miércoles, 16 de diciembre de 2015

Otras visiones, otras lecturas:"La Marcha de la Sal"


Juan Rivera Reyes

     Me cuenta un querido amigo común que ha creído percibir en Alberto cierto hastío provocado por el apagón mediático y la beligerancia contra su persona y proyecto capitaneada por los  medios capitalistas de difusión ideológica, mal llamados de comunicación.
      Optimista como soy le dije  que aunque su intuición fuese cierta Garzón   no debe hacer caso al circo montado, encuestas incluidas, pues desde el primer minuto sabía el ninguneo al que iba a ser sometido. En la adversidad el candidato de Unidad Popular / IU ha sido capaz de mantener entereza y espíritu combativo y de camino joder con su actitud a un Poder que decretó  su desaparición física de la campaña que ahora termina.Aunque para hacerlo haya torcido los teóricos mandatos de una Junta Electoral Central que con su inacción y pasividad vuelve a dejar claro su inutilidad.
Por lo tanto nada de echarse a las espaldas la responsabilidad de un mal resultado o asumir la culpa de los errores ajenos. Bastante se tiene con digerir los propios. Pese al maltrato y los silencios cómplices ha logrado estas dos semanas de actos hacer en todo el país visibles a los invisibles.
     No debe pagar deudas añejas,traigan estas la forma de tarjetas black, servidumbres de populismo “ rosaaguilarista” o paso por el gobierno andaluz. Quienes dirigían la organización eran “ otros” incapaces de comprender que el entreguismo a uno de los pilares del bipartito los abocaba a la muerte política.Si siguieran al frente  el Ibex estaría igual de calmado que con otras opciones y los dueños del cotarro regalarían migajas en forma de minutos televisivos.
   Por eso  Alberto debe estar tranquilo.  Pese a que te favorezca  la estética cinematográfica ( “ Solo ante el peligro” ) no estás sólo. Junto a ti caminan gatetes tiernos,abuelas combativas disfrazadas de cachondas mentales,mis primos de la “fragoneta” y una legión de diablos incombustibles que para algo los rojos olemos a azufre.
     La historia no es nueva. Ya la vivimos en 1982 cuando medio ahogados por el maremoto del PSOE de González quedamos cuatro y el del tambor. Y se hizo la travesía del desierto pese a los “coroneles” que se pasaron con armas y bagajes buscando la sombra del cargo. La intuición de Julio nos hizo reinventarnos y nos tocó aguantar -aparte de los insultos al “iluminado” -la cantinela de la “casa común”.Respondimos con humor que éramos refractarios a utilizar como sedes de partido los antros de bombillas rojas situados al borde de las carreteras.
     En esa época incluso sobrevivimos a los plastas recién llegados de la URSS de Gorbachov que predicaban la disolución de las agrupaciones para transformarnos en el ala izquierda en el PSOE. Aunque hoy algunos de Alzheimer galopante expidan certificados de pureza revolucionaria y patriotismo leninista.
    Es decir se siguió vivo pese a nosotros mismos, a las luchas cainitas,los errores de percepción y los  miopes análisis que todos hemos firmado alguna vez.Manteniendo de camino enarbolada la bandera de la resistencia aunque tantas veces dieran ganas de salir corriendo huyendo de los tuyos.
     Por respeto a esa trayectoria de la militancia de base y aunque vea las sombras sin necesidad de que nadie me las señale, el domingo pienso darme el gusto de votar a contracorriente.Esta vez no le temo al Valderas de turno que pueda estropear el momento.
      La entrada de IU en el gobierno andaluz me apartó de la actividad cotidiana.La estrategia en las municipales me hizo abandonar la organización. La valía de Alberto y su exiguo equipo, su capacidad de plantar dignamente cara me hace apoyarlo ahora. Aunque lluevan los insultos del purismo por mi incapacidad de ver a Podemos como enemigo. Lo siento pero pienso- porque conozco a muchos de sus activistas y electores- que también son los nuestros.
     Seguramente merezca un paseo siberiano por tibio y heterodoxo pero hace tiempo que dejé de pensar que un carnet en el bolsillo da un plus de izquierdismo. Desconfío del culto a las reliquias y prefiero seguir admirando a personas como Pasionaria, Simón , Marcelino o Julio de las que nunca dudarías al comprarles su coche usado.
     Hace unos días viendo el enésimo ninguneo de la Sexta a Garzón tras el debate-tongo entre Cánovas y Sagasta en TVE me vino a la cabeza un gesto de Gandhi.El que realizó para combatir el monopolio inglés en la producción y distribución de sal que empeoraba gravemente las condiciones de vida de las clases populares. Fue hasta el mar, tomó agua de un cuenco y la dejó evaporar.
Algo tan simbólico se convirtió en un catalizador de la protesta ciudadana porque puso rostro a la ignominia del Poder. Y se extendió venciendo el impulso de la Oligarquía británica de castigar la rebeldía
Hoy podemos cambiar la sal por los recortes en sanidad, educación o servicios sociales, los contratos basura, la ausencia de derechos, las leyes mordaza.El cuenco lo ha llenado el candidato de Unidad Popular con su infatigable denuncia de las injusticias del Sistema. A pesar de las trabas creo que ha sembrado.
     En estos días de desasosiego estoy  cada vez más convencido de que el día 21 debemos seguir construyendo Alternativa. Para que la miopía de la actuación del salto de mata dé paso a una acción política en la que será necesaria utilizar la luz larga.
     En la noche del 20 D espero celebrar los resultados históricos de quienes impugnan el neoturnismo del reinado del Felipe VI y alegrarme con los obtenidos por el candidato a presidente de Unidad Popular. Porque estoy convencido de que romperá los pronósticos agoreros y porque creo que pertenece a ese escogido grupo de luchadores “blandos con las espigas, duros con las espuelas” y por lo tanto íntegros en la adversidad y mesurados en el triunfo.
  Quiero subrayar antes del recuento que Alberto ha realizado una campaña soberbia y que ha sido un dignísimo candidato de la Izquierda transformadora. Acompañen o no los resultados. Y convencido de que ha merecido la pena votarlo le digo “Compañero¡Salud y República!Hasta la victoria siempre.”