jueves, 3 de agosto de 2017

Humor, por no llorar


2 comentarios:

JCH dijo...

Dices bien, Juan, en el fondo de todo esto yace la tragedia y un futuro incierto. Así es que se trata de un humor amargo.
Gracias. Pepe Castaño.

Anónimo dijo...



¡Genial viñeta!
Pero, claro, no la publicaría ninguno de los periódicos que tanto escriben sobre Venezuela.