domingo, 25 de noviembre de 2018

Los sin Voz




Los sin Voz
Juan Rivera
Colectivo Prometeo 

    Cuando olvidamos que el Capitalismo salvaje es catedrático en Biología y estudio del comportamiento humano, la cruda realidad nos lo recuerda a la menor oportunidad. Aunque prefiere sociedades dóciles y domesticadas- tipo caniche - poco  ladradoras al estar contentas con migajas y caricias, para defender su sagrada propiedad utilizan perros de presa.  Los sueltan a poco que ven amenazados sus privilegios. 
   Ya lo hicieron en el XIX tras fomentar militarismo y espadones para afianzar el expolio de materias primas y bienes que permitieron la difusión del imperialismo y la hegemonía de la Oligarquía surgida de la Revolución Industrial. 
   Y en el XX cuando para frenar al poderoso Movimiento Obrero que cuestionaba su dominio, articularon Fascismo, Nazismo, Franquismo y demás “ismos”  totalitarios , aunque al darle la máxima potencia represiva al experimento estuviesen a punto de volar el chiringuito. El monstruo por ellos creado cuestionó también la autoridad de los doctores Frankestein que lo echaron a andar.
   En esta segunda década del XXI parece que toca otra vez laboratorio. Vuelve la tautología  “ O yo o el caos que yo genero”.  Previamente se moltura la sociedad occidental a base de crisis económicas planificadas para  pulverizar los restos del “ Estado de Bienestar” y transfiere la riqueza de la mayoría a unas pocas manos.Luego se inocula el virus del miedo en su forma “terrorismo islámico -invasión de inmigrantes”. Todo un clásico: "deja que siga gobernándote lo malo conocido ( Troika, UE sin corazón, recortes, salarios de miseria, corrupción...)  para que no lleguen los cachorros de Hitler.Te  harán lo mismo -aunque empiecen por los diferentes de piel, opción sexual , ideología – pero con mayor violencia física."
     Nos quieren en el rincón acobardados, agazapados y temblando.Sin rechistar a sus golpes pues como sociedad nos aplican las  técnicas de dominio que los maltratadores propinan a sus parejas.
Sabiendo lo que  asusta el ruido de sables, de  botas desfilando al paso de la oca,los cánticos guerreros de jaurías uniformadas,  enseñan una y otra vez el abismo al que  pueden empujarnos cuando deseen.
 Solo desde el miedo cerval  puede entenderse que habitemos un país donde un humorista tiene que ir al juzgado a declarar por una parodia mientras que en los días previos se han exhibido  banderas o realizado misas públicas ( lógica del nacionalcatolicismo que tanto gusta a la Iglesia Católica) impunemente en honor de uno de los grandes asesinos de la Historia Contemporánea.
      Y así  producirse el esperpento de que una formación como el PP, heredera directa del Franquismo,  por  no condenar a los responsables la cruel Dictadura que asoló a España se atreva  proponer la ilegalización del Partido Comunista. Un solo militante del PCE hizo más que toda la Derecha  para llegar al  actual sistema y  un Marcelino Camacho, Gerardo Iglesias, Julio Anguita o Felipe Alcaráz, cargan en su mochila vital más honestidad que toda la militancia pepera junta.
Y sin embargo los medios de difusión propagan estas vesanías. No en balde son “ la voz su amo” y al igual que la Derecha extrema ladrarán y morderán a  pobres y débiles pero nunca a la mano que les mece las ideas y les pone el platillo del que comen las sobras. El Sistema está tranquilo porque cuando le conviene suelta un poco la cadena y cuando no, aprieta el dogal.
     Con solo analizar la genealogía de los principales representantes del  actual Capitalismo hispano  constatamos que , salvo alguna incorporación nueva-  guinda de pastel para mantener el trampantojo de la igualdad de oportunidades- los apellidos son los mismos que copaban los ecos de sociedad en la larga noche del franquismo mientras utilizaban en sus empresas de postguerra mano de obra esclava. 
   Y si profundizamos la investigación,llegamos a los consejos de administración/ gobiernos/ espadones del XIX. En nuestro país el Poder no permite ni la humorada del “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”,  pues  mantiene sin enmendarla el “Por nuestros cojones , aquí no cambia nada”.A los adalides del “¡Viva el Rey o Viva el Vino!” les gusta rematar la trilogía con un “ ¡Viva la Endogamia!”.Para ellos nada mejor que la consanguinidad aunque te salga un Carlos II.
    Se acercan las elecciones del 2 de Diciembre. Un 4 del mismo mes en dos años distintos fuimos capaces como pueblo andaluz de abrirnos camino entre la niebla espesa y los violentos. Eso sí, pagando el alto precio del asesinato de Manuel José García Caparrós en 1977 o los heridos en la Córdoba de 1979 por los disparos de una ultraderecha envalentonada ante la pasividad de las fuerzas de seguridad de la época (El País.4 Diciembre 1979).
    Pese al estiércol que a paletadas la derecha de cabeza múltiple arroja, debemos mantener el orgullo de quienes nos consideramos herederos de la bonhomía del Blas Infante fusilado en la carretera de Carmona o de las palabras – recogidas por Salvador de Madariaga en el prólogo de su libro “España”, 1931 - «En mi hambre mando yo» que le espetó un jornalero a un cacique andaluz rechazándole el dinero que le daba para que votase por lo que el cacique quería. En nuestra Dignidad mandamos nosotros.
     Viendo el panorama para matar y las propuestas vacuas,insulsas que ponen sobre la mesa unos candidatos más preocupados de banderas y Cataluña que de Andalucía, valoro aún más la propuesta de Adelante Andalucía. Pese a sus evidentes fallos y falta de cintura ( por ejemplo no haber logrado incorporar a Equo en la suma).
     Las discrepancias en la fórmula elegida para las candidaturas, la torpeza por empezar  la casa por los nombres de candidatos antes que por el programa, el desperdiciar tanto tiempo en construir unidad desde la base para que desde allí subiese a las alturas y no al revés... no puede hacernos olvidar lo que nos jugamos en este envite. 
    Prefiero poner en la balanza el lujo que supone contar como candidata con Teresa y de segundo/primer espada con Antonio Maíllo,ejemplo de calidad humana y solvencia político- intelectual que flagelarme ante los errores cometidos y dejar barra y espacio libre a los intolerantes.
     Recurro a lo que siempre hemos defendido en el Colectivo: estamos en la misma orilla, en la misma trinchera. Adelante Andalucía son los míos, son los nuestros.
    Frente a los rebuznos de los que dan voz al Franquismo aunque para disimular venga travestido de lagarterana ,  nuestra obligación es poner en la agenda política los intereses de los sin voz, esos silenciados por las decisiones de una Europa que antepone el beneficio económico de la minoría al bienestar de la mayoría a sabiendas que así se empuja a amplias capas de la sociedad en brazos de los “salvapatrias”.
    Frente al discurso de la Patria reducida a una bandera en un balcón o una pulsera, la Patria que significa “ pueblo, personas conviviendo en igualdad”
    Frente a los pregonadores del miedo, el canto coral:” Agrupémonos todos y todas...”.
    Frente a la papeleta del miedo, el voto del sí  a la Esperanza

8 comentarios:

Paco Muñoz dijo...

Chapeau Juan, chapeau.

Pepa Marin Vico dijo...

Como si hubiésemos vuelto 40 años atrás.
Ahí siguen, tal como entonces.

Jesu Dela dijo...

No lo tenéis fácil, dado el gran calado que tiene el discurso pseudopatriótico no solo en Andalucía, si no en toda España.
Cuantos votos de trabajadores asalariados se perderán hacias otras fuerzas políticas engañados por el miedo, la mentira y el servilismo.
Ánimo.
https://enfoquesespeciales.blogspot.com/

Lucas León Simón dijo...

¡Enhorabuena, Juan!

Joaquin Luque Tenllado dijo...

Como siempre, felicitar al profesor Rivera por sus excelentes artículos cargados de ironía umbraliana.

Sólo una discrepancia: sobre "la invasión de inmigrantes".

Ese enunciado, en mi opinión, es veraz; y lo es gobierne quien gobierne. Existe un laissez faire sobre los flujos migratorios, de todos los ejecutivos, que están creando problemas serios de integración y asunción de esta derrama migratoria.

En una economía capitalista, aunque esté matizada por el estado keynesiano light moderno, es imposible asumir tal avalancha migratoria. Y es imposible asumirla sin la detracción recursiva para otras capas nativas. Lo cual crea indefensión para los nativos; y ensancha aún mas el éjercito de reserva capitalista. Lo cual crea sufrimiento social en las capas obreras que ven como se ha de repartir la sintaxis subvencional con quienes nada aportan y que, además, son penalizados con pésimas condiciones laborales con dicho nicho migrante dispuesto a laborar por subsalarios.

Considero un error infantil e irracional que la izquierda alternativa no se posicione más críticamente sobre el problemas migratorio. Esta "alegría" proinmigratoria da alas a la derecha conservadora radicalizada. Es un tema a pensar con serenidad.

Rafael Juan dijo...

Como siempre, estupendo artículo Juan. Es el momento de dejar de dar el poder a los que nos roban, aquí y allá, y no caer en marcas blancas generadas para mantener el status de los de siempre. Enhorabuena Juan!

María Isabel Luque Muñoz dijo...

Reconozco el miedo del que hablas. Lo noto en mí cuando pienso que todos acabaremos en cárceles. Y eso que yo no soy nada ni significo nada en la política. Solo soy una votante de la izquierda de toda la vida. Pero es una sensación desagradable ese miedo que intentan establecer como una niebla densa que deje ciegos a todo el mundo.
Evidentemente no me dejo convencer pero habrá mucha gente que caiga en la trampa.
Y tengo miedo de que a mis amigos, un día, le cierren la boca para siempre.

Pepe dijo...

Lástima que tu excelente artículo (como siempre cargado de razón) no llegue a los medios de comunicación, para la reflexión y que cada cual, independientemente de ideologías, en conciencia sacara sus propias conclusiones.
El silencio, el desconocimiento y la censura siguen siendo una lacra para esta sociedad hipócrita.
¡Enhorabuena!