viernes, 19 de agosto de 2016

80 aniversario del asesinato fascista de Federico García Lorca



En la madrugada del 18 de agosto de 1936, justo un mes después del golpe militar fascista en España (eso que algunos cargos del PP siguen llamando "glorioso alzamiento nacional"), los asesinos afines a Franco fusilaron a Federico, el poeta al que este país, entre otras muchas cosas, aún le debe una tumba. Todavía hoy, dependiendo de qué bando eres, se te obvia en una cuneta sin posibilidad de que te busque, o ponen un pipicaca de perros encima de tu fosa común o, por el contrario, eres enterrado entre grandes honores y recordado cada quincena a bombo y platillo. Pues Federico es de los primeros. De los que ni 80 años después sabemos dónde fue tirado y abandonado. Esperamos que no sea también de los segundos.

Qué casualidad (o quizá no) que el provocador Obispo de Córdoba hiciera tres días antes unas declaraciones, las que le tocaba este mes, en las que llamaba a la desobediencia civil contra la Ley contra la LGTBIfobia de la Comunidad de Madrid. Seguramente Demetrio, de haber tenido la suerte de vivir aquella gloriosa época, hubiera pedido estar presente en el fusilamiento de Federico, para administrarle la extrema unción. Algunos estemos esperando que caiga sobre él el peso de la ley que le cayó a Guillermo Zapata por la milésima parte y se de cuenta de que, aunque no se lo pueda creer, callado está mucho más guapo. Entre otras cosas para no provocar más homofobia que pueda acabar en casos parecidos a los que sufrió Federico.

En todo caso, y aprovechando que entramos en fin de semana y que, ¡por fin! terminan los Juegos Olímpicos (aunque ya nos tienen preparado el "valium fútbol") os dejamos dos lecturas imprescindibles. Las dos sobre Federico. Una de hace tres años. Otra de hace unos días. Las dos de la misma autora, a quién sabéis que apreciamos especialmente, Ana Isabel Bernal, periodista, escritora, y artista polifacética malagueña con un amplio conocimiento de la vida y obra de Federico, pero, sobre todo, enamorada de ellas. Ana es todo ternura y corazón, y, con él de par en par, escribe. A Federico o en Público o eldiario.es o como activista social. A continuación tenéis los enlaces a ambos escritos. Os los recomendamos. 

http://www.andalucesdiario.es/tiempos_interesantes/carta-a-federico-garcia-lorca/

http://www.eldiario.es/andalucia/desdeelsur/Ay-requetequeridisimo-Federico_6_549155091.html