miércoles, 12 de octubre de 2016

Pepe Esquinas: "Pensad globalmente, actuad localmente con miras globales"

Pepe Esquinas en la Feria de la Economía Social y Solidaria de Córdoba

    El pasado sábado día 8 de octubre, en el marco de la 1ª Feria de la Economía Social y Solidaria de Córdoba, nuestro compañero Pepe Esquinas ofreció una interesantísima charla bajo el título de “Soberanía alimentaria y economía solidaria. Una respuesta contra la desigualdad, la pobreza y el hambre”

   Pepe, antes de honrarnos con su participación en el Colectivo Prometeo, ha tenido una vida riquísima e intensa en los grandes órganos internacionales sobre la materia. Pepe ha sido Secretario General de la Comisión Intergubernamental sobre Recursos Genéticos para la Agricultura y la Alimentación de la FAO. También fue Director de la Cátedra de Estudios sobre Hambre y Pobreza de la UCO (CEHAP) Hechos que demostró con datos oficiales y experiencias en primera persona que justificaron, no solo la celebración de esta Feria, sino la imperiosa necesidad de profundizar en los pequeños proyectos de autogestión y autoabastecimiento como única vía sostenible para toda la población y para La Tierra como planeta.

   40.000 personas mueren de hambre al día en nuestro planeta. Cabe recordar que en los lamentables y horrorosos atentandos de las Torres Gemelas, en Nueva York murieron 2.900 personas. Si el mundo ha cambiado (en un sentido de retroceso de libertades) para evitar más casos como ese, ¿por qué no se hace todo lo posible para evitar una cantidad de muertos 13 veces mayor, y diaria, no puntual. Quizá con los 4.000 millones de dólares que se gastan diariamente en armamento, se podría mitigar el problema del hambre en el mundo.

    Tres grandes empresas controlan hoy el 60% del mercado de semillas y el 70% de los agroquímicos en el mundo. Por el contrario, el número de personas trabajadoras del campo ha bajado desde el 62% de los años 60 al 2,5% de la actualidad. Lo cuál implica que las grandes multinacionales han cambiado la fisonomía de la agricultura, y, lo que es aún peor, han metido en la bolsa al campo, haciéndolo sufrir las consecuencias de la especulación financiera. Un ejemplo fue en 2008, cuando, además de estallar la burbuja inmobiliaria, se produjo un cambio atroz en el mercado de futuros del arroz, trigo y maíz, productos base de la alimentación de países pobres, lo que provocó en ellos tremendas hambrunas que hicieron morir a cientos de miles de personas.

     Decía Pepe Esquinas que Henry Kissinger tenía muchas cualidades que no eran para ponerlo como ejemplo, pero que nadie podría dudar de su inteligencia. Y Kissinger dijo que “el petróleo y las armas hacen que controlemos a las naciones, y el hambre a las personas”. Y, para muestra de que Kissinger sabía qué decía, Pepe aportó más datos: en el mundo se desperdician 1300 millones de toneladas métricasde comida al año. En España se tiran 169 kilos de comida por habitante y año, a veces tan sólo para hacer subir los precios. Con esa comida, desaparecería el hambre en el mundo. Además, esa cantidad de comida supone un 30% de las tierras cultivadas del planeta, en torno a 28 territorios como el de España y necesitan una cuarta parte del agua dulce disponible en el planeta. Además, por culpa de esa comida que no se usa, se gasta combustible y supone un 20% de lo que genera el calentamiento global.
Pepe Esquinas, durante la charla, con Miguel Navazo
¿Qué falla entonces? Pues la ética en las personas que gobiernan y en las grandes empresas del sector. Kennedy, en el año 1964, ya dijo que, “para acabar con el hambre, sólo hace falta voluntad política”. Si eso lo dijo en ese momento, con voluntad política ¿qué no se podría hacer hoy con todos los adelantes tecnológicos ocurridos?

Finalmente, Pepe quiso poner enfásis en la situación de no retorno en la que tenemos a nuestro planeta, nuestra Pachamama, nuestra casa común. La sobrecarga en todos los sentidos a la que la tenemos sometida está cambiando la fisonomía de nuestros campos. Como ejemplo, dijo que, en unas décadas, si todo sigue igual, será imposible plantar en España olivos y vides, con lo que supondría para nuestra economía. Por lo que, todo lo que deberíamos haber hecho hasta ahora por solidaridad o fraternidad con nuestro planeta y el resto de habitantes, tendremos que hacerlo ahora simplemente por el egoísmo de la supervivencia.

Pepe quiso además denunciar cómo ese egoísmo ya está en marcha. Y, nuevamente, acudió a ejemplos claros y sencillos. Nos comentó que, cuando una casa tiene goteras en una habitación, las personas que están en ella buscan otra que las tenga. Pero, la que está en peligro de derrumbe no es la habitación, sino la casa entera. Nuestra Tierra tiene “goteras” en muchas habitaciones. Las personas que viven en ellas (países, continentes,…) se mueven donde hay menos o donde no hay. Es algo a lo que, por mucho que se quiera, no se le puede poner puertas. Pero esas “goteras” acabarán destruyendo la casa entera, la Pachamama, la Tierra.


Personas asistentes a la charla

    La última reflexión fue hacia el mundo en que vivimos y la velocidad a la que vamos. Y, sobre todo, ¿a dónde vamos con esa velocidad? ¿quién decide nuestro destino? De momento son los grandes capitales del mundo los que deciden, y el destino es el exterminio. La solución, una vez más, como siempre a lo largo de la historia, la tenemos los pueblos.

1 comentario:

Antonio Pintor dijo...

Excelente resumen de la magistral charla de nuestro compañero Pepe. Gracias y enhorabuena