jueves, 7 de julio de 2016

FCSM Córdoba: Contra los recortes en los centros bilingües






    El Frente Cívico Somos Mayoría se suma a la reivindicación del profesorado de los centros bilingües de Andalucía, para que no les quiten las horas que dedican a coordinar su trabajo.
            Debemos tomar conciencia de que están pidiendo que les dejen trabajar en beneficio del alumnado, que son profesionales que se han pagado su formación para el puesto que desempeñan y que lo han hecho en su tiempo libre. Que no tienen ninguna compensación económica por la preparación de materiales suplementarios, dado que no hay apenas material bilingüe en el mercado.
            El profesorado de los centros bilingües que imparten materias no lingüísticas (ANL) como Biología y Geología, Geografía e Historia, Matemáticas, Tecnología, Música, o cualquier otra, cuenta por ley con ocho horas de reducción en su horario lectivo para poder coordinarse. Ese tiempo se destina a organizar trabajos interdisciplinares, unidades didácticas, trabajo por proyectos, desarrollo de las competencias… Es cualquier cosa menos una hora libre, como se pretende hacer pasar desde algunos sectores. Si se quiere de verdad que la educación sea efectiva y se obtengan resultados positivos, es imprescindible tener horas de trabajo colectivo del profesorado.

            Por otra parte, la existencia de esas horas supone la necesidad de contratar a más profesores, porque las ocho horas lectivas de cada instituto hacen obligatoria la presencia de personas que las impartan. Con las horas de más que se añaden a la dotación del centro se implementan desdobles y refuerzos que redundan en beneficio del alumnado con más dificultades.
            La supresión de estas horas supone la pérdida efectiva de un profesor por cada dos institutos, y la pérdida de la posibilidad de desdoblar y reforzar otras materias. Es decir, la calidad de la enseñanza se resiente porque se dificulta o se impide el trabajo en equipo del profesorado y porque se priva a los centros de una dotación de personal que hasta ahora permite una organización flexible en beneficio del alumnado.
            Estamos hablando, por tanto, de un recorte encubierto. Se pueden perder alrededor de 400 plazas de profesorado de Secundaria. La Junta de Andalucía no quiere reconocer que ese es el trasfondo, pero la realidad es que ya se han perdido las horas que permitían al orientador de los centros reunirse con el profesorado, lo que también perjudica al alumnado, sobre todo al que pueda tener más problemas. A primeros de julio se han recibido en los centros menos de la mitad de los fondos destinados a gastos de funcionamiento para el curso que acaba, el último pago el 30 de junio, con el curso terminado, lo que ha obligado a trabajar con la espada de Damocles de la falta de fondos para cualquier eventualidad.
            Por lo tanto, nos solidarizamos con la movilización que está desarrollando el profesorado bilingüe y pedimos a la Junta que no continúe con la política de recortes encubiertos y de dificultades para el correcto desempeño de un trabajo, por otra parte regulado por la legislación en vigor, que no ha sido derogada, y que se pretende modificar sin debate y con el oscurantismo propio de la fecha de vacaciones.
Córdoba, 6 de julio de 2016