martes, 21 de junio de 2016

Esperanzas, observaciones y reflexiones


Felicien Illien
Colectivo Prometeo/ FCSM Francia

   Acabo de pasar con mi mujer  una semana en España, más precisamente en Córdoba, dejando atrás nuestras tierras húmedas de Bretaña, que hemos encontrado de nuevo ahora, tras una paréntesis de calor humano, climático y preelectoral.
   Nos separan 22 horas de autobús ; una manera de viajar que nos gusta, y que, con las huelgas, en Francia, de trenes, de aviones, y la escasez de gasolina, era además la mejor manera de hacer grandes desplazamientos.
    Después de varios meses sin venir, ya estábamos con ganas de ver a los amigos y vivir "in situ" lo que se vive por España y Córdoba en este período preelectoral alentador.
   Ha sido una semana llena de encuentros, amistades, alegría e intercambios de impresiones, ideas y esperanzas.
    En España no se habla de las huelgas ni de las manifestaciones en Francia ; a lo mejor se mencionarán si los jugadores de la Roja no pueden desplazarse. En cambio, Venezuela parece haber vuelto a ser una lejana tierra castellana de ultramar que preocupa mucho a algunos cronistas y políticos.
    Sin embargo, a pesar del intento de mucha prensa de introducir miedo en la mente de los indecisos, los debates, a dos, a cuatro, y los sondeos no dejan de crear esperanzas.
    Esperanzas reales aunque con muchas incertidumbres en cuanto a los pactos necesarios para unos y otros.

Voluntad y entusiasmo evidentes en los distintos lugares donde hemos podido charlar, la plaza San Agustín con las intervenciones de lxs candidatxs, el Alcázar cubano de nuevo por una noche, las copitas en un bar tan estratégico que algunos lo llaman « la sede », la plaza Fuensanta ( de la iglesia ésta también como otros muchos lugares públicos, pero eso es otro tema) cuando se inició la campaña de carteles...
Eso sí que me sorprendió, me molestó, me entristeció, esta paradoja : « Unidas podemos », ¡ y tres carteles diferentes !
¿ Por qué no hacer concreta esta unión presentando un solo cartel ?
¿ Qué es del fondo de la unión si no aparece en la forma ?
¿ Qué esperar entonces de un pacto deseado con el PSOE ?
    Hace algunos años, en Francia, cuando una lucha social fuerte contra un precedente contrato de trabajo, unos alumnos me decían que nuestra generación lo había vivido todo (la posguerra, mayo del 68, Woodstock, la contracepción...) y que les reprochábamos el que no se motivaran por nada. Entonces iban hasta pensar que sería mejor que pasara la extrema derecha para tener por fin algo contra qué movilizarse. En Francia estamos en (buen) camino para eso.
   En España,no; el 15M ha abierto nuevas perspectivas, pero quizás no es bueno unir esperanza y precipitación.
    Si el pacto deseado fracasa, dentro de cuatro años volverá la derecha, y con más fuerza.
   Y si finalmente no se llega a un acuerdo y otras formaciones pactan para formar un gobierno, no habrá que considerarlo como una derrota, sino un plazo para el futuro, dándole la oportunidad a todas las asociaciones como Frente Cívico, grupo Prometeo, y « Unidas podemos » de que persigan su camino y su labor en la sociedad civil para conseguir dentro de cuatro años una mayoría más clara y más evidente todavía, con más gente, que se sumará a toda la gente ya competente y experimentada de ahora, al aparecer como la única solución entonces para un verdadero cambio.
Estas elecciones del 26-J no son sino el principio de una esperanza, también para muchos amigos observadores desde Francia.