sábado, 7 de diciembre de 2013

La Acampada Dignidad del Rey Heredia de Córdoba : ejemplo práctico de como los gobernantes buscan anular Derechos Constitucionales

Juan Rivera
Colectivo Prometeo / FCSM
     Estos días estamos inmersos en la “Semana de los fastos constitucionales”.Son muchas las iniciativas políticas y educativas que tienen como centro la Constitución de 1978 y en todas los análisis críticos llegan a la misma conclusión: el 6 de Diciembre no hay nada que celebrar.
     Ya no disimulan lo evidente, la Carta Magna española es una carcasa vacía de contenido. Hasta hace poco los oligarcas se conformaban con burlar los derechos- por la vía del Incumplimiento y del Descaro- en ella contenidos.
     A partir de ahora, un Gobierno pagado de si mismo, convencido de que la impunidad protege sus acciones anti-democráticas, va a intentar el último giro de tuerca y , con la Ley Mordaza en ciernes, anularlos directamente.
      Resulta curioso que quienes se envolvieron en los artículos de la Constitución – a la que no votaron en su génesis- para considerar intocable la Monarquía , los que perpetraron la reforma exprés del artículo 135 ( que con la excusa de la estabilidad presupuestaria y la limitación del déficit entregó maniatado a todo un país para que el FMI y el capitalismo especulativo financiero lo trocease y devoraran a placer los sectores públicos rentables) o los que hablan a boca llena del “ imperio de la Ley”, sean tan laxos a la hora de seguir leyendo y consideren prescindibles los artículos que en el mismo texto, no en otro, recogen Derechos con mayúscula: a la libertad de expresión y manifestación, Sanidad, Enseñanza, Vivienda, Trabajo, Fin social de la propiedad...
      Parece que los artículos 16, 20, 21, 24,27, 31, 33, 42, 43... son los amigos feos que pagan las copas al 1, 3 ó 4 pero no pueden participar en la fiesta. Es más,si fuesen honestos y aplicaran con rigor el artículo 9 que habla de la sujeción de los poderes públicos a la Constitución, los mandatarios deberían ordenar detenerse a si mismos.
     Nada que celebrar por tanto 35 años después de su promulgación. Para los poderes fácticos la voladura controlada de los artículos con carga social de la Constitución del 78 ha sido un éxito. Ahora, con la ley de Represión Ciudadana quieren arrasar hasta los cimientos de lo que un día se tituló “ Estado democrático de Derecho”
      Un ejemplo práctico de lo escrito - la pérdida de derechos constitucionales propiciada por el poder público que en teoría debe defenderlos - lo vamos a vivir la próxima semana en Córdoba
.
      Nuestra ciudad, tantas veces pacata cuando reivindica, presenciará como el Alcalde y adláteres intentan culminar su tropelía. Conocedla al menos para que no se diga después un “No tenía ni idea” para justificar la inacción. Esbozo el marco para orientar a  foráneos o lugareños desinformados.
      Al lado del Puente Romano había un cadáver: los restos abandonados del antiguo colegio público Rey Heredia. Bandadas de buitres de toda laya querían comérselo pero necesitaban la excusa del abandono para poder aparecer ante la opinión como “ rescatadores” y así vender como un mal menor la entrega del inmueble para uso privado.
     Muchos Colectivos habían pedido de forma reiterada la cesión del recinto, entendiendo que la propiedad pública es de todos y su fin ser usada y disfrutada por la Ciudadanía. Hace dos meses tras una manifestación se ocupó pacíficamente la cochambre
     Durante decenios la gestión del edificio correspondió a la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía. Cuando los ocupantes pidieron a ésta un guiño que permitiese poner en pie un proyecto de utilización alternativo y autogestionado, los representantes institucionales del PSOE miraron para otro lado y se lavaron las manos. Una cosa es que los “hemos vuelto” tengan muy en el fondo de su pensamiento un corazoncito con pequeñas dosis de laicismo ,republicanismo o defensa de lo público y otra muy distinta es pedirles que lo demuestren con algo más que palabras tibias.
     El día de la ocupación del Rey Heredia, de los centenares de posibles candidatos, la policía identificó aleatoriamente a ocho compañeros. ( Permitidme una pequeña digresión. Entre ellos se hallan nuestros “ Rafaeles”. Si hubiese que encarnar la bonhomía, capacidad de lucha y compromiso social, muchas papeletas llevarían sus nombres). El pasado jueves 5 de diciembre tuvieron que acudir al Juzgado para recoger la demanda que les ha puesto  el Ayuntamiento.
     Por lo visto las Autoridades municipales cordobesas están tan afectadas por la utilización ciudadana de un espacio que no querían y estaban dejando caer en la ruina, que junto a la denuncia piden al juez una medida cautelar: el desalojo inmediato.
      Les preocupa mucho que desde que cometieron “la maldad” centenares de personas mantienen la contumacia. Y han ampliado la galería de horrores hasta conseguir que donde ayer había humedades, jaramagos y desconchones hoy exista una Cocina Abierta que alimenta diariamente a cien personas sin recursos, huerto, Biblioteca, Ludoteca, clases de apoyo gratis para decenas de estudiantes , charlas, talleres...
     Hasta el 12 de diciembre los compañeros llamados al Juzgado pueden presentar alegaciones. Entonces el magistrado tomará una decisión. Antes de pronunciarse sobre el desalojo sugerimos al juez encargado del sumario que se de una vuelta por la Acampada Dignidad. Para que se haga una idea de la realidad sin intermediarios. Nadie lo conoce por lo que de incógnito y aprovechando el anonimato, tendría una magnífica oportunidad para comprobar lo que tiene de cierto o hasta que punto es falaz la denuncia del Ayuntamiento.
      También el alcalde podría ir a exponer sus opiniones en Radio Dignidad. Con la tranquilidad de saber que nadie lo molestaría o insultaría pues lo que nos gusta es el debate sosegado y la contraposición de ideas mediante el diálogo.
      Pero no nos equivoquemos,nada ablandará a los dirigentes del PP. Aunque las fechas coincidan con los tiempos navideños del “ espíritu cristiano” que tanto pregonan. Temen demasiado a lo que subyace en una acción en la que las personas hablan de derechos humanos imprescriptibles y no de limosna. Por lo tanto recurrirán a lo que ya han puesto en marcha en todo el Estado : criminalizar la protesta social. Y es lo que van a intentar hacer en el colegio Rey Heredia.
      De seguir a este ritmo pronto no habrá cárceles suficientes para albergarnos y deberán encargar a sus emprendedores de guardia la construcción de muchas Prisiones Privadas. El pliego de la privatización debe estar ya elaborado por algún antiguo consejero de Sanidad de Madrid o, en su defecto, un negociador de Eurovegas.
      Con un poco de suerte, la prisión que nos toque será una de las adjudicadas al marido de Cospedal o al primo listo de Rajoy. Y tal vez -como en la pelicula “ Plácido”- el día que por prescripción religiosa deban sentar un pobre/preso en la mesa nos permitan besar sus benefactoras manos.
      Mientras llega el día podemos decidir si refrendamos con nuestro silencio la pérdida de derechos puesta en marcha o si nos plantamos y protestamos. Podemos empezar con pequeñas actuaciones. El apoyo, autoinculpación incluida, a los compañeros del Rey Heredia encausados sería un buen primer paso.

3 comentarios:

El padre de la criatura dijo...

Cuatro son las cosas que han de hacer los hombre y las mujeres, antes de morir - Sembrar un árbol - tener un hi@ - escribir un libro y por tu vida y la de los tuyos matar a tu enemigo...!Ley de vida! !armémosno de valor que valores se nos suponen!. !Armas nuestras manos!, identificados los enemigos. No tenemos perdón ni esperemos compasión....¿Quien suscribe estas líneas? !Para Julio todo lo más no debe ser tarde!. ¿Que mayor desobediencia civil? !Que proclamar ésta proclama y hacerla firme!.

Paco Muñoz dijo...

De todas formas se morirán de éxito como dice Julio Anguita, cuando no tengan donde morder se morderán entre ellos y seguro se envenenarán. Ojalá sea pronto.

José Antonio Jiménez dijo...

Estamos condenados a seguir luchando hasta la extenuación contra los cuatreros que nos gobiernan hasta que se arrepientan y pidan perdón por las tropelías que están cometiendo y van a cometer. Se lo pasarán muy bien en el infierno ( si lo hay) porque todos se verán allí y podrán disertar eternamente sobre lo que es "un pago diferido". No he visto políticos más inútiles, incapaces y gilipollas que los que nos gobiernan. Pero...¿Pero qué se hace con los dirigentes sindicales al uso, con los directivos de banco, con los directivos de la CEO, con la troika, con los consejeros de administración de la banca, con los asesores eventuales de los políticos, con los miembros del Consejo de Estado, con las pensiones vitalicias...¿Por cierto, cuánto le pusieron de pensión a Miguel Castillejo?. O nos espabilamos tod@s o nos mandan a construir cárceles para nuestro uso y abuso.Pero realmente, lo que a mí me preocupa es la lesión de Mesi y lo que diga Rosa Benito. Pue eso.