sábado, 26 de noviembre de 2016

Campaña : Reclamación de la Carta Social Europea "Ayúdanos…ayúdate"

Víctor Ríos
Colectivo Prometeo
FCSM
  • El Comité Europeo de Derechos Sociales, constituido por 13 expertos independientes para vigilar el cumplimiento de los derechos enunciados en la Carta Social Europea  por parte de los Estados firmantes, ha dictaminado que España incumple diversos compromisos contraídos al firmar la Carta. Uno de ellos es el referido a la suficiencia del actual sistema de Rentas Mínimas.
  • Ante la gravedad de las situaciones de exclusión social en que se encuentran muchas personas por el carácter ínfimo de las Rentas Mínimas establecidas en nuestro país y por las trabas y obstáculos para acceder a ellas, la MAREA BASICA contra el Paro y la Precariedad ha lanzado una Campaña por el cumplimiento de la Carta Social Europea con un objetivo muy preciso: que nadie viva por debajo del umbral de la pobreza. Para ello es exigible que la recepción de las prestaciones vaya en consonancia con lo estipulado por la Carta Social Europea.
  • La Campaña promueve la reclamación de quien tenga cualquier prestación o subsidio inferior al umbral de la pobreza, en España fijado en 663, 51 euros por Eurostat. Las reclamaciones deben presentarse de manera individual por la vía jurídico-administrativa debido a que España no ha ratificado el protocolo de la Carta Social Europea que permite la reclamación colectiva. Para que la Campaña tenga éxito debe realizarse un gran esfuerzo de información para llegar al máximo de personas que tienen derecho a presentar esta reclamación así como para apoyarlos en el proceso de tramitación de la misma.
  • Para hacer frente a los gastos mínimos necesarios para costear esta iniciativa – difundir la información, facilitar la documentación a las personas reclamantes, apoyarles en la tramitación y asumir los costes jurídicos de este proceso -, la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad ha lanzado una campaña de financiación participativa por la vía del crowdfunding y bajo el lema de #ReclamaCartaSocial. A diez días del cierre de la ronda única, es necesario un esfuerzo final para alcanzar el objetivo mínimo planteado en el crowdfunding, que es de 5.000 euros. Y algo más para alcanzar el óptimo, fijado en 7.000 euros. Por tanto, urge la colaboración de todas aquellas personas sensibles a esta reivindicación y dispuestas a hacerla factible mediante una aportación que cada cual puede establecer de acuerdo con sus posibilidades.
  • Como dicen los organizadores de la Campaña #ReclamaCartaSocial al explicar los objetivos de esta forma de financiación participativa, “ s i consiguiéramos el óptimo podríamos facilitar la documentación completa a cada persona reclamante, tramitarla juntas y empoderar a una sociedad que se ve despojada de sus derechos a la mínima cuestión en que su situación personal cambia, llevar un seguimiento y acompañamiento por territorio y exigir la ratificación del tercer protocolo para la reclamación colectiva, que agilizaría muchísimo el proceso de tramitación. Se trata de hacer cumplir la legislación vigente en el camino hacia una garantía de la existencia material que debería ser individual e incondicional además de suficiente, si bien en esta última incumplimos de manera manifiesta los acuerdos y tratados que tenemos firmados además de suponer un enorme gasto por la burocratización del sistema de rentas mínimas actual y la criminalización de las personas más empobrecidas, que no son responsables de caer en la pobreza o la exclusión social y están siendo constantemente culpabilizadas de las situaciones desesperadas que cada vez más hogares viven cada día, no pudiendo hacer frente a los gastos básicos para la supervivencia y viéndose incapacitados para vivir una vida mínimamente digna.”
  • Dadas las dificultades encontradas por esta iniciativa para su difusión y la urgencia de darla a conocer cuanto antes, estas líneas de apoyo pretenden ser también un modesto estímulo que invite a su divulgación a cuantas personas puedan y consideren que vale la pena hacerlo. Yo creo que muchas veces no somos conscientes de la fuerza y de los resultados que podemos obtener sumando voluntades una a una, modestamente, pero también con la convicción de que tejiendo redes de solidaridad a partir de pequeñas acciones de compromiso individual como la aquí planteada, podemos contribuir al éxito de una iniciativa tan justa, necesaria y urgente frente a la exclusión social como esta exigencia de prestaciones sociales dignas en nuestro país, que como mínimo sean acordes con lo establecido por la Carta Social Europea. Quedan pocos días para el final del crowdfunding, pero entre todos estamos a tiempo de hacer posible esta iniciativa.