontestable como es la extraordinaria entrega a la lucha social y política de miles de hombres y mujeres de IU repartidos por todo el país, ejemplo de honestidad. Si se refiriera  al lastre que suponen nombres concretos, liberados desde la primera menstruación o la primera pelusa en el bigote, sin oficio ni beneficio fuera del aparato partidista, acertaría. Pero para ello y de camino no afrentar gratuitamente a l@s militantes debe precisar y decir “ no puedo compartir listas ni proyecto con éste, esa o aquel”.
      IU ha entendido el desdén como agresión y en la red ha circulado el cartel de “ Bendita mochila” a la que acompañan los nombres de Marcos Ana, Dolores Ibarruri, Marcelino Camacho y Julio Anguita, referencias nítidas con las que tod@s nos identificamos.
      Pero no deja de resultar chocante que quienes desde el aparato tienen ahora continuamente en la boca el nombre de Julio, sean l@s mism@s que ningunearon, dejaron dormir en el cajón o reciclaron como papel higiénico todas las propuestas de renovación que éste hizo.
      La última de envergadura fuel la formulada en 2008. La refrendó el Comité Federal del PCE y la aprobó el Consejo Federal de IU. Se llamaba “No hay tiempo para más dilaciones”. Con ella un nutrido grupo de -entonces- militantes pretendía repensar IU porque veía necesaria su Refundación. Aún deben sentirse por la sede federal las carcajadas ante la sutil forma de cumplir una propuesta ¡¡¡aprobada!!! por unanimidad: facilitar la renovación de la Coalición mediante la dimisión inmediata del 50% de todos los cargos de responsabilidad de la organización - desde el Consejo Federal hasta la última Asamblea Local- a la que acompañarían en una segunda fase otro 25%.Por supuesto, nunca se llevo a cabo. Parodiando el “ que inventen ellos” se agarraron al “ que dimita otro”.
      Otras incluidas en el lote como la elaboración colectiva del programa común o la apertura de la organización a movimientos sociales y otras fuerzas de la izquierda durmieron también el sueño de los justos. Además hubo que aguantar la incomprensión y zancadillas de los esencialistas, incapaces de bajarse de la parra al considerarse guardianes del tarro. Los mismos que sin disimulo afilan los cuchillos que dirigirán contra Alberto el día después ( o correrán en auxilio del “vencedor” si los malos augurios no se materializan).
      Incapaces de dar el paso al lado y dejar la acción visible a centenares de militantes que generan mayor consenso, parecen no comprender que cualquier discurso de confluencia y unidad que salga de la misma boca que ha insultado, vejado, etiquetado... a quienes honestamente proponían otro modelo de actuación, por muy errado que estuviese el análisis, resulta poco creíble. Cuando ell@s llaman al trabajo conjunto no dan ganas de acercarse, dan ganas de salir corriendo.
     Si la expresión palpable del desencuentro electoral IU / Podemos se limitase sólo a dirigentes o a egos, no habría que darle mayor trascendencia. Lo malo es que afectará más allá y nos hará añorar lo que pudo ser y no fue. El 21 volveremos otra vez a deshojar la margarita del “ ¿Y si..?”. A contarnos el cuento de la lechera del dónde estaríamos si hubiésemos sido capaces de aglutinar partidos políticos, movimientos alternativos y a los activistas que nutren Marchas, Mareas, Campamentos, Acampadas
      La perplejidad1 te invade porque intuyes que se va a desperdiciar la oportunidad. tal vez irrepetible en decenios, de revertir el dominio de la Oligarquía. El síndrome de Casandra penetrará en muchas personas que se sienten totalmente identificadas por lo que en Política representan Pablo y Alberto y no desean optar entre ambos si eso incluye descartar a uno de ellos .La encrucijada abre a sus pies otra vez el abismo.
     El malestar no lo trae el miedo. Nunca le hemos temido a predicar en el desierto o a hacer en solitario la travesía del mismo. A lo largo de decenios hemos experimentado la soledad que se reflejaba en la incomprensión de nuestras propuestas en beneficio del humo bipartidista comprado alegremente por la mayoría ciudadana. Pero es que esta vez, en ese día de otoño final, no era necesario coger la misma ruta. Había un camino más cómodo que podíamos transitar juntos y no hemos querido .
     Tal vez Podemos saque un número de diputad@s importante. Tal vez Alberto consiga mejores resultados de los que todas las encuestas auguran. Ambas hipótesis me alegrarán muchísimo pero no disimulan el regusto amargo por la oportunidad perdida.
      Hay panoramas que se intuyen plomizos en los colores y aterradores en las consecuencias. El del día después de las próximas generales tiene toda la pinta de hacer doblete y no veo por ningún sitio interés en cambiar la situación.
       El 21 de diciembre seguramente volveremos a intentar tejer el concepto de “ Unidad Popular” por si de una puñetera vez logramos hilvanar los sueños de cambio social. Ese día, magullados y heridos, tenderemos manos a nuestro alrededor y cuando busquemos ayuda mutua para levantarnos, al ver los dientes desparramados se nos vendrá a la cabeza el chiste del niño y la bicicleta: “Mira papá, sin manos”.
     Nos pasa por conducir sin rumbo ni criterio.
1 Irresolución, confusión, duda de lo que se debe hacer en algo/Estado de tensión ante dos opciones, que se presentan ambas como válidas para un sujeto moral

8 comentarios:

Maite dijo...

Lástima, Juan. Pagaremos caro la soberbia de unos y el poltronismo enquistado de muchos de los otros. Pero lo vamos a pagar nosotros. Lo de IU no creo que tenga mucha solución a menos que nos desprendamos de la exorbitante cantidad de parásitos que pululan en la organización. Y eso no va a pasar. Y a Pablo y Cia, más le valdría un toquecito de humildad y bajar del pedestal donde se han subido creyendo que tienen mejores vista que nadie. Un pena. Volveremos a tener esta dictadura y todo será por nuestra mala cabeza y nuestra cobardía. Oportunidad perdida para siglos.
Salud!

Pedro.U.M. dijo...

Mis referentes políticos, son mis compañeros de distrito y militancia, no necesariamente grandes nombres, pero si buena gente, esos son mis referentes. En IU todas/os hacemos propuestas, unas veces salen y otras no, pero es difícil hacer propuestas y que se realicen, viniendo de gente que lleva años sin verle la cara a una/un militante, y cuando llega una campaña electoral apoya a un partido rival.
IU tira palante construyendo unidad a ras de suelo, con todas/os que quieran. Así afrontamos el futuro, con un buen candidato, y mejor persona que es Alberto garzón.

Paco Muñoz dijo...

Querido Juan, como siempre hay mucha coincidencia con tus acertados artículos. Como siempre, no comprendo a la vez que lo he alabado, el aguante de Julio Anguita, el aprobarle todo porque no había argumentos paro no hacerlo, y como sistemáticamente han dejado en un cajón lo aprobado, y seguido con los intereses personales, de pseudo profesionales de la política. Estoy de acuerdo y además me molesta, el desmerecimiento a esos miles de compañeras/os, honestos y honrados que se han dejado la piel y muchos la vida, por un proyecto, primero el del PCE y luego de IU. Los que no se lo merecen son hartamente conocidos por todos de sobra, pero si están es porque muchos no nos implicamos a tope cuando era necesario hacerlo. Es posible que seamos todos los culpables, pero a lo peor esa aritmética que defines, haya sido siempre falsa y hemos estado manejados por los medios y engordadas encuestas. La realidad es la que es, ya lo hemos visto en la autonomía, aunque menos han ganado siempre los mismos, y la gente ha vuelto la espalda a la opción u opciones que hemos considerado más adecuadas, pero nosotros, y han surgido de la nada opciones derechas a los que están ahora encumbrando. Un ejemplo esta mañana de celebración del inicio del expolio americano, y enriquecimiento de los de siempre, he visto en mi calle -proletaria natural-, llenos los balcones de banderas del país como cuando jugaba la selección de futbol. Y si oyes a la gente hablar mal de Cataluña y los catalanes con derecho a decidir, es que te dan miedo, y si escuchas a determinados elementos tratar de equiparar los "lamentables daños colaterales" de la guerra incivil -propugnada por bota, sotana y casino, a quienes disculpan o defienden-, con el genocidio fascista, es ya para temerles más. La aritmética está ahí sí ¿pero ha sido siempre verdadera?

Juan Balsera Santos dijo...

El analisis es una descripcion historica muy acertada, a esa realidad todos hemos puesto nuestro granito de arena en construirla, somos actores principales y por tanto responsables de ella, en la izquierda suele ocurrir que solo queremos ser responsables de nuestras acciones, pero no asi de nuestros silencios. Podemos inicio su andadura en contra de la casta, hasta ahi correcto, pero tardo poco tiempo en dar un giro de 180 grados y convertirse en la segunda marca del PSOE de la misma manera que ciudadanos lo es del PP. Al final la historia se repite y no deja de ser el mismo proceso que hace mas de veinte años vivimos en el seno de IU y muy significativamente en Andalucia, con la Nueva Izquierda. En aquella ocasion supuso dejar fuera de circulacion a Julio Anguita, en esta ocasion pienso que el objetivo es dejar fuera de circulacion a Alberto Garzon. Esperemos que no lo consigan. Lo que venga despues lo construiremos entre todos nuevamente.

Anónimo dijo...

NO entiendo muy bien el por qué de tanta perplejidad ante la desunión.

Ese es el orden espontaneo que se da bajo premisas capitalistas donde los sujetos potenciales que pretendan acumular capital individualmente, compiten. Compiten sin reglas ni necesidad alguna de justicia o verdad.

En consecuencia, ¿por qué debería ese tipo de gente unirse por un proyecto que define la verdad de la realidad tal cual es? ¿por qué querrían esas mentes enfermas, enfermizas de capitalismo y mafiosas, responsabilizarse de sus actos, tener en cuenta al prójimo a la hora de actuar en beneficio propio, y construir un mundo que siquiera son capaces de imaginar ni pretenderlo?

La verdadera unión es mucho más compleja y requiere de estudio y conocimiento profundo de la psicosociología humana para poder siquiera plantearse una alternativa eficaz frente a la educación que la mafia capitalista educa sistemática e impositivamente.

Por ejemplo, empeñados estáis en continuar constreñidos bajo el corsé que os impone el capital, intentando adecuaros a un marco normativo relativo a las elecciones antidemocráticas burguesas.

Sabéis de sobra que el Capital es anterior en todos los sentidos a cualquier proceso democrático. Sabéis también que el capital es antidemocrático esencialmente pero admitís las reglas de aquellos que os imponen sus reglas. Reglas, por cierto, que se las saltan o modifican a completo antojo, pues la Ley en capitalismo no es más que la voluntad mafiosa del capitalista y así se pretende por parte del capitalista, a conciencia.

De modo que seguís sin ver que el cambio solo se da cuando es real. Esto es; cuando estéis realmente dispuestos a cambiar de vida y de existencia. Mientras aceptéis los procesos sociales capitalistas en los que vivís inmiscuidos sin siquiera percataros ya de muchos de ellos, seguiréis "perdiendo" porque en realidad no habréis comenzado nunca una lucha real, estaréis engañándoos.

Pero claro está; igual os interesa eso, igual os interesa seguir haciendo de revolucionarios, pero en el fondo de vuestro ser no tengáis previsto cambiar sustancialmente en nada vuestra propia vida o relaciones humanas, desde que bajéis a comprar el pan hasta que reaccionéis en defensa de quien sufre alguna injusticia cuando antes sencillamente pasabais.

La realidad es compleja y hay muchas más variables por describir. Esto no es más que un aperitivo.

Aun así, los que combaten contra las dinámicas del capital (esto es los individuos que lo hacen; ni marcas, ni seudónimos, ni partidos con nombres generalistas donde todo dios se pone medallas en nombre de una representación inexistente) son los dignos y los justos, incluso aunque se equivoquen, siempre que sean equivocaciones honestas.

Saludos

Anónimo dijo...

Juan Rivera siempre admiro tus artículos y este tampoco esta mal.
Pero echemos un vistazo al rededor.
¿El PKK y el PAME Griegos se han empleado a fondo en Grecia?
¿Y sin embargo que ha ocurrido?
Que cuando peor lo tenían el los socialistas y la derecha, el milagro de Siriza.
Es decir se inventan la marca blanca de los Socialistas.
Puede que tengas razón con lo que dices porque conoceras mucho mejor que yo a IU, pero en un momento en que el PP y PSOE podían verse obligados a formar un gobierno de coalición por un avance de IU y que darse como única alternativa a quienes están martirizando a la clase trabajadora, aparecen las marcas blancas de ambos partidos.
Puede que no se hayan hacho las cosa muy bien pero coleta morada no ha venido como amigo, asín que no nos auto flagelemos.
IU que se olvide de Podemos y hacer la mejor campaña que se pueda que al día 21 aunque sea con los dientes en la mano IU estará con los trabajadores.
¿Estará Podemos????
Yo no los veo nada mas que en TV

Manuel Delgado dijo...

Toda la vida llevamos en la misma perplejidad, tantas veces reeditada. Llevan razón quienes han dicho que no somos el cambio que predicamos. Nos peleamos por ordeñar la vaca pero no por alimentarla.
Esta vez es peor, la vaca se alimentó en prados nuevos y se preñó con nueva semilla, ella sola. Uno le hizo un establo nuevos y sus niños se durmieron en sueños de leche abundante, pero no le dieron el pienso adecuado. Los que la abandonaron reclamaron una parte del becerro y la leche. Siempre la misma pelea que si la vaca es mía, que si el becerro es de mi semental, y al final como siempre la vaca malpare, esta vez, dos becerros mellizos.
El cuento es que el becerro nace pero se lo queda el abogado. Eso era en otros tiempos.

Fanny dijo...

Reflexión lúcida e interesante, Como Siempre. Veo mucho divismo por el lado de Podemos ademäs de ganes de humiliar gratuïtamente a Garzón y por otra parte seguro que hay en IU algunos a los que ya les va bien seguír asi. La lástima es el resultado final y lo contentos que estaran los que no quieren que nada cambie.